Cómo conseguir un cabello más brillante

No importa el corte, el color o el estilo que traigas en el cabello, pero un cabello sano nunca pasa de moda. Uno de los problemas más comunes es la falta de brillo, cuando nuestro cabello parece sin vida.

¡No todo está perdido! Es muy sencillo comenzar a darle vitalidad, sólo tienes que seguir estos sencillos consejos.

Buena alimentación

Nuestro cabello necesita obtener grasas naturales, por ende, te recomiendo consumir más grasas que son beneficiosas para tu cuerpo.

Las que NO

  • Carnes rojas y procesadas.
  • Embutidos
  • Quesos, cremas, natas, helados y otros derivados lácteos ricos en grasa.
  • Alimentos fritos, en especial con aceites de baja calidad y a altas temperaturas.
  • Grasas trans presentes en alimentos como la margarina y la comida precocinada.
  • Aceites vegetales refinados, que no hayan sido prensados en frío.

Las que SÍ

  • Pescado azul, con preferencia de tamaño pequeño (sardinas, caballa, bonito, etc.).
  • Aguacate.
  • Frutos secos y semillas.
  • Aceites de primera presión en frío de oliva, coco, sésamo, germen de trigo y lino.
  • Yema de huevo ecológico.

Las cantidades debemos de consumirlas moderadamente, y en proporciones de proteínas e hidratos de carbono.

¿Qué me pongo?

  • Acondicionador de vinagre: después de lavarte el cabello, te recomiendo uses este acondicionador para darle brillo, sedosidad y vigor. Es muy económico y los ingredientes los encuentras en cualquier súper mercado, además cuando se seca no deja rastro de olor.Debes mezclar una parte de vinagre de manzana con tres partes de agua. Lo dejas actuar un minuto y lo aclaras con agua. Si te molesta mucho el olor puedes añadirle dos gotas de tu aceite esencial favorito
  • Mascarilla de huevo: Es una mascarilla excelente para darle brillo al cabello, hidratarlo es súper fácil siguiendo estos pasos:
  • Necesitas una yema de huevo (o dos si tienes mucho cabello o es bastante largo), sepárala de la clara y bátela bien.
  • Evita aplicarla en las raíces y cubre la cabeza con papel transparente de cocina.
  • Déjala  actuar durante al menos media hora y lávate el cabello con tu shampoo normal.
  • Si tienes el pelo muy seco y estropeado puedes añadir 3 gotas de aceite de coco o de oliva a la yema de huevo.

¡Cepíllalo todos los días!

  • Hacerlo permite que las grasas del cuero cabelludo se equilibren, ya que arrastramos las grasas de la raíz a las puntas que es la zona más reseca.
  • Estimula la circulación sanguínea de la cabeza, además tiene efectos relajantes.
  • Necesitaremos un cepillo de cerdas naturales y podemos cepillarnos entre 30 y 50 veces cada noche antes de acostarnos.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s