Cosas que hacemos las mujeres que hacen enojar a los hombres

Todas y cada una de nosotras tenemos nuestra propia esencia, personalidad y características que nos hacen únicas; sin embargo, hay ciertas manías que tenemos en común, las cuales pueden llegar a desquiciar a nuestra pareja que a su vez, sólo suspira y lo deja pasar porque nos ama…

No parar de hablar en una película o partido de futbol

¿Quieres enloquecerlo en menos de un segundo? ¡Habla en pleno partido de su equipo favorito! Haz preguntas sin parar sobre si es penal o no. Pregunta de qué lado de la cancha tira su equipo, opina sobre lo guapos -o feos- que están los jugadores y para rematar, enójate porque no te está prestando atención. ¡Ah! Y no olvides preguntar cuánto falta para que se acabe 🙂

No saber que ponerte

– “¿Me veo gorda?

– No, mi amor.

– ¡Claro que sí! Tu gesto me lo dijo, ¡No mientas!

– Te juro que no, te ves súper bien mi vida…

– ¡No tengo nada que ponerme y encima me dices que estoy gorda!”

¡Yisus! ¿Quién nos entiende? Pobres brothers, opinen lo que opinen nos sentiremos mal de todos modos…

Decidir a última hora

Según nosotras ya tenemos todo listo y justo cuando gira la perilla de la puerta desaparecemos por arte de magia porque se nos olvidó guardar algo súper básico, después de las tres maletas con “lo básico” que ya llevamos.

Cambiar todo a última hora

Lo que más,  más le puede desquiciar a tu chico es que le cambies los planes después de haber acordado hacer algo en especial. A pesar de que lo pueda aceptar, la indecisión es muy molesta para ellos.

Actuar como si fueras su mamá

Es muy sencillo… Si quisiera una mamá como novia, se la pasaría con su mamá. PUNTO.

Nosotras tenemos muy desarrollado el instinto maternal, pero eso no quiere decir que debamos tratar a nuestra pareja como niño chiquito y decirle qué hacer y qué no hacer. Aunque se lo prohíbas lo va a hacer de todas formas (sí, así como niño chiquito)

La frase: “No me pasa nada”

Ellos no son adivinos -por suerte- así que si te pasa algo por más mínimo que sea ¡Dilo! No entiendo porque tenemos esa extraña manera de expresarnos, además le damos tantas vueltas al asunto que llega un punto en el que nuestra pareja pierde el interés y si no le dices en su momento lo que te pasa, retomar el tema y la atención va a estar cañón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s