El hombre correcto en el momento inapropiado

Quisiera haberte conocido en otro momento, en otra vida tal vez. Un momento en el que nuestros corazones estuvieran completos para poder amarte entero y no a pedazos. Otro momento donde la vida nos permita conocernos de nuevo y enamorarme de un nuevo tú y de una nueva versión de mí.

Todo sucede por una razón, hay algo más grande que ordena y le da a todo su lugar: el tiempo. Si este fue nuestro tiempo y la vida no vuelve a unirnos, me quedo con la satisfacción de haberte conocido y haberlo intentado.

Confío que con el tiempo te recordaré con amor, pero con un amor limpio, sincero. Te recordaré sin rencor, sin dolor y espero que tú también hagas lo mismo, porque nunca fue mi intención hacerte daño.

Lamento haber sido yo la circunstancia que te hizo crecer. Quien te ayudó a ser ese hombre maravilloso que estás destinado a ser, cuando tú lo desees, pero que yo no podré disfrutar. Lamento que seas el hombre perfecto para la mujer incorrecta, en el tiempo incorrecto.

Lamento que hayas sido el hombre correcto en el momento equivocado, lamento que hayas sido tú el amante aprendiz para la experiencia, pues quizá fue a mí a la que le faltó paciencia para entender que el amor no se hace con el cuerpo, sino con el alma. Lamento ser yo la persona que te cambió. Lamento ser yo quien hubiese querido conocerte en otro tiempo.

Lamento que seas el hombre correcto en el momento inapropiado.

Anuncios

Un pensamiento en “El hombre correcto en el momento inapropiado”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s