Cómo superar a tu ex (por segunda vez)

A todas nos ha pasado, juramos que jamás en la vida volveremos a caer y que si el muchacho en cuestión se aparece, lo regresaremos por donde vino con un rotundo NO. Pero no, pasa totalmente lo contrario y ahí estamos de nuevo. Pero no te preocupes, a veces se necesita un doble madrazo para entender y sacudirte una relación que no tiene futuro y que siendo sinceras ya no te hacía feliz.

La primera vez que te rompieron en pedazos fue complicado armarte de nuevo; por lo tanto, es obvio que un segundo intento no funcionará y menos si te dejan (oootra vez) toda rota. Y ahí vamos de nuevo amigos, tenemos que levantar los cachitos de nuestro ser y pegarlos con cola loca y eso cuesta trabajo; tanto, como si te dijeran que mañana correrás un maratón.

Lo primero que tienes que hacer es recordar que ya lo hiciste una vez y que podrás hacerlo de nuevo. Descubriste que nadie se muere de amor y que lograste acomodar tu vida. Después…

1.- Deja de culparte: No se vale que te acuses por ser la más tonta del universo al haber creído de nuevo. Cuando te vengan esos pensamientos a la cabeza lo mejor que puedes hacer es algo que te distraiga. No pasa nada, todos cometemos errores.

2.- Aprende a vivir extrañando: Obvio no dejarás de sentir “extrañamiento”pero sí podrás vivir con eso. Deja que sea parte de ti y poco a poco dejará de ser algo real.

3.- Llora: Si te sientes mega mal se vale regalarle unas cuantas lágrimas pero eso sí, asegúrate que sean las últimas. #YaBasta

4.- Cambia la rutina: Obvio te acostumbraste a hacer cosas juntos, pero es momento de hacer cosas nuevas, háblale a tus amigas, a tu familia y pon actividades en la agenda que poco a poco te ayudarán a superarlo. Una mujer ocupada no tiene tiempo de pensar en algo más y menos en su ex.

5.- Perdónate: Lo más difícil de superar a tu ex por segunda vez es perdonarte a ti misma. Ya te había fallado (o se habían fallado mutuamente) y por eso habían terminado, pero este sentimiento de traición hacia ti misma se ancla y te jala al hoyo. Trabaja en perdonarte, en dejar de sentirte mal por haber caído de nuevo. Trata de enfocar tus pensamientos hacia el hecho de que “caer” no fue caer, sino una forma de querer volver a creer, volver a confiar. Y la esperanza siempre es un sentimiento positivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s