Archivo de la categoría: Finanzas

Cómo se encuentran tus finanzas

En Gama Blog nos preocupamos por tu salud financiera, es por eso, que en este artículo te diremos si tus finanzas se encuentran estables o están a punto de caer al vacío.

1. No tienes ahorros para emergencias

Esta reserva debe de contar con mínimo 6 meses de tus ingresos, esta te será de gran utilidad para cualquier emergencia. Puedes guardarla en el banco o en algún lugar seguro de tu casa.

2. Pagas tus cuentas con recargos o multas

Pagar tarde significa que es imposible que solventes tus gastos o que estás gastando más de lo que ganas. Esto provoca que el banco te pueda otorgar un préstamo en el futuro.

3. Impuestos vencidos

Si sabes que debes impuestos, lo mejor que puedes hacer es ponerte al corriente lo más pronto posible.

4. Te rechazaron un préstamo

Si solicitaste una tarjeta de crédito o un préstamo y no te lo otorgaron, probablemente tengas un puntaje de crédito demasiado bajo ya que dudan de tu capacidad para cubrir el préstamo.

 

Anuncios

Necesito pedir un préstamo ¿Qué hago?

Como todo emprendedor, necesitas urgentemente pedir un préstamo, quizá pienses en amigos y familiares que podrían auxiliarte; sin embargo, esto tampoco es fácil ya que hay para quienes reunir capital para arrancar resulta muy complicado dentro de su visión de negocio.

Lo más probable es que tus familiares o amigos sean los primeros en firmarte los cheques, pero antes, debes de considerar los siguientes puntos.

1. No pidas dinero, pide ayuda

La mejor manera de pedir (no pidiendo) es dar a conocer lo que necesitas, las propuestas y la idea del negocio y dejar que los demás elijan si quieren o no arriesgarse contigo, deja que muerdan el anzuelo.

2. No aceptes todas las propuestas

Deja de lado el dicho “nunca sabes a donde te llevará…” Lo primero que tienes que hacer es considerar a los inversionistas que desde un principio fueron claros contigo, antes de agendar una cita confirma y explica que se trata de una reunión de financiamiento e incluye un margen mínimo de inversión.

3. Di los riesgos

Es importante que hables sobre la posibilidad de fracaso a todos los que pretenden invertir en tu negocio, así evitarás problemas y que te digan: “No me dijiste que esto podía fracasar.”

4. Contrata profesionales

Busca una firma profesional que se encargue de realizar todo el papeleo respecto a los préstamos, esto también sirve para separar a tus familiares o amigos de ti en cuanto a los detalles del trato. No importa que sean personas que te conocen de toda la vida, es importante tener documentos detallados y legales sobre el tema.

5. Respáldate con un plan

Reunir fondos toma más tiempo de lo que imaginas, debes de estar consciente de que te tomará el doble del tiempo estimado en recaudar el dinero. Encuentra la manera de lograr el éxito para que puedas llamar a tus inversionistas y decirles que el negocio en el que invirtieron alcanzó una valoración más alta.

¡Éxito!

 

 

Dile adiós a las deudas

Las deudas tienen mala fama, las odiamos con todo nuestro ser y siempre las vemos como algo negativo ¡Ah! Pero eso sí, antes de adquirirlas no pensamos en la carga que nos estamos echando.  Aquí te dejo algunos consejos para que comiences a tomarles cariño y te deshagas más rápido de ellas.

1. Piensa en riqueza no en deudas

Ok, si vas a pasarte la vida pensando en dinero ¿Porque no hacerlo de manera positiva? Planear en ganar dinero te hace ser más creativa, si solo te frustras por las deudas lo único que conseguirás es “apagarte.”

2. Paga tus deudas con ganas

La próxima vez que le pagues a la señora de los Tuppers, hazlo con gusto ya que si lo haces con molestia lo único que demuestras es: a) el dinero no te llega con facilidad y b) no estas disfrutando salir de la deuda.

3. Agradece

Da las gracias por todo lo que tienes. Ser agradecido es programar a tu cerebro para que obtengas más de eso que tienes.

4. Aléjate de charlatanes

Hay personas que se saben mil y un trucos para obtener dinero fácil. Lo mejor que puedes hacer es alejarte de este tipo de personas, rodearte de las personas correctas te ayudarán a conectarte con los socios adecuados.

5. Deja de quejarte

Si sólo te la pasas quejándote con todos sobre el sin fin de deudas que tienes, lo único que ocasionas es que no podrás atraer a las personas adecuadas que te ayudarán a salir del bache. Además, a nadie le importan tus deudas 🙂

6. Motívate

Ya sé que esto te sonará a tortura, pero puedes comenzar con pedir una prueba de manejo del coche que tanto quieres, visita casas donde te gustaría vivir y lugares donde quisieras estar, piensa ¿Cómo puedo conseguir esto?

 

 

¿Cómo obtener financiamiento para tu negocio?

Uno de los principales factores que desmotivan a quienes buscan iniciar un negocio es el dinero… o, más bien, la falta de él. “Tengo una gran idea, pero no tengo ni un peso” es una frase comúnmente escuchada en el mundo del emprendimiento. Sin embargo, quienes desean conformar o crecer su empresa tienen muchas opciones para obtener financiamiento. Una de ellas son los programas de apoyo ofrecidos por el gobierno.

