La pesadilla de desmaquillarte todos los días ¿Lo haces correctamente?

Desmaquillarte es una tortura. Después de una jornada larga de trabajo, de una reunión o una fiesta lo que más deseas es tirarte en tu cama así como estás pero no es posible porque tienes que desmaquillarte. Si no lo haces, a la larga esto trae consecuencias negativas para la salud de tu rostro, como por ejemplo: se obstruyen los poros, aparecen manchas, pierdes luminosidad en el rostro y aparecen signos de envejecimiento prematuros.

Aquí te dejo algunos consejos para que este ritual de belleza no sea una pesadilla ¡Toma nota!

  1. Lávate la cara con agua fría y jabón neutro, es ideal para eliminar todas las impurezas, pero, hazlo con agua fría ya que si empleas agua caliente, esta acelera la producción natural de los aceites y puede causar sequedad.
  2. Utiliza toallas desmaquillantes si tienes el cutis sensible o grasoso. Estas te ayudarán a quitar el exceso de grasa que se queda en los poros.
  3. Vaselina para eliminar el rímel y delineador que no se quitan con facilidad. Frota suavemente con vaselina sobre los ojos pero cuidando de que no entre al ojo, después retírala con un Kleenex. Esto también ayudará al fortalecimiento y crecimiento de las pestañas.
  1. Aceite de almendras. El aceite de almendras es una fuente natural de vitamina E y ácidos grasos esenciales que le proporcionan una serie de beneficios a la piel, ya que su textura oleosa facilita la eliminación de los productos sin causar agresiones o irritación a la piel.

Su ventaja sobre otros tipos de aceites es que no le causa obstrucción a los poros ni altera la función de las glándulas sebáceas.

  1. Desmaquilla los labios. Aunque ya no se note el labial o bálsamo, es importante limpiar los labios. Si bien una parte importante del producto se ha caído a lo largo de la jornada, por lo general, quedan rastros que no son tan visibles.

Pon un poco de aceite o crema limpiadora en un algodón y frótalo con cuidado desde la comisura hasta el interior.

  1. Utiliza aceite de coco. El aceite de coco se considera un producto multiusos en lo que tiene que ver con el cuidado facial ya que, además de remover los cosméticos, tiene la virtud de hidratar y proteger de las arrugas

Este puede aplicarse sobre la zona de los ojos y las partes más secas del rostro. Frótalo con suaves masajes y asegúrate de que absorba bien.

Antes de que se seque por completo, limpia las impurezas con algodón.

  1. Aplica tónico hidratante. Después de retirar los cosméticos del rostro es conveniente usar un tónico facial hidratante para sellar los poros y refrescar la piel.

Este producto prepara el rostro para el descanso y disminuye el riesgo de granos de acné y puntos negros.

¿Lo ves? Desmaquillarte no tiene por qué ser una tortura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s