Hijo parental: Padres que tienen hijos para ser padres.

Desgraciadamente en nuestra sociedad existen infinidad de familias que viven ésta situación, que además de ir “en contra” de los paradigmas establecidos, quizá puede causar daños psicológicos dentro de ella y de los que la integran. Normalmente, en una familia funcional, los hijos pueden encontrar el apoyo necesario en sus padres mientras logran independizarse y valerse por sí mismos; en este caso, es lo contrario, ya que los hijos se convierten en el cimiento familiar, propiciando una alteración de roles.

¿Cómo surge este cambio de roles?

Se da por diversas razones; ya sea por divorcio, enfermedad o muerte de alguno de los padres y es aquí, donde el hijo cubre la ausencia. Su hijo es envuelto por una fantasía, la cual consiste en pensar que sus padres son buenos padres; mientras que éstos se olvidan de lo que por obligación tienen que darle: educación, cuidados, esfuerzo, bienes materiales, etc.

Culpa y codependencia

Al ser un hijo parental, éste se entrega de lleno a lo que sus padres necesitan, motivado por un sentimiento de culpa inagotable, reforzado constantemente por los chantajes emocionales paternos y reproches de todo lo que ellos han “hecho” por él. Los padres son incapaces de llevar a cabo su rol adecuadamente y literal dependen de su hijo para tomar decisiones, realizar actividades, e incluso, sostenerse económicamente. El hijo es incapaz de ver por sí mismo y realizar las obligaciones que realmente le corresponden ya que se encuentra totalmente atado a su familia, que le delega responsabilidades que no son adecuadas a su edad.

HIJOS, LÉANLE AQUÍ: Si te identificas con el texto y estás viviendo como padre o madre de tus papás, estás a tiempo de reubicarte en el papel que te corresponde y regresar las funciones que algún día te fueron delegadas equivocadamente.

PAPÁS, LÉANLE AQUÍ: Si alcanzan a identificar que están delegando responsabilidades a los hijos, las cuales no son acordes a su edad y capacidades, es importante replantear los roles que existen en la familia y el cómo se han ido deformando. Puede ser momento de reubicarse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s