Durante más de 10 años, Roberto Ibarra ­–emprendedor apasionado del software– ha recibido financiamiento en México y otros países para arrancar diversas iniciativas relacionadas con la tecnología. ¿Cómo lo ha conseguido?

En el marco de Campus Party 2015, el experto compartió los secretos que le permitieron obtener apoyos financieros en México. ¡Toma nota!

A tomar en cuenta…

El Conacyt es el organismo del gobierno mexicano dedicado a apoyar el desarrollo científico y tecnológico de las empresas. Concede apoyos anuales, por lo que, si quieres solicitar uno, deberás mantenerte atento a las fechas de la convocatoria. ¡De lo contrario tendrías que esperar un año entero para pedirlo!

¿Qué tipo de proyectos apoya el Conacyt? Principalmente, iniciativas de desarrollo tecnológico. “Lo que busca es ir más allá del ‘estado de arte’, es decir, mejorar lo que ya existe”, expone el experto.

Armado del proyecto. Considera que llenar el formato para pedir un préstamo te tomará por lo menos una semana.“Tendrás que dedicar unas 8 horas diarias durante varios días para responder todas las preguntas”, advierte el experto. Así que no lo dejes para el final.“La última semana, el sistema suele volverse muy lento, y muchas personas se quedan fuera de la contienda porque no pueden enviar su solicitud”. ¿Su recomendación? Hacerlo una semana antes.

Formato 32D.Antes de solicitar un apoyo financiero al Conacyt, debes asegurarte de que todos los papeles de tu negocio estén en regla. Asimismo, deberás llenar el formato 23D. En resumen, este documento refleja lo que el SAT opina de tu empresa. Se genera directamente en la página del SAT con la clave CIEC o FIEL. Si estás pensando en pedir un apoyo, este formato será vital en el proceso.

Palabras clave.Al ingresar tu proyecto, el sistema te pedirá que elijas un par de palabras clave. De acuerdo con Ibarra, el secreto es no orientarlas a la tecnología, sino al segmento del mercado al que va dirigido tu negocio.

Estimaciones. Muchos apoyos financieros piden cotizaciones del proyecto, pero el Conacyt no es uno de ellos. Esto, a decir del experto, es una gran ventaja al ahorrar grandes cantidades de tiempo. “Tú deberás estimar cuánto costará lo que necesitas para llevar a cabo tu proyecto, y ellos juzgarán si éste es el monto adecuado”,comparte.

Observaciones. La solicitud tarda varios meses en ser procesada y aprobada. En caso de no serlo, serás notificado y recibirás observaciones. “Las personas que juzgarán tu proyecto, que serán por lo menos tres, tienen estudios avanzados… Así que, si no aprueban tu proyecto, por lo menos te enviarán retroalimentación muy valiosa”, comparte Ibarra.

Principales programas de financiamiento

Estos son los principales programas de apoyo financiero del Conacyt. ¿Cuál se ajusta a las necesidades de tu negocio?

Programa estímulos a la innovación (PEI)

-Trabaja en conjunto con instituciones de educación superior.

-Si el proyecto presentado “encaja” con alguno de los sectores estratégicos de cada estado, se obtienen puntos extra, y es más probable que la solicitud sea aprobada.

-Es de los pocos apoyos que subsidian sueldos (de hasta 60 mil pesos mensuales).

-Los proyectos son revisados por un equipo de técnicos expertos y, posteriormente, por los gobernantes del estado.

Fondo de innovación tecnológica (FIT)

-Perfecto para negocios en modalidad de Startup, con dos años de vida al cierre de la convocatoria.

-Solicita la elaboración de un escenario financiero, por lo que es preciso contar con una estrategia clara de venta.

-Es un programa pequeño: otorga alrededor de 40 apoyos por año.

Fondos Mixtos (FOMIX)

-Ofrece el 50 por ciento del financiamiento. Si se realiza a través de universidades, puede obtenerse un subsidio de hasta 100 por ciento.

-Pide una fianza de 3 a 1, una especie de garantía de que el dinero será utilizado con los fines establecidos en el acuerdo.

PROSOFT

-Apoyo para la industria del software o para empresas que compran software.

-Abarca capacitación, consultoría y equipamiento.

-La solicitud es sencilla de llenar, no requiere tanta información como las anteriores.

-Se aprueba por el gobierno estatal, y el gobierno federal realiza una revisión final.

PROMÉXICO

-Bolsa de viaje para eventos internacionales.

-Se define a sí misma como “el organismo del gobierno federal encargado de fortalecer la participación de México en la economía internacional, apoyando la exportación de empresas mexicanas”.

-Ofrece apoyo con stands para promocionar un negocio.

-Se aprueba un monto determinado, que incluye boletos de avión y viáticos.

Fuente: http://www.soyentrepreneur.com

 

¿Cómo controlar mi dinero?

