Relaciones casuales: Lo bueno, lo malo y lo feo.

relacionescasuales

Hoy en día las relaciones casuales son muy comunes, muchas veces optamos por una relación libre por miedo a no tener ninguna o simplemente porque es lo que preferimos en ese momento. La realidad, es que una relación casual propicia estrés y ansiedad a las personas involucradas. El aceptar una relación de este tipo, quizá es por pánico a hablar claro con la otra persona y que esta se aleje, ya que no existe la confianza necesaria para formular la pregunta: ¿Qué somos? o exponer lo que cada uno quiere dentro de “la relación.” En Gama te decimos lo bueno, lo malo y lo feo de encontrarte involucrado en una relación libre.

  • El fin de semana:

– Lo bueno: Puedes enviarle un Whats para planear algo que hacer sin que te veas muy necesitado.

– Lo malo: Lo más seguro es que tu mensaje sea enviado a las 10:00 p.m. Lo que significa que tal vez no esté disponible.

– Lo feo: Como la situación es confusa, probablemente el mensaje también lo será.

  • Durante la semana:

– Lo bueno: Tienes todo el tiempo del mundo para realizar tus pendientes.

– Lo malo: Sabes que dejarás de hacer cualquier cosa si te invitase a cenar.

– Lo feo: En realidad, dejarías de hacer TODO si te invitase a cenar o a lo que sea.

  • Cuando le mandas mensajes:

– Lo bueno: Sabes que no tienes nada que perder si le escribes.

– Lo malo: Te pone poca atención, tú le pones mucha.

– Lo feo: Si no responde, TÚ inventas cualquier excusa por él o ella.

  • Cuando hablas de tu relación con tu familia:

– Lo bueno: Saben que sales con alguien.

– Lo malo: Una vez que lo dices, te das cuenta de lo triste que es tu situación.

– Lo feo: Tu familia piensa que al paso que vas, no tendrán nietos.

  • Salir con otras personas:

– Lo bueno: Puedes hacer lo que quieras, porque NO son nada.

– Lo malo: Si descubres que sale con alguien más, puede que te de un ataque de celos.

– Lo feo: Cuando llegas a encontrarlo con alguien y no puedes decir nada, porque NO son nada…

  • Mensajes + alcohol:

– Lo bueno: Pueden decir lo que quieran sin temor a ser juzgados. Y sus encuentros pueden ser ma.ra.vi.llosos.

– Lo malo: A veces ambos están tan ebrios, que ni siquiera pueden coordinar un encuentro.

– Lo feo: Cruda moral. No hay más explicación.

  • Compromiso:

– Lo bueno: No hay porque afrontar tal cosa.

– Lo malo: Algunas veces puedes llegar a querer un poquitito de compromiso.

– Lo feo: Panic atack cuando te preguntan:  ¿Qué estás haciendo con tu vida?

  • Cuando se presentan uno al otro:

– Lo bueno: Se nota que a la persona le importas porque accede a conocer a tus amigos.

– Lo malo: Si no sabes que “título” ponerle, y la otra persona lo hace por ti, puede resultar contra producente.

– Lo feo: No sabes cómo presentarlo y temes que como lo hagas ocasione que se aleje de ti.

  • Cuando pasas la noche con él/ella y lo que pasa la mañana siguiente:

– Lo bueno: Mucho, mucho sexo. Y al día siguiente no tienes porque pasar el día con él o ella.

– Lo malo: Cuando uno de los dos quiere quedarse y el otro no. El momento incómodo en el que tienes que buscar la forma de decirle: “llégale a tu casa.”

– Lo feo: ¿Hay alguna forma sutil de correrlo(a)?

  • Cuando hay sentimientos:

– Lo bueno: ¿Qué tiene de bueno? Sólo es bueno si los sentimientos son mutuos.

– Lo malo: Los sentimientos no son mutuos.

– Lo feo: Si llegase a surgir la pregunta ¿Qué somos? Olvídalo, todo está acabado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s