Los lunares y el cáncer de piel

Los lunares normales son manchas de color uniforme (café canela o negro) en la piel. Puede ser plano o prominente, redondo u ovalado.

 Los lunares miden aproximadamente menos de 6 milímetros, algunos de ellos pueden estar presentes al momento de nacer, mientras que la mayoría surgen durante la infancia y juventud.

Es importante que un médico revise los lunares que vayan apareciendo a lo largo de la vida, de igual manera, hay lunares que pueden desaparecer.

La mayoría de los lunares son inofensivos; sin embargo, es importante checar los cambios que puedan llegar a tener en el tamaño, color o textura; ya que podría desarrollarse un melanoma, es decir, cáncer de piel.

¿Cómo lo sé?

  • Un nuevo lunar en la piel.
  • Cambios de un lunar en su forma, tamaño, color, textura.
  • Reconocer un lunar que luce distinto a los demás (conocido como “el patito feo”)
  • Asimetría: La mitad de una marca de nacimiento no corresponde a la otra mitad.
  • Borde: los bordes son irregulares, desiguales, dentados o poco definidos.
  • Color: el color no es uniforme y pudiera incluir sombras color marrón o negras, o algunas veces con manchas rosadas, rojas, azules o blancas.
  •  Diámetro: el lunar mide más de 6 milímetros de ancho (alrededor de ¼ de pulgada o aproximadamente del tamaño del borrador de un lápiz), aunque los melanomas algunas veces pueden ser más pequeños que esto.
  • Evolución: el tamaño, la forma o el color del lunar están cambiando.

Algunos melanomas no siguen las reglas descritas anteriormente. Es importante que informes a tu médico sobre cualquier cambio en la piel o nuevo lunar, o crecimientos que observes como algo distinto al resto de tus lunares.

Otras señales de advertencia son:

  • Una llaga que no cicatriza.
  • Propagación del pigmento del borde de una mancha hasta la piel circundante.
  • Enrojecimiento o una nueva inflamación más allá del borde.
  • Cambio en la sensación (comezón, sensibilidad o dolor).
  • Cambio en la superficie de un lunar (descamación, exudación, sangrado, o la apariencia de una protuberancia o nódulo).

Fuentes: http://www.cancer.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s