Es ley: debes tratar tus finanzas personales como si fueran un negocio. Para ello se necesita que tengas capacidad de análisis, estudios y medidas de emergencia cuando sean necesarias. Por supuesto que no es sencillo; no obstante, aplicar el rigor del costo-beneficio te ayudará a salir de deudas y a decidir de manera consiente en qué gastas tu dinero.

1. Monitorea tus gastos:

Cada semana escribe en qué y cuánto has gastado.

2. Haz un presupuesto:

Divide tu dinero de la siguiente forma:

  • 50% para cubrir necesidades.
  • 20% para ahorrar.
  • 30% para cumplir tus caprichos.

3. Conoce tu valor:

Hay aplicaciones para el teléfono que te ayudan a saber lo que realmente estás ganando.

4. Gana:

No sólo ahorres y tengas tu dinero debajo del colchón, te recomiendo que también lo inviertas en algo que pueda hacerlo crecer.

 

 

¿Cómo superar una crisis financiera?

A todas nos ha pasado esa rachita de quiebre financiero, es horrible y muchas veces nos bloqueamos y no sabemos qué hacer para solucionarlo. ¡Gama te dice cómo!

1. Contactos y relaciones:

Agota todos los contactos que tengas, manda correos o lo que sea necesario para hacerle saber a los demás que estás abierta a nuevas oportunidades.

2. Trabaja más que los demás

Tendrás que hacer sacrificios por un tiempo y ponerte doble pila para trabajar muchísimo.

3. Sé mucho más sencilla

Tendrás que reducir tus gastos, quizá ya no podrás darte esos pequeños lujos que solías regalarte. Recuerda que cada pesito cuenta. Ten mucho cuidado con las fugas de dinero.

4. Pon como prioridad las deudas

Fíjate cuáles son los pagos que debes hacer inmediatamente y lleva un control de fechas para saber cuánto tiempo tienes para hacerlo.

5. Ten buenas relaciones

Mi mamá siempre me ha dicho: “Conserva a tus amistades y colegas, nunca sabes cuándo los vas a necesitar.” Siempre es bueno tener a alguien que te pueda ayudar a salir del hoyo, mejor conocido como una palanca para conseguir trabajo.

6. Crea otro flujo de ingresos

Puedes empezar otro negocio desde casa o llevar tu hobbie a otro nivel y obten dinero haciendo lo que te gusta, también puedes diversificar el trabajo que haces.

Nunca sabes, una crisis puede representar una bendición y una oportunidad para crecer.

 

Elige la tarjeta de crédito adecuada para ti

Si nos pusiéramos a analizar los 176 tipos de tarjetas que existen en México se nos iría la vida. Si sabes elegirla bien, podrá convertirse en una súper aliada de tus finanzas personales; sin embargo, una mala decisión puede hacer que termines ahogada en deudas y con un pase directo al buró de crédito.

Desde que era adolescente pensé que jamás tendría una tarjeta de crédito, se me hacían un súper problema pero, no tener una también puede representar uno ¿Por qué? Porque no generas historial crediticio y si en algún momento de tu vida necesitas un préstamo para un automóvil, una casa o una emergencia; la mayoría de los bancos te cerrarán las puertas y te verás obligada a acudir a instituciones “chafas” para poder ser acreedora a un préstamo.

Dicho esto, la primer pregunta que debes plantearte antes de elegir es ¿Para qué y cómo voy a utilizar la tarjeta? Aquí te dejo algunas opciones:

Cómo forma de pago:

Si planeas usar tu tarjeta de crédito como método de pago diario y prefieres pagarle al banco el 100% del adeudo antes de la fecha límite, entonces eres lo que se conoce como “totalero”. Si es así -y sólo si es así-, la tasa de interés por adeudo no es tan importante para ti. En cambio, debes tomar en cuenta cifras como la anualidad por tener tu plástico o los beneficios especiales de cada tarjeta. De todos modos no bajes la guardia al usarla, presta atención a las comisiones que cobran los bancos para algunas operaciones, como el retiro de efectivo en cajeros automáticos.

Como extensión de tu salario:
Un uso muy común de las tarjetas de crédito es para “pagar por adelantado” y luego saldar la deuda con el banco. Si piensas usarla para comprar artículos que sabes que no puedes pagar rápidamente, entonces debes tener cuidado en que la tarjeta que elijas tenga una baja tasa de interés. Además de que a mayor interés se va incrementando tu deuda, si te retrasas con los pagos mínimos el banco te cobrará una cuota de pago tardío y así es como se da el primer paso para tener una mala calificación en el Buró de Crédito. Aquí lo importante es elegir bien y saber medirte al usarla.

Para ocasiones especiales
Ahora que si piensas utilizar la tarjeta esporádicamente, sólo para emergencias o compras de temporada, el interés es importante pero también presta atención a que tenga una baja cuota anual.

Algunos bancos te ofrecen gratis el primer año y después cobran cuota anualmente, así que ojo con eso. También revisa que no te estén cobrando comisión beneficios o seguros que no utilices, pues no todos son gratuitos y de nada sirve pagar por algo que nunca vas a usar.

