¡Quiero renunciar a mi trabajo!

Si tu trabajo ya no te satisface o simplemente estás en búsqueda de crecimiento laboral, lo mejor que puedes hacer es ¡Renunciar!

No dormimos pensando en eso, ensayamos el speech como si fuera una obra de teatro de la secundaria, justo antes de ir a la oficina del jefe, nos empieza el nervio y la risita.

Aunque muchas personas lo perciben así, renunciar al trabajo no tiene por qué ser complicado. Ni mucho menos un error garrafal. Estamos en la edad perfecta de buscar y trabajar en donde queramos y cómo queramos, de atrevernos y experimentar en la vida laboral. En pocas palabras, tenemos la obligación de buscar y de encontrar lo que nos haga felices. Por estas y muchas razones, renunciar debería de levantarnos la frente. Es enfrentarnos con lo que queremos y dar un paso para obtenerlo.

Si lo haces es porque ya tienes la firme decisión de irte y no hay nada que pueda cambiarlo; entonces, ¿Por qué sentirse mal? Ya sé que muchas veces no se piensa en la reacción del jefe; sin embargo, llega el día #FaceToFace (por más que lo intentemos aplazar) No importa el día, ni la hora, ni el puesto que tengas, lo que importa aquí es tu decisión.

No olvides dar las gracias por el tiempo y la experiencia. Lo mejor de renunciar por las buenas es que te quedará un muy buen sabor de boca y obviamente los contactos para cuando se te ofrezca. ¡Just do it!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s