Lenguaje corporal: Dice más que mil palabras

LenguajeCorporal

El cuerpo dice más de lo que te imaginas.

Sabías que…

• Todo lenguaje es verbal.
• Toda impresión tiene significado cuando es identificada con palabras.
• Las impresiones que no pueden ser verbalizadas, son sensaciones, y
• Las sensaciones que no pueden ser verbalizadas, son impulsos instintivos.
• El lenguaje no verbal no existe. Más preciso para referirse a aquello que no se dice con palabras, pero que sí se dice, es tal vez Lenguaje no Oral, paralenguaje, extralingüístico, o mejor, Lenguaje Corporal.

Personalidades

• El carácter y cómo se proyecta en personalidad tiene mucho que ver con ese éxito. Malcolm Gladwell en su libro Fueras de Serie trata de explicarlo como una conjunción de factores que involucran pasión, talento y esfuerzo, pero también oportunidades insólitas a las que fue posible dar respuesta gracias a las horas de trabajo

Innato y aprendido

• Stuart Walton en su libro Humanidad cita la última obra escrita por Charles Darwin La expresión de las emociones en los animales y en el hombre (1872), Darwin sostuvo que la manifestación de la mayoría de nuestras emociones es innata, y destacó de muchas otras, seis evidencias que nos son comunes a todos los humanos: felicidad, tristeza, ira, miedo, asco y sorpresa.
• Se debe aprender a controlar la manifestación de las emociones: que sólo se te note aquello que quieres que se te note.

Consciente e Inconsciente.

• El cuerpo reacciona a todo estímulo nervioso con un movimiento. Todos estos movimientos significan algo, son expresión. No todos los movimientos de reacción a los estímulos nerviosos se ejecutan conscientemente. Por ello, el lenguaje corporal es al mismo tiempo expresión de lo inconsciente y de lo consciente
Hay informaciones inconscientes que ofrecemos y cuesta trabajo evitar, pero ya enunciamos el camino: control de la manifestación de sus emociones, que sólo se le note aquello que usted quiere que se le note.
• Busca cuáles son las reacciones inconscientes que usas con mayor frecuencia y cuáles de ellas no favorecen la imagen que quieres proyectar.
• Hazlas conscientes y busca no repetirlas.

Los ojos y la mirada.

• Una sola y única sugerencia: vea a la gente, mírela.
• Los neurolingüistas, después de muchas investigaciones respecto de dónde y por qué ponemos los ojos, han llegado a algunas conclusiones interesantes que no necesariamente aplican para todas las personas:
Mover los ojos hacia arriba a la izquierda: busca imágenes que se conocen.
• Mover los ojos hacia arriba a la derecha: busca imágenes que no se conocen.
• Mover los ojos hacia el lado izquierdo a la altura del oído: busca un sonido que se conocen
• Mover los ojos hacia el lado derecho a la altura del oído: busca sonidos que no se conocen.
Bajar la vista a la izquierda: necesita resolver un problema.
• Bajar la vista a la derecha: necesita acudir a sus sentimientos.

Las conversaciones informales, las citas de negocios, las entrevistas, la cátedra, el discurso se ven afectados cuando quien habla:

• Eleva los ojos al cielo como diciendo estoy fastidiada
• Mira al techo para tal vez identificar alguna mancha
• Se ve las uñas, hurgando tal vez el origen de un padrastro
• Busca en el horizonte por encima de las cabezas de otros, tal vez la salida del sol
• Voltea y voltea hacia un determinado lugar como si tal vez alguien estuviera por aparecer…
• Mira a una persona excluyendo a los otros, tal vez como si se tratara de la única que pudiera entenderle
• Fija la mirada en otra mirada por más de medio minuto, tal vez como intentando encontrarle pupilentes o lentes intraoculares.
• Lee un texto como si se tratara de una runa de la que no puede apartar la mirada porque tal vez se le escape un símbolo
• Parpadea más de 7 veces por minuto, como si tal vez estuviera espantándose las moscas
• Está atento a la pantalla como si estuviera tal vez embobado con su magnífica presentación de powerpoint

Movimientos muletilla.

• Estos tics son provocados por la costumbre, por la tensión del momento, por la simple comodidad o pot alguna enfermedad nerviosa.

Posición: ¿dónde está?; Postura: ¿cómo está?

La posición ideal para hablar a los demás es de pié, erguido y relajado porque fluye mejor el aire, entonces la voz puede tener más fuerza; brazos y manos tienen mayor libertad, y el peso del cuerpo se equilibra.
• Aunque buena parte de los informativos por radio y televisión son protagonizados por personas que permanecen sentadas y aunque juntas, foros, coloquios, páneles, reuniones al más alto nivel se lleven a cabo con los interlocutores sentados, la posición ideal para hablar a un público es de pie.
• La mejor posición es aquella que les permite a todos oírle y verle sin que sientan intromisión en su espacio vital íntimo.

La ergonomía de la palabra.

• Para la postura hay una lógica anatómica muy sencilla. Las siguientes sugerencias han de ayudarle a que lo que dice esté apoyado por la postura adecuada:
• Camina con decisión, pero fíjate por dónde.
• No te acuestes en las sillas ni te recueste en las mesas.
• No te empotres en el pódium.

La Cabeza.

• Se tiene la idea que uno se ve esbelto si estira la cabeza hacia arriba, y también la idea que se acentúa la papada si uno tiene la cabeza postrada en el cuello. Puede ser, lo que sí es cierto es que hay muchas personas que no dan importancia al control del movimiento de su cabeza y la hacen acompañar todas sus palabras.
• Mueva la cabeza lo estrictamente necesario.
• Cuando deba voltear porque le llaman o porque se dirige a una persona o a un sector del público, hágalo sin brusquedad.
• Cuando niegue, muévala de forma horizontal; cuando afirme, muévala de forma vertical, en ambos casos con lentitud. No se equivoque de señal.
• No la levante demasiado, pero tampoco la agache.
• Si quiere mostrarse impaciente, échela hacia un lado.
• Cuando lea manténgala quieta, las personas que mueven la cabeza mientras leen no están viendo bien o no saben leer correctamente.
• No la peine, no la rasque, a menos que quiera enviar el mensaje está difícil lo que me pides.
• Sólo use sombrero o gorra cuando la ocasión lo amerite, nunca en lugares techados.
• Sí, entiendo, hay quienes hacen todo lo contrario y tienen éxito, pero mejor no se arriesgue porque sobre todo los micrófonos son muy sensibles a los movimientos de la cabeza.

Brazos, Manos y Dedos.

• Nos tocó todavía la época en que mandatarios latinoamericanos, declamadores, líderes sindicales, cantantes…, acompañaban su saludo y su voz con entusiastas movimientos de brazos, ya no es así.

Brazos y manos.

• Cuida no encorvar los hombros.
• Comienza siempre a hablar con las manos a la altura del estómago, y a partir de
• ahí, acompañe lo que va diciendo con leves movimientos.

Evita:

• Contraer los hombros.
• Meterse las manos a los bolsillos.
• Llevarse las manos a todos los gadgets que trae puestos: anteojos, aretes, pulseras, gemelos, reloj, etc. etc.
• Ajustarse el vestido strapless, la corbarta, el cinturón, la falda, la cremallera, la ropa en general.
• Acariciarse, rascarse, limpiarse el sudor, sacarse los mocos, quitarse la cerilla.
• Mantener un brazo cerca del otro por tiempo prolongado.
• Echar los brazos hacia delante o manotear
• Levantar las manos por encima de su cabeza.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s