¿Engorda dormir después de comer?

Después de comer el mal del puerco hace su aparición, para los que me leen en otros países, el mal del puerco es sinónimo de “cansancio”, pesadez y ganas de dormir después de ingerir alimentos. Aclarado este punto continuaré…

Muchos están a favor de tomar una siesta después de comer, mientras que otros condenan esta acción ya que la digestión no se realiza correctamente, las grasas se pegan al cuerpo provocando que subamos de peso.

Efectivamente, dormir después del almuerzo evita que bajemos de peso ya que al dormir nuestro metabolismo se vuelve más lento y eso hace que poco a poco subamos de peso y la razón por la que nos sentimos cansados y sin energía es porque detrás del último bocado el estómago comienza a hacer la digestión.

Lo mejor que podemos hacer es evitar dormir y hacer algo, por ejemplo, caminar un poco para que la digestión se realice correctamente, además, te garantizo que vas a despertarte y a sacudirte la flojera si en vez de dormir te mueves o te mantienes despierta haciendo algo.

Si de plano el mal del puerco hace de las suyas y por más que camines y camines o hagas alguna actividad para quitártelo de encima, no te deja, sigue estas recomendaciones para que tomar una pequeña siesta no te haga subir unos kilos de más.

No bebas café ni comas chocolate al despertar

Ambos pueden provocarte insomnio, ansiedad o hiperactividad, lo mejor que puedes hacer es dejar que tu cuerpo se despierte por sí solo.

No comas en exceso

Entre más comes, más cansada te sientes porque el proceso de digestión será más lento, por lo tanto, es mejor que consumas alimentos saludables como ensaladas para que no te sientas “tan pesada” después de comer.

Duerme a obscuras

Obviamente en la oficina es imposible, pero, puedes cubrir tus ojos de la luz para que tu cerebro descanse lo suficiente ya que si duermes con claridad, es probable que te despiertes más cansada que cuando te dormiste.

Duerme poco

Lo ideal es dormir 15 minutos o no más de media hora, ya que si es más tiempo, corremos el riesgo de entrar en un sueño profundo. 15 minutos son suficientes para que el cuerpo se cargue de energía y continúe con su rutina.

Duerme en el sillón no en la cama

Al estar en un lugar que no es nuestra cama, nos permite despertar más rápido ya que el sueño no es tan profundo. Tampoco se te ocurra taparte o ponerte la pijama como si fuera de noche.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s