Mejora la calidad del sueño

mejoralacalidaddelsueño

Si tú eres una más de las víctimas de nuestra gran metrópoli, seguramente pierdes gran parte de tu tiempo en desplazarte a tu trabajo entre manifestaciones, plantones y demás, comes regularmente con los de la oficina en los taquitos fritos de “Doña Teo”, no cumples con la recomendaciones mundiales en ejercitarte por lo menos 5 veces a la semana durante 30 minutos y por lo menos una o dos veces por semana te las arreglas para salir por unos tragos con los amigos, aprovechando la increíble vida nocturna que ofrece la ciudad.

Pero aquí viene lo malo: estudios recientes han demostrado los efectos dañinos que experimentan las personas con jornadas prolongadas de trabajo, que, en consecuencia, duermen poco.

¿Te gusta la copita? No es tu culpa

Según estudios  de la Universidad de Helsinki (Hamer et al. 2015), aquellas personas que trabajan mas de 55 horas semanales tienen un riesgo aumentado de lo que llaman  “uso peligroso de alcohol” (definido como más de 14 copas a la semana en mujeres y 21 en hombres), desencadenando en enfermedades hepáticas, alteraciones cardiovasculares, accidentes de tránsito, violencia  y reducción en la productividad laboral. Por este y otros motivos, se han fijado 40 horas semanales como límite en los países europeos.

Una razón de peso

La obesidad, según investigadores de la Universidad de Australia (Di Milia, Vandelanotte y Duncan, 2013), suele ser más común en las personas que duermen menos de 6 horas. Esto se explica en parte por la falta de tiempo para preparar alimentos saludables, pero también se ha demostrado que una disminución en las horas de sueño puede modificar el balance de sustancias como la leptina y grehlina, incrementando el apetito.

La recomendación actual es dormir entre 7 y 9 horas. Se ha comprobado la relación entre la duración corta del sueño y cifras de tensión arterial elevadas. Curiosamente el dormir más de 9 horas también se relaciona con la presencia de hipertensión en el género masculino (Guo et al. 2013), así que tampoco es bueno pecar de dormilones.

¿Te sientes deprimido?

Aquellos trabajadores que pasan más de 11 horas al día en la oficina tienen más del doble de riesgo de padecer un trastorno depresivo mayor en comparación con los que acostumbran trabajar 7-8 horas diarias. Las más afectadas suelen ser las mujeres jóvenes (Virtanen et al. 2012).

Consejos para vivir mejor y estar más saludable

1. Trata de dormir todos los días a la misma hora y la misma cantidad (7-8 horas). Esto creará una rutina en tu vida.

2. Evita la cafeína, el alcohol y la nicotina de 4 a 6 horas antes de dormir. Estas sustancias podrían provocarte excitación.

3. Evita trabajar o ver televisión en la cama. Utilízala sólo para dormir.

4. Cuidado con las siestas. Dormir en el día sólo es recomendable antes de las 3 pm, siempre y cuando su duración no supere una hora.

5. Haz ejercicio de preferencia en la mañana o por lo menos 4 horas antes de irte a dormir.

6. Cena ligero. Nunca vayas a la cama con el estomago vacío, pero tampoco cenes como si no hubiera mañana. Una cena ligera es lo ideal.

7. Consigue un lugar callado, oscuro y sin distractores que te permita dormir. Si es necesario, puedes usar antifaz y tapones de oídos.

8. Evita mirar el reloj cuando no puedas conciliar el sueño. Esto genera ansiedad y desesperación, perpetuando la incapacidad para dormir.

9. Puedes tomar un baño antes de acostarte (una o 2 horas antes). Esto hará que tengas una sensación de bienestar.

visto en: http://www.estoespurpura.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s