Balthasar Klossowski de la Rola: El maestro del morbo, de las Lolitas.

Algo nos inquieta, el morbo es latente, el deseo se apodera de cada imagen que pasa por nuestra mirada, de cada presencia y postura dentro de la obra de este figurativo pintor. Balthasar Klossowski de Rola (1908-2001) fue uno de los pintores más enigmáticos en el siglo XX. Es conocido como el maestro del morbo, de las Lolitas. Comenzó a pintar desnudos de mujeres en posiciones eróticas en el año de 1930, desnudos de niñas que ni siquiera han alcanzado la madurez, lo cual rompió esquemas, creó polémica y tensión sexual. Imágenes que son cómplices de un deseo prohibido, disfrazado de surrealismo.

Poco a poco fue ganando popularidad, y hasta fue comparado con Pablo Picasso y admirado por André Breton. Si este pintor tenía alguna inclinación por las menores, la pintura se volvió su coartada para hacer de este acto perverso algo bello y relativamente aceptable -por ser arte-.

arte1 arte2 arte3 arte4 arte5 arte6 arte7

Alguna vez el pintor, excusando su práctica perversa, se justificó diciendo que para él “las niñas son las únicas criaturas que todavía pueden pasar por pequeños seres puros y sin edad. Las lolitas nunca me interesaron más allá de esta idea”. Por mucho que afirmase idolatrar la pureza, lo propio de la infancia, el silencio de su obra y el tenebrismo alude al lado oscuro, a la corrupción y al deseo.
En muchas de sus obras, acompañando a sus jóvenes en posturas retorcidas y sugerentes, inundadas de una luz que parece anunciar lo peor, aparece un gato. Este ser participa de la escena, es espectador. El animal simboliza la dualidad y la ambivalencia, así como se retrata una inocencia (falsa), se apodera de las escenas la maldad. El gato es el elemento de la obra que delata al pintor presagiando que lo que se ve no es tan inocente como quiere hacernos creer el artista.
La última musa de Balthus tenía tan sólo ocho años cuando empezó a posar para él. Cada miércoles, durante ocho años (hasta que cumplió dieciséis) Anna Wahli posó para el artista que ya era un anciano, y que a causa de problemas de vista por la edad, cambió el lienzo por la cámara de fotos polaroid, para capturar sus últimas ojeadas a la inocencia.
Anuncios

2 comentarios en “Balthasar Klossowski de la Rola: El maestro del morbo, de las Lolitas.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s