Soy perfeccionista y a todos vuelvo locos

“No estoy en paz hasta que algo (lo que sea que esté haciendo, real, lo que sea) quede perfecto, o al menos lo que yo considero como perfecto. Me obsesiono, soy una obsesionada de lo peor. Mi mayor problema es no poder trabajar en equipo, desgraciadamente no acepto que las cosas no se hagan a mi manera y si lo hace alguien más, no está bien, no es perfecto.”

Muchas de nosotras tenemos esa costumbre que vuelve locos a más de uno. De ello se dice lo peor y es considerado como un defecto: la perfección. Sin embargo, estudios demuestran que esto no es algo negativo, al contrario. Además, ser perfeccionista habla de tu personalidad.

Hábitos como morderte las uñas, jugar con tu cabello o morder tus labios, responden a comportamientos relacionados con el nivel de perfeccionismo que manejas. Acéptalo, no puedes realizar ninguna actividad a una velocidad “normal”, eres demasiado acelerada y si no se logra la meta te sientes insatisfecha y lo peor de todo es que te aburres muy rápido.

Los momentos negativos o de estrés te hacen aumentar tu perfeccionismo. Se dice que este proceso cerebral se da y justifica esta conducta, porque con ella, se satisface un deseo, generalmente el de distraerse de lo que se está viviendo. Esto no significa que sea una respuesta nerviosa como normalmente se cree, sino que sólo refleja que tan perfeccionista eres.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s