Otros factores a tomar en cuenta son tus ingresos, gastos, el tiempo que llevas con tu empleo actual, si cuentas con créditos vigentes o un historial crediticio previo, pues de esto dependerá si el banco aprueba tu solicitud o no.

Como verás, se trata de una decisión que debe meditarse detenidamente. No es recomendable quedarse con una tarjeta sólo porque te la ofreció un ejecutivo del banco, ni irte por la que tenga el menor CAT o los mayores beneficios si no es lo que más te conviene. Una decisión apresurada te puede costar mucho dinero a futuro e impactar negativamente tu historial crediticio.

Fuentes

Consejos para tu primer millón

Todas (y todos) hemos soñado con tener nuestro primer millón de pesos. Día a día buscamos la manera de aumentar nuestras ganancias y hacer crecer nuestro negocio; Sin embargo, pensar en obtener un millón antes de los 30 puede resultar un dolor de cabeza porque tienes la intención, pero ¿Cómo le hago? Aquí te dejo unos tips que te ayudarán a lograrlo. ¡Manos a la obra!

Busca a alguien que ya lo haya logrado

¿Qué más podrías pedir? Seguro que como emprendedora conoces a muchas personas que ya han logrado su primer millón, ¡Búscala! Y pídele consejos.

Nada es perfecto

Dinero es igual a dedicación, olvídate de la perfección. Tienes que ser constante, estudiar mucho y aprender de tus errores, fallarás, eso es obvio, pero la clave es cómo reaccionas ante los fracasos.

Las pequeñas ganancias hacen grandes victorias

No vas a conseguir por nada del mundo tu primer millón al primer intento, no. En realidad esta meta se logra con pequeñas ganancias, no importa como lo hagas, lo importante es que sepas administrarlas.

¡Ve más allá!

Salte de lo convencional, hay inversionistas que fallan por no atreverse a ver más allá. Debes estar dispuesta a tomar caminos alternativos para llegar al éxito que tanto buscas, elige estrategias que sean ideales para ti

No esperes el éxito

No te enfoques en el tiempo que te tomará llegar a la meta, lo primordial es que te centres en aumentar tu conocimiento.

Trabaja duro, más duro que las demás

Constancia, disciplina. No importa si vas a empezar desde cero, no abandones tu meta y hazlo mejor cada día.

Motívate

No sólo quieras alcanzar la meta por razones superficiales. Aceptamos que tener dinero nos da un no sé qué, que que se yo, pero no sólo lo veas así, busca motivaciones más profundas que te impulsen mucho más a lograrlo. Piensa en la recompensa como un beneficio secundario y saca lo mejor de ti.

 

Actitudes que debes tener sobre el dinero

Todas deseamos en algún momento de nuestra vida profesional, llegar a tener “libertad financiera”. Te cuestionas si un día lograrás tener esa independencia económica. Lo más importante es que te des cuenta que generar riqueza no se trata de cuánto ganas; sino de lo que haces con el dinero que obtienes y la actitud que tomas hacia él.

¿Quieres lograr independencia financiera?

¡Checa esto!

Mueve tu dinero como piezas de ajedrez:

Esto significa poner a trabajar una parte de tus ingresos es decir, puedes invertirlo en tu negocio, comprar una propiedad, invertir en el banco, etc. Tal vez al principio resulte difícil, sin embargo, con un poco de práctica mover tu dinero estratégicamente será natural.

Evita fugas de dinero

¿Qué tanto es tantito? Y así, andamos por la vida gastando en cosas que no necesitamos o que podemos reemplazar por algo más económico. Vamos de pesito en pesito pensando que “no es nada” pero, cuando hacemos cuentas a fin de mes, nos percatamos de que esos “gastos insignificantes” suman una cantidad importante. Por ejemplo, puedes empezar a salir a correr a la calle o comprar algunas pesas en vez de gastar en la mensualidad de un gimnasio al que no siempre vas. También puedes contratar Netflix en vez de pagar televisión por cable.

Es necesario que termines con esos gastos que no aportan nada a tus finanzas.

No cambies las horas por pesos

Quizá trabajes en un lugar que te permite ganar una cantidad aceptable por cada hora de trabajo; sin embargo, tienes que dedicar tiempo para poder ganar ese dinero y no está mal; no obstante, es importante que aprendas a delegar responsabilidades sin dejar de obtener ganancias.

Por ejemplo, si tienes tu propio negocio, contrata personal que haga las tareas diarias mientras tú buscas oportunidades de hacer crecer tu negocio.

La idea es que percibas al dinero como tu mejor aliado.

 

 

 

 

¿Qué tipo de ahorrador eres?

Cuántas veces has prometido ahorrar y no lo cumples? El ahorro puede ser un hábito muy difícil de formar por lo que para muchas personas es más fácil participar en esquemas informales como las tandas o el típico “guardadito en el colchón”.

Responde las siguientes preguntas:

1. ¿Actualmente cuentas con algún tipo de ahorro?
a) Lo he pensado, pero siempre algo se me atraviesa
b) Inicié con una cantidad, pero no aporto constantemente
c) Hago ahorro para mis metas, para emergencias y para el retiro

2. ¿Tienes metas de ahorro?
a) Por el momento no
b) Las empecé a plantear, solo me falta el plan de acción para alcanzarlas
c) Tengo metas a largo y mediano plazo, y cuando quiero realizar un viaje o adquirir alguna cosa siempre defino la cantidad y plazo que requeriré.

