¿Cómo afrontar un “NO” como respuesta?

rechazo

Seguramente cuándo eras estudiante todo era “color de rosa”, no era tan difícil obtener buenas calificaciones o aprobar un proyecto, si reprobabas, bastaba con ponerte las pilas para el próximo examen o si te llevabas bien con el profesor o profesora, podía ayudarte y así terminabas bien el semestre. Sin embargo, cuando concluyes la escuela, todo cambia y aquella burbuja de cristal donde te encontrabas se rompe y te enfrentas con la realidad, donde la competencia es más fuerte y tus aptitudes y actitudes serán puestas a prueba y seguramente recibirás un “no” como respuesta más de una vez.

Es de suma importancia que aprendas a enfrentar ese miedo al rechazo y que poco a poco demuestres quien eres y de que estás hecho, teniendo en cuenta que en el ambiente laboral las cosas ya no son tan sencillas como antes. Se tiene que estar preparado para escuchar un “no” a aquellas ideas, o rechazo a una vacante para la cual te aplicaste, no por ello debes sentirte menos o que no eres lo suficientemente bueno o buena.

Algunos estudios de la Universidad de British Columbia indican que el rechazo, además de dañar la autoestima, perjudica la salud, afectando el sistema inmunológico. Por ello, en las siguientes líneas te daré algunos tips para aprender a superar un “no”.

1. Cree en ti:
Es importante que tu autoestima esté siempre en alto ante cualquier situación o persona. Ponte a ti en primer lugar (sin caer en el egocentrismo). Esto te permitirá quererte, valorarte y respetarte lo cual, se verá reflejado en la seguridad que proyectes.

2. Apapáchate:
Reconócete a ti mismo el esfuerzo que haces en los proyectos en los que te involucras. Toma en cuenta los comentarios o críticas ya sean negativas o positivas. Quizá para sacar la frustración al rechazo, puedes hacer ejercicio o realizar tu deporte favorito, esto te ayudará a canalizar las energías negativas. No te enfrasques en el problema, mejor, aprende de él.

3. No pierdas el rumbo:
Tus metas y objetivos deben de estar claros, para que así los alcances sin problema alguno. Pero ojo, el ser realista en cuanto a tus capacidades de cumplir las metas u objetivos es muy importante; ya que si no lo logras, puedes sentirte frustrado o frustrada o quizá, pases sobre los demás para llegar a ellos, faltándote al respeto a ti y a los demás. Escuchar un “no” como respuesta, no es indicador de que algo es imposible, analiza el porqué te lo dijeron y trabaja en ello para mejorarlo.

4. Aprende:
Nadie está exento de sufrir un rechazo, lo importante es aceptar que ha sucedido, tomar una actitud positiva y, sobre todo, tratar de entender por qué fue para aprender de él. No sirve de nada que intentes negarlo o simular que nunca sucedió, lo único que lograrías con ello es engañarte.

5. Empatía:
Si bien es difícil ser rechazado, imagínate lo que se siente ser el que rechaza. En ocasiones los que lo hacen también sufren estrés, presión y tienen sentimientos encontrados ante esta situación. Te recomendamos que no lo tomes personal; es mejor aceptar el rechazo y perdonar a quien lo provocó, esto te permitirá seguir adelante sin una carga emocional.

Recuerda, nadie mejor que tú sabe de lo que eres capaz, lo que estás dispuesto a sacrificar para obtener lo que deseas y hasta dónde quieres llegar, es decir, tu visión de vida. Cuando escuches nuevamente un “no”, tómalo como una oportunidad para mejorar. Sé receptivo y convierte esos “no” en “sí” para crecer y evolucionar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s