Es buena idea darle una segunda oportunidad a tu ex

Dicen por ahí que las segundas oportunidades nunca son buenas, pero también hay quien dice que todos merecen una segunda oportunidad ¿Tú por cuál te vas?

Todas estamos acostumbradas a lo fácil, a lo cómodo. Empezar una relación nueva con una misma, conocer gente y hacer algo nuevo con otra persona nos causa un conflicto enorme y de ahí se agarran los ex novios para poder ser perdonados una y otra vez.

Hay ocasiones que en sí vale la pena intentarlo porque igual y estás recuperando al amor de tu vida; sin embargo, seamos súper honestas y aceptemos que la gente no cambia, al menos no con facilidad. Y obviamente, depende cuál es el factor que se tiene que cambiar.

¿Deberías darle una oportunidad a tu ex? No. Si te es imposible borrar el dolor que anteriormente te causo, si te es completamente imposible perdonarlo y te pasarás reclamándole lo que se supone “ya perdonaste.” No, si lo que te hizo lastimó tu integridad como mujer, tu dignidad y te atacó física y psicológicamente. Es importante que distingas el tipo de problema que vas a perdonar.

¿Deberías darle una segunda oportunidad a tu ex? Sí. Si notas un cambio cañón de su parte, muestras de amor, apoyo y un sincero arrepentimiento y si lo que te hizo no va a dolerte y a crearte rencor por años. Si vas a perdonarte a ti también por aguantar lo que sea que te hizo, ¡vas!

Lo más importante es que tú seas feliz y si estás súper segura de querer darle otro chance puedes hacerlo, pero si no lo estás, lo mejor es que te quedes sola por un tiempo en vez de pasar tus días envuelta en una relación sin pies ni cabeza, sólo por mediocridad o compromiso falso.

Si me preguntas a mí, te diré que no vale la pena dar segundas oportunidades, yo las he dado y créeme, la gente no cambia. ¡Suerte!

 

Anuncios

Un pensamiento en “Es buena idea darle una segunda oportunidad a tu ex”

  1. Concurro contigo. Yo lo hice y tuve un segundo hijo de un hombre que no se merecía nada. Me dejó tirada por el mundo sin preocuparse si sus hijos comían o bebían. No vale la pena. Ahora, sí hay que perdonar por nuestra propia salud. Te perdono, pero sigue tu camino. Ese es mi lema. Saludos, amiga.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s