3. ¿Cada cuando ahorras?
a) Nunca o casi nunca
b) De vez en cuando
c) Cada mes

4. Cuando vas a un centro comercial generalmente…
a) Adquiero cualquier cosa que me guste, aunque luego no sepa si lo puedo pagar
b) Si me alcanza hago una compra, aunque no estuviera planeada
c) Compro solo aquello que necesito, que hubiera planeado y que pueda pagar

5. Antes de realizar una compra, ¿qué haces?
a) Compro lo primero que veo, puede ser mi última oportunidad
b) A veces comparo precios
c) Antes de hacer una compra comparo precio y calidad, ya sea por internet o en diferentes tiendas

6. ¿Qué tanto conoces tus gastos?
a) Nada. No sé en qué se me va el dinero
b) Regular. Hago un cálculo mental, pero no llevo un registro
c) Muy bien. Registro mis gastos y realizo un presupuesto mensual

7. ¿Utilizas algún instrumento financiero para el ahorro?
a) Tengo una alcancía
b) Una cuenta en el banco de débito y/o crédito
c) Además de tener cuentas en el banco, utilizo instrumentos de inversión

Calificación de las respuestas: a)=1, b)=2, c)=3

¿Qué tipo de ahorrador eres?

Según tu puntación eres:

Ahorrador promesa (de 1 a 8 puntos): aunque quizás te interese empezar a ahorrar, siempre piensas “no me sobra dinero para hacerlo”, “ahorrar es un sacrificio” o “hay que vivir el momento, ya ahorraré después”.

Te tenemos una noticia: si quieres cumplir tus metas tienes que cambiar estas ideas y empezar a construir este hábito que te ayudará a llegar a la prosperidad. Para empezar te invitamos a presupuestar tus sueños y a utilizar herramientas planificación financiera.

Ahorrador intermedio (de 9 a 15 puntos): ya sabes que necesitas ahorrar, pero aún no das el siguiente paso. Seguramente ya identificaste tus metas; ahora necesitas realizar un presupuesto en la que designes un monto sin importar qué tan “grande” o “chico” sea y buscar algún instrumento donde de forma automática puedas programar el ahorro.

Ahorrador inteligente (de 16 a 21 puntos): ¡felicidades!, seguro cuentas con uno o varios tipos de ahorro y los tienes invertidos en diferentes instrumentos financieros que te ayudan a llegar a tus diferentes metas de corto, mediano y largo plazo. Sigue con esa constancia y mejorando tu educación financiera, así cada día te acercarás más a la libertad financiera.

Check-up financiero

No creas que eres la única que necesita hacerse un chequeo cada seis meses, tu cartera y tu economía también lo necesitan para que sepas su estado de salud financiero. Si nunca lo has hecho, no te preocupes porque te diré que preguntas debes responder cada 6 meses para checar que tus finanzas estén saludables y en caso de que no lo estén puedas hacer algo al respecto.

1. ¿Llevas un presupuesto mensual?

Debes llevar un registro de todos tus ingresos, egresos y ahorros, así evitarás fugas de dinero.

2. ¿Cómo enfrentarías una emergencia?

La última encuesta Nacional de Inclusión Financiera indicó que en México 45 millones de personas no ahorran. ¿Qué harás si tienes una emergencia?

3. ¿Estás invirtiendo?

La mejor forma de empezar es acercándote con un experto en bancos para que te ayude a elegir un producto que se acomode a tus posibilidades y metas.

4. ¿Cómo te califica el buró de crédito?

Esto es fundamental para poder tener acceso a financiamientos, pues le dice a la institución financiera que tan confiable eres para otorgarte un crédito.

5. ¿Pagas tus deudas a tiempo?

Tener deudas no es tan malo si pagas a tiempo, pero si no lo haces puedes enfrentarte a un problema de sobreendeudamiento.

Me pidieron dinero prestado ¿Qué hago?

Quiero decirles que… Odio pedir dinero prestado, por lo que odio más que me lo pidan. Dicho este desahogo podré continuar.

Antes de prestarle dinero a un familiar o amigo, piensa por qué te lo están pidiendo a ti y no a alguien más, seguramente lo hacen porque te compraste un auto nuevo o saben que tus ingresos son “buenos”; sin embargo, ellos no conocen tu línea de  crédito ni cuán pequeño es en realidad tu margen de ganancias.

Antes de decidir si les prestarás el dinero, piensa qué tanto afectaría tu relación con la persona y qué harías tú si por algún motivo no te pagasen la deuda. Hay que tener en claro también un viejo consejo: las finanzas, los amigos y la familia no deben mezclarse. Algunas personas optan por negarse diciendo que prefieren conservar una buena amistad o a un familiar, que terminar agarrados del chongo, pero si de plano piensas hacer el préstamo, es importante que consideres lo siguiente:

1. Busca otras opciones

¿Prestarle dinero es la única forma de ayudarlo? Piensa si hay más soluciones.

