No cambies por nadie, mejora por quien lo merece

La palabra cambio suele sacudirnos, provocarnos miedo a lo que existe detrás de ella y una vez que se pone en acción, nos desorbita totalmente.

Todos los cambios son buenos lo malo es cuando decidimos cambiar por otra persona que exige una nueva versión de nosotras mismas porque la que está corriendo no le late, no lo llena. El error más grande que podemos cometer es cambiar por alguien que no lo merece.

Existen dos tipos de personas que intentarán cambiarnos: 1. aquellas que nos quieren bien y que intentarán potenciar nuestra evolución. 2. Las personas que sienten envidia y harán lo posible para que tu desarrollo se frene.

Las personas que nos rodean intentan moldearnos de manera sutil, otras tantas lo hacen directamente, por ejemplo, son las personas que premian o reconocen nuestro esfuerzo, esperando que algún día nosotras hagamos lo mismo.

Las que intentan cambiarnos directamente, aplican frases tipo: “O cambias ____inserte aquí lo que te pidieron cambiar__ o te dejo/me voy/me enojo/te dejaré de querer.” Esto sólo produce sentimientos de tristeza y de indefensión

Por otro lado, existe el cambio que decidimos hacer nosotras, aquel que nos produce una enorme sensación de bienestar, especialmente cuando se trata de un cambio con sentido y cargado de madurez emocional.

Dejar aquello que te perjudica y no estar dispuesta a quedarte donde estás y dejar que lo negativo se acumule, habla de tu gran madurez emocional, quiere decir que respetas y entiendes tus sentimientos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s