Cómo detectar a un mentiroso en potencia

No hay cosa más fea que las mentiras -excepto las mentiras piadosas que igual y no dañan a nadie y nos ahorran muchísimos problemas- pero bueno, el punto aquí es que si convives o andas con un mentiroso en potencia es necesario que te vuelvas experta en el tema para que dejen de verte la cara.

Cero detalles

Este tipo de mentiroso hará lo posible para no ahondar en el tema y así no “regarla”, generalmente este individuo es monosilábico.

Lenguaje corporal

El mentiroso evita hablar de frente para así evitar el contacto visual.

Negación

Pueden negarlo todo hasta la tumba, incluso si retomas un tema de años atrás este güey sigue negándolo hasta el fin y hasta se puede llegar a indignar.

Contradicciones

Es normal que si dejas un tema pendiente, lleno de cosas dudosas y lo retomas después, el mentiroso en potencia puede cambiar la versión, pon muchísima atención en lo que te dice y después ríete en su cara.

Dan demasiadas explicaciones

Nunca olviden: el tamaño de la explicación es proporcional a la mentira. Peor si te dan explicaciones sin que tú se las pidas.

Repiten la pregunta

Esta especie actúa como si estuviera retrasado mental. Te responden repitiendo la pregunta como si no hubiera quedado muy claro, esto lo hacen para ganar tiempo y pensar mejor en la justificación. Ejemplo:

Damita: “¿Por qué no estaba prendido tu celular?”

Mentiroso en potencia: “¿Por qué no estaba prendido mi celular?” “¿El mío?” (no cabrón, el celular del señor que vende tacos en la esquina) #YisusLlevatelos ¡Parfavaaaar!

Sudan

Está comprobado que las personas que mienten tienden a sudar más, por ello, si están en pleno invierno y el güey no deja de sudar lo mejor es que empieces a sospechar (casi me sale un verso sin esfuerzo)

Te “echan la bola”

Son hábiles estos hijitos del mal y al final te hacen quedar como una loca, posesiva y mala mujer, saben cómo voltearte la tortilla cañón.

Se ponen a la defensiva

Cuando un mentiroso siente que lo confrontan es súper normal que adopten esta actitud.

Lo ideal es que comencemos con una conversación casual para que el mentiroso en potencia no sienta que se le está interrogando. Si no presionamos, el mentiroso se contradecirá solito y es más probable que muestre los puntos que acabo de mencionar y así será más fácil caerle en la mentira.

¡Un saludo a mi ex! Jajaja nocierto, un saludo a ustedes mis lectoras y lectores que tanto quiero. Si desean compartir su experiencia no duden en escribirme a: gama_blog@hotmail.com ¡Besos!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s