2. Presta sólo lo que estés dispuesta a perder

Seamos realistas, probablemente no vuelvas a ver tu dinero; por lo tanto, presta únicamente la cantidad que estés dispuesta a perder y que sabes no afectará tus finanzas.

3. Organiza los pagos

Lleva las fechas en las que el deudor o deudora tiene que pagarte y resuelvan qué pasaría si en algún momento no puede cubrir la deuda.

4. Ponlo por escrito

Obviamente no querrás contratar a un abogado, sin embargo, sería buenísimo que de alguna manera legal existiera un compromiso de pago.

5. ¡Háblele!

Si el deudor lleva 30 días de retraso, no te tientes el corazón y recuérdale que debe pagarte y que obvio llevas el registro de cuándo y cuánto tiene que darte.

¿Cómo obtener ganancias con tu negocio?

Una de las metas principales de un negocio es la obtención de ganancias en forma consistente al producir un bien o servicio. Si no existen ganancias en una compañía, en realidad se puede considerar otra cosa, como por ejemplo, un sueño personal, una causa noble, un hobby, una aventura familiar, un ejercicio de innovación, una afirmación del ego, etcétera. Incluso, para muchas firmas con vocación social, la generación de beneficios también es un asunto ineludible (pues sin rendimientos, la viabilidad de sus proyectos siempre estará en riesgo).

Como emprendedora se asume que con la ayuda de la genialidad, el entusiasmo y el empeño se garantiza la obtención de ganancias. Sin embargo, esto es un error que la mayoría cometemos ¿Por qué?

La verdadera fórmula de rentabilidad de un negocio o más bien lo que enriquece a los factores ya mencionados son: planeación, estrategia, orden y disciplina. Si se sustentan únicamente con criterios personales, los resultados serán un cúmulo de ilusiones. Además, no sólo son ingresos; sino también compromisos que al final implican gastos. Si como compañía no se consideraron los egresos, probablemente las buenas ventas no significaron rentabilidad (las ganancias seguramente fueron mínimas, o hasta se produjeron pérdidas monetarias). Con esto no estoy diciendo que el entusiasmo y creatividad no valgan, claro que lo valen y mucho, pero es importante que consideres lo demás.

Una empresa rentable siempre se dedicará a satisfacer necesidades, haciéndolo con atributos de calidad y costo competitivo. Sin estas características la oferta de una compañía está destinada a generar ventas mediocres, las cuales no servirán para generar utilidades y así impulsar el crecimiento de la organización.

Todos los días la búsqueda de ganancias requiere estructuras corporativas y prácticas de negocio probadas y lo más importante, orden y disciplina para poder aplicar los modelos y estrategias, teniendo muy claro su papel en la  trascendencia del negocio.

1. Estrategias de precio

Debes fijar un costo que cubra producción, distribución, mercadotecnia, insumos, impuestos, etcétera. La clave es en encontrar un precio que resulte atractivo para el público sin que tú como emprendedora pierdas ganancias. Esto también aplica para ofertas y descuentos, porque incluso estas promociones no tienen que significar pérdidas.

2. Modelos financieros

Por medio de un esquema financiero se puede medir los ingresos y los egresos. La empresa puede definir su relación entre ganancias y gastos (con un Estado de Resultados), monitorear el capital que tiene disponible (con un Reporte de Flujo de Efectivo, que muestra el efectivo generado y su distribución en tareas operativas, financieras y de inversión) y tener una visión amplia de la situación del negocio (vía un Balance General, el cual señala activos, pasivos y patrimonio de la compañía).

3. Tener visión estratégica de la comercialización

Analiza quienes son tus buenos clientes y fíjate que beneficios encuentran ELLOS con tu producto. Busca clientes a través de procesos bien definidos como por ejemplo, contacto con el cliente. La interacción con el consumidor es sumamente importante para que éste se sienta PARTE DE LA EMPRESA.

4. No olvidar que las ganancias son el máximo objetivo de una empresa

Planifica correctamente para que mediante la constancia ganes terreno. Recuerda que las ganancias de un negocio no caerán del cielo.

Consejos para ahorrar sin tener que sacrificarte (tanto)

Ahorrar es un must, es un hábito que nos puede sacar de muchísimos apuros; ayuda para cubrir aquellos gastos que no se tenían planeados o para emergencias. Incluso, ahorrar para cumplir una meta o un sueño es igual de importante. En pocas palabras el ahorro es un must. Sin embargo, puede resultar un poco difícil y más ahora que el mundo se basa en el consumo excesivo de bienes y servicios. Resulta complicado que la vida de un artefacto sea larga, ya que ahora la fabricación de éstos se inclina a ser de baja calidad para que así consumas con frecuencia.

En este ambiente de consumo es un total desafío poder ahorrar y adquirir nuevos productos o servicios a la vez. ¡Olvídalo! Guardar dinero no tiene por qué afectar tu vida diaria. Aquí te dejo unos consejos para que esto no sea motivo de quedarte en tu casa por meses en lo que cumples la cifra deseada.

1. Ahorra para pasarla bien hoy y estar bien mañana

Ahorrar para invertirlo en una experiencia entretenida, como por ejemplo, un viaje a cualquier parte del mundo; puede resultar una gran escuela para ti ¿Por? Porque de viajar y divertirse a la vez se aprende muchísimo, desde inteligencia emocional hasta administración de presupuesto, no importa si también estás ahorrando para invertir en un negocio. Sí, ya sé que suena súper difícil pero lo único que necesitas es organizar tus ingresos, egresos y separar tus ahorros. ¡Nada es imposible!

Ahorro + fondo “anti sorpresas”

A todas nos han atacado los gastos imprevistos, obligándonos a tomar de nuestros ahorros ya destinados para algo en especial y así nos puede suceder miles de veces. Te recomiendo que además de ahorrar, guardes aunque sea una pequeña cantidad para emergencias y si no lo utilizas en ese mes, pues se irá acumulando ¡No lo gastes! Sigue guardando por si las dudas.

¿Lo necesito?

Antes de adquirir cualquier cosa piensa, piensa realmente si lo necesitas o sólo lo quieres. Ya sé que cambiar de celular es lo más frecuente y muchas veces lo hacemos no porque el  equipo ya sea muy austero o no funcione, sino por estar a la par de la vanguardia. ¿Lo quieres? ¿En serio? Antes de comprar medítalo y verás un aumento en tus ahorros y en tu felicidad.

Imagen: www.mujeresdemiedad.com

Errores financieros

Gama sabe que no siempre es fácil mantener tus finanzas controladas y que se suelen cometer errores, tranquila, no pasa nada, lo importante aquí es reconocer que se cometió un error y tratar de corregirlo lo antes posible. Aquí te dejo nueve errores clásicos que estropean tu dinero.

No contar con un seguro

Nunca sabes cuándo chocarás o cuándo te enfermarás. Andar por la vida sin esta medida precautoria podría causarte fuertes desembolsos, te lo digo por experiencia. Lo mejor es que contrates un seguro que tenga una amplia cobertura y así te evitarás desfalcos.

No ahorrar

Ahorrar es un hábito que muy pocos tienen ¿Qué esperas? Tener un “colchoncito” de dinero “extra” te podría sacar de algún apuro. No importa si ahorras poco a poco, no necesariamente tienen que ser cantidades enormes, puedes empezar guardando monedas de cifras bajas y poco a poco aumentar la cantidad.

Tener deudas

El mejor consejo para este caso es que no adquieras cosas que NO necesitas. Si pagas una tasa de interés alta y estás perdiendo dinero y si no puedes obtener un retorno más alto que la tasa de tu deuda, lo único que puedes hacer es pagar tu crédito lo antes posible.

No tener un fondo de emergencia

Este punto va unido al hábito de ahorrar, a pesar de que quizá los ahorros vayan destinados a algo en especial, pueden llegar a sacarte de un apuro, lo mismo pasa con un fondo de emergencia.

Gastar más de lo que ganas

Procura no gastar toda la quincena, trata de ahorrar lo que te sobra, no es necesario que lo gastes todo.

No tener un presupuesto

Debes ser consiente de cuantos ingresos tienes y a que van destinados: gastos fijos, antojos y gastos emergentes. Pasos para armar un presupuesto

Prestar dinero sin pensar en las consecuencias

Sí, sé que tienes un alma caritativa, pero muchas veces es mejor reprimirla y más cuando te encuentras justa de dinero. Antes de prestarlo piensa en TUS gastos y en lo que necesitas.

Sobregirar tu tarjeta de crédito

Hay personas que ven a las tarjetas de crédito como parte de sus ingresos, ¡error! Adquiere sólo lo que puedas pagar si sabes que vas a sobregirarte y lo único que pasará es que tu deuda se hará más grande lo mejor es que dejes tu tarjeta en casa, bajo mil candados.

Querer igualar los gastos de los demás

Quizá un amigo tuyo se compró lo último en celulares y sientes la necesidad de comprarlo tú también. Bueno, primero, piensa si realmente lo necesitas y lo más importante, si lo puedes pagar. No olvides que las cosas materiales no te hacen una mejor persona.

Hombre de 23 años ahorra para retirarse a los 40. Así es cómo lo hace…

AhorraDineroSimples consejos juveniles lo transformaron en un exitoso hombre de negocios a su corta edad.

Cuando tenía 14 años de edad, Thomas Frank aprendió una valiosa lección sobre ahorrar dinero. El lo necesitaba para comprar un videojuego, así es que tomó uno de los pocos empleos disponibles para una persona menor de 16 años: despanojar maíz. “Básicamente, tienes que remover la parte superior de las mazorcas. Es un trabajo muy duro”, explicó.

Este empleo que duró tres semanas, le permitió a Frank ganar más que suficiente para cubrir los 350 dólares del juego. Sin embargo, ese dinero le quemaba los bolsillos. Pero por suerte, escuchó un sabio consejo que lo hizo reflexionar. “Vi todo este dinero que nunca antes había tenido y pensé: “debería divertirme con esto. Voy a salir a comer con mis amigos y comprar ropa para usar en la escuela y cosas así”, le dijo Ames, un residente de Iowa, de ahora de 23 años, pero que en ese momento era un chico de 16 años también. “De repente ya no quedaba nada, y no tuve ese juego genial que quería”. Fue el primer ejemplo que tuve sobre lo rápido y fácil que es gastar el dinero cuando no estás pensando en ello, y ya no tenía lo que quería comprar en primer lugar”.

thomasfrank2015headshot1-1

Esta lección de vida se quedó con él para siempre. Antes de graduarse de la Universidad del estado de Iowa en el 2013, Frank comenzó un negocio en línea que le generó suficientes ingresos para pagar casi 15.000 dólares de su crédito estudiantil. Y se graduó sin ninguna deuda. Aún tiene ese negocio: College Info Geek, el cual le otorga a estudiantes universitarios información sobre cómo ser más productivos, obtener mejores notas, conseguir los empleos de sus sueños y graduarse sin deudas. Además de escribir en su blog, Frank es el anfitrión del podcast “The College Info Geek” y del podcast “Listen Money Matters (Escucha, el Dinero Importa)”.

Frank aspira a “retirarse” a los 40 años, a pesar de que su visión del retiro no incluye jugar al tejo y sentarse en una silla mecedora. En vez de eso, él espera tener lo suficiente ahorrado como para financiar su vida sin necesitar ingresos generados por trabajos. “No es que no quiera trabajar más, pero quiero llegar a un punto en el que haya ahorrado lo suficiente para poder costear mi vida y la de mi familia. Quiero seguir creando algo de valor”, comentó.

En la universidad, Frank comenzó a leer libros de finanzas personales. Una de sus inspiraciones fue J.D. Roth, un bloguero y autor de “Your Money: The Missing Manual (Tu Dinero: El Manual Perdido)”. Pero además, aprendió de los errores de su familia, quienes intentaron invertir pero que se retiraron del mercado durante le crisis financiera del 2008. “Con los años, ya no tenían nada, así que me di cuenta de que tenía que guardar algo de dinero y asegurarme de no tocarlo”.

Durante su primer año de universidad, Frank abrió una cuenta en Vanguard con 1.000 dólares y comenzó a ahorrar. A finales del 2013, abrió algo conocido como una cuenta individual de retiro SIMPLE. SIMPLE (en inglés) son las iniciales para Plan de Incentivo de Ahorros para Empleados. Estas cuentas son populares entre los dueños de pequeños negocios, cuyas compañías no patrocinan algún otro plan de retiro. Como dueño de un negocio, Frank pudo solicitar este tipo de plan.

Hoy en día, Frank se esfuerza por añadir 1.000 dólares cada mes a su cuenta, sujeta a impuestos de Vanguard. Ya tiene cerca de 11.500 dólares en esa cuenta. Y en su cuenta individual de retiro SIMPLE, Frank invierte en el FNIAX (Fidelity Advisor New Insights Fund), un fondo de crecimiento de capitales, y en el Virtus Emerging Markets Opportunities Fund. Ambos le fueron recomendado por su consejero financiero. Tiene cerca de 19.000 dólares en su cuenta SIMPLE. Y debido a que está ahorrando para poder costear su vida a los 40 años, Frank debe guardar también una porción de su dinero en una cuenta de retiro calificada, la cual está sujeta a multas por hacer retiro antes de 59 años y medio.

La meta de Frank es haber ahorrado 900.000 dólares para los 40 años y para hacer que esto sea posible, necesita invertir 25.000 dólares al año, a precio del dólar actual. Junto con eso, él trabaja para aumentar sus ingresos a 90.000 dólares anuales. Con esto, reconoce que tendrá que guardar más dinero al envejecer, pero espera poder anticiparse tanto como sea posible para poder aprovecharse de los intereses.

El secreto del éxito de Frank para ahorrar yace en la automatización. “Soy un fanático de externalizar, básicamente, cualquier sistema que puedas externalizar,” dice. Ha configurado contribuciones automáticas a sus cuentas de inversiones, así como también el pago de sus cuentas. Compara su sistema a un gasoducto, en el cual el dinero fluye y es distribuido a las cuentas apropiadas.

Otra cosa clave ha sido el ver a su futuro yo, un ejercicio que por lo general es difícil para las personas de todas las edades. Por ejemplo, el contempla no tener hijos de los cuales hacerse responsable pero si contempla otros escenarios, como cuidar a padres ancianos o que no sean capaces de trabajar. “Quiero ser como Batman. Él tiene un plan para todo”, explica Frank.

Frank y su novia no mezclan sus finanzas, pero Frank dice que su estatus probablemente cambiará en un futuro no tan distante. Su novia está comprometida con este mismo plan de ahorro y retiro temprano. Frank dice que es crucial que las parejas se comuniquen abiertamente sobre sus metas financieras. “Solo tienen que estar en la misma página”, dice. “No creo que el dinero lo sea todo, pero una falta de dinero si puede serlo. Así que realmente es bueno tener eso conversado con tu pareja”.

A pesar de que ha ahorrado continuamente y que sus metas son claras, Frank dice que su estilo de vida no es tan austero como al que adhieren otros blogueros, como quien