Hombres: ¿Mamitis?

Sabemos que el ícono materno es sumamente importante en el núcleo familiar y más en la cultura mexicana, es la cabeza. Nadie en absoluto sería capaz de criticar a un hombre por escuchar las opiniones y los sabios consejos de su madre, ella se convierte prácticamente en su psicóloga. Pero, llegar al grado de no poder tomar una decisión por su propia cuenta sin consultar la opinión de su madre, eso, eso ya es mamitis.

La dependencia emocional hacia la madre provoca que a la edad de 30 o 40 años sigan viviendo con ella o que a pesar de no vivir en el mismo techo, siguen siendo controlados y regidos por ella, los protege como si aún fueran unos niños. El hombre tiene la necesidad de procurar a su madre, tomando un papel que no le compete.

La mamitis llega a afectar en la vida de quien la sufre, dañando principalmente su relación de pareja. El dependiente se la pasa llamándola a todas horas, todos los días, pasa el mayor parte del tiempo posible con ella, las vacaciones son parte de, sin importar lo que diga la pareja. La incluye en todas y cada una de sus actividades, la compara con otras mujeres y la pone de ejemplo de lo que debería ser una esposa.

¿Qué? Aunque no lo creas hay muchísimos hombres dependientes de su madre, lo cual se me hace de lo más ridículo. Normalmente se da el caso en hombres que carecen de estrategias para  comunicarse, es intolerante en la dinámica conyugal, es totalmente incapaz de tomar decisiones sin ser consultadas con su madre y está invadido de sentimientos de temor. Como resultado tenemos que sus relaciones amorosas van directo al truene en cualquier momento.

Como mujer a nadie le gusta estar de la mano de un hombre que aún se siente un niño y que además busca reemplazar la figura materna con una pareja. Obviamente hay grados de mamitis, aquellos que vistos desde fuera provocan un poco de risa y los catastróficos que se vuelven un sufrimiento constante para quien los vive.

Si estás pasando por una situación similar, es importante que lo enfrentes, porque déjame decirte que si crees que algún día las cosas van a cambiar… Bueno, ya sabes. Si tu chico tiene que elegir, pues que elija. No necesitas estar con una persona así…

¿No te quieres separar de tu pareja (ni de su madre)?

Ok sí, lo amas demasiado y no visualizas tu vida sin él -ni su madre, literal-. Bueno, pues aquí te dejo algunos consejos para que puedas lidiar con la mamitis aguda de tu pareja.

Distancia; si es posible, la máxima posible entre tú y ella.

-Poner límites; por ejemplo con las visitas o con el número de llamadas o los horarios de las mismas.

-Si la cosa se “desmadra”, tendrás que tomar una decisión; dejarlo o pedir ayuda profesional para solucionarlo.

No dejes de lado esta conducta. Debes respetar el vínculo materno sí, pero a quien padece una mamitis aguda debes persuadirlo de que la madre no puede ser la protagonista de su vida.

Imagen: vivirsanos.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s