Las redes sociales y la trata de personas

La trata de personas es un problema que ha existido siempre, sin embargo, cada vez se hace más grave gracias a las herramientas tecnológicas que se encuentran al alcance de todos. En mi familia hay un par de adolescentes que obviamente están metidísimos en las redes sociales y las selfies son lo de hoy para ellos. El otro día, estaba escuchando en la radio sobre este tema que se propicia principalmente en niñas en etapa adolescente. Es alarmante la cantidad de niñas que son víctimas y la cantidad de pederastas que abundan por la red.

Las redes sociales son herramientas que ayudan a explotar el potencial y la capacidad del ser humano para bien; sin embargo, cuando los jóvenes adolescentes se inmiscuyen en la web puede que los padres no sepan cómo instruirlos para que les den un buen uso y sean capaces de diferenciar el riesgo que corren y el daño que esto trae consigo. Para un adolescente la popularidad es lo máximo y entre más personas formen parte de su lista de amigos más orgulloso y satisfecho se siente, no importa que sean desconocidos. El 75% de los adolescentes aceptan solicitudes de extraños por elevar su nivel de popularidad.

Para un pederasta es muy sencillo acercarse a la víctima por medio de trampas que se relacionan con los gustos, intereses y promesas falsas de una vida maravillosa, siendo carnadas para engancharlas y que a su vez, éstas se vuelven un gancho para atraer a más personas.

Los padres piensan que sus hijas son capaces de discernir entre lo que está bien o mal, de lo que se debe o no compartir en estos medios de comunicación, pero desgraciadamente no es así y cada vez son más las personas que abusan del alcance que tienen las redes sociales, para hacer daño. De acuerdo a cifras arrojadas por el FBI, en 2012 se registró la cantidad de 500 mil pederastas en redes sociales.

No existe una higiene digital por parte de la víctima, por tanto, no es capaz de distinguir las propuestas falsas de éste tipo de personas. A esta forma de  cortejar se le denomina “grooming”. El encuentro es principalmente en el hábitat de los adolescentes, en este caso en las redes sociales y la forma de acercarse a ellos es mucho muy sencilla: enviando una solicitud de amistad.

La víctima poco a poco va creando lazos con el pederasta que también se puede hacer pasar por adolescente. Se confían secretos y platican a cerca de sus inconformidades -que en esta etapa son muchas-. Después de un tiempo el agresor comienza a enviarle imágenes de desnudos, pretextando que esto es súper normal, abarcará temas de literatura griega y hasta de la biblia para crear en la mente del adolescente que eso es común y que, si en su casa no lo hacen es que no lo quieren. La última barrera que rompe el  pederasta es la de convencer a la víctima para verse en persona.

Los agresores son sumamente inteligentes, tanto, que hacen que el adolescente acepte por sí mismo, haciendo que la acción no parezca un delito, ya que no se le obligó a nada. Esto provoca que las autoridades en vez de ayudar, culpen primero a los padres de la desaparición, ya sea porque “no se le trataba bien” o porque no había “comprensión” de su parte. Esto ocasiona que la famosa “Alerta Amber” (creada en Estados Unidos) no se pueda emitir enseguida. O en su defecto, los afectados y las mismas autoridades no saben lo que es ni para qué sirve.

Lamentablemente no existe como tal un sistema de seguridad digital que se pueda aprender o enseñar, los usuarios lo aprenden estando dentro de ella; no obstante, es importantísimo que los padres y la sociedad en general oriente a los nuevos usuarios de la web para crear una madurez digital y evitar que se sigan propiciando este tipo de eventos, proporcionándoles las herramientas necesarias para identificar el daño y el riesgo.

Aquí les dejo el link de una página que se encarga de fomentar el “civismo digital” para una forma correcta de convivencia en la red. www.asimexico.org (Alianza por la seguridad de internet).

Imagen: videlca.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s