Las personas malas nos dan lecciones, las personas buenas nos dan felicidad

No existe un medida entre la buena y mala bondad de una persona, es imposible de medir. Lo que sí sabemos es lo negativo o positivo que nos han traído las personas que nos rodean.

Las personas que actúan rigiéndose por sus propios intereses y cayendo en la falta, la ofensa y la decepción, automáticamente entran a la lista de personas negativas que definitivamente no merecen estar en tu vida. Estas personas son las que nos dan una lección. Por el contrario, las personas positivas que saben de respeto y lealtad nos brindan felicidad en exceso.

Lecciones = a cicatrices

Seguramente a tu mente llegaron ciertas personas que te hicieron algún daño pero que al final te dieron el honor de aprender una buena lección, también es un buen momento, para que nos detengamos a pensar si nosotros le hemos hecho daño a alguien…

  • Es obvio que jamás seremos del agrado de todas las personas que conocemos y que, también podemos provocar decepciones.
  • Si tenemos que tomar una decisión que de algún modo afecte a una persona, tenemos la obligación de justificar el porqué de lo que hacemos.
  • Es necesario ser conscientes de que al tomar una decisión que causará daño es mejor que vivir en un constante sufrimiento.
  • Este tipo de acciones son valoradas por otras personas como algo negativo y que muchas veces no son intencionadas; sino que no hay otra opción.
  • Por el contrario, hay personas que siempre son así y se manejan de esa manera satisfaciendo sus propias necesidades y haciendo daño por doquier.

Lo mejor que debemos hacer es dejar ir de nuestra vida y mente a ese tipo de personas que nos dejaron cicatrices. Las personas negativas no necesariamente son malas; sino que carecen de madurez emocional, no respetan y muchas veces no son conscientes de sus palabras y actos.

Personas que brindan felicidad

Al menos hay una o dos en tu vida. Este tipo de seres no saben de daño ni del doble sentido, son transparentes y no se andan por la vida engañando a los demás.

  • Debemos aprender a dar lo que estamos recibiendo, se trata de un equilibrio donde todos ganan y nadie pierde.
  • La confianza que no traiciona y que sabe unir vínculos nos mantiene fuertes.
  • El apoyo que recibimos de estas personas nos ayudan a ser mejores cada día ya que gracias a su empatía y madurez emocional, nos impulsan a ser mejores.

Todo en esta vida tiene un aprendizaje y debemos aprovecharlo.

¡Un beso!

 

 

 

Anuncios

Un pensamiento en “Las personas malas nos dan lecciones, las personas buenas nos dan felicidad”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s