La contaminación sonora puede provocar obesidad

Sabemos de antemano que nuestra ciudad es un mundo de ruido constante que no para a pesar de la hora y el día (al menos que haya fútbol, ahí sí se paraliza la ciudad). El ruido además de aumentar el estrés y hacernos un poquito más histéricas y con los nervios de punta, también puede ser un factor que contribuya a subir de peso.

Investigadores dicen que en un estudio descubrieron que la gente expuesta regularmente a ruido de trenes, aviones o tráfico experimentó un incremento en su peso.

Los individuos que tuvieron la mala suerte de estar constantemente expuestos a estos tres tipos de ruido tenían un riesgo del 50% mayor de incrementar de peso comparado con los demás que se encuentran expuestos a sólo uno de estos sonidos que corrían un riesgo del 25% de aumentar de peso.

El equipo de investigación no pudo sacar una conclusión sobre el vínculo entre la contaminación acústica, pero indican que el incremento de estrés causado por los irritantes auditivos podría ser el posible culpable. El ruido del tráfico podría influenciar las funciones metabólicas y cardiovasculares a través de molestias durante el sueño y estrés crónico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s