Aprende a decir NO

La palabra “NO”, debe de formar parte de nuestro vocabulario; a pesar que desde niñas se nos enseñó a ser educadas y dar lo mejor de nosotras y aunque se nos haga difícil pronunciarla, es muy importante que la tengamos presente para afrontar situaciones que la requieran. Normalmente no la decimos por miedo a ser rechazadas o que dejen de aceptarnos y que la percepción que tienen las personas de nosotras cambie. Esto resulta más difícil si te gusta complacer a los demás.  No puedes andar por la vida diciendo que sí a todo, más aún si se trata de lo que involucra tus intereses y lo que hace que avances y cumplas tus metas.

Pondré un ejemplo muy sencillo:

Cuando comienzas un proyecto, digamos, una empresa; obviamente necesitas público, necesitas gente que te conozca para que se sientan atraídos por tu marca y comiencen a consumirla. Por ende, aceptas todas las oportunidades que se te presentan y dices que sí a todo con la intención de crecer poco a poco.

Llega un punto en que todo se estanca y que tu calendario está saturadísimo y no ves el resultado final. Fueron tantas las oportunidades tomadas que todo se desvió totalmente. Si esto te está pasando ahora, es momento de que te detengas y pienses que actividades realmente hacen crecer a tu proyecto, busca y acepta sólo aquello que te ayude a escalar y dile no a todo lo demás.

Proactiva

Cuando dices que sí a todas las oportunidades, tus acciones pueden volverse reactivas y afectar a otras áreas del proyecto. Puedes llegar a presionarte demasiado por la demanda, perdiendo totalmente tu foco. Ser proactiva es la clave.

Desarrolla tu criterio para cada evento

Cuando te inviten a una exposición o conferencia, antes de aceptar asegúrate de obtener una ganancia o algún beneficio por asistir, es decir, balancea el tiempo que gastarás en este compromiso y el beneficio o lo que se retornará por hacerlo.

Negociar mejores oportunidades

Si fuiste invitada a una conferencia, negocia una fecha en la que la audiencia sea mayor, así tendrás oportunidad de ser escuchada por más personas. Siempre, siempre busca las mejores oportunidades.

Vende, no regales

Es fácil desarrollar una reputación de desesperación en el mercado. Si aceptas compartir tu trabajo de manera gratuita cada vez que te lo piden, se resta el valor del mismo.

Sé cortés

Cada que dices “no” a algo que no te hará crecer, estás diciéndote sí a ti misma. Es importante que una vez que hayas podido decir “no”, sepas cómo hacerlo. Siempre de la mejor manera posible y mostrando tu educación.

Propuestas selectas

Durante el trayecto nos encontraremos con personas difíciles que  quizá no acepten un no como respuesta, esto no tiene que ser un dolor de cabeza para ti, lo mejor que puedes hacer es recomendarle que vaya con otra empresa que acepte sus propuestas.

Imagen: motivacion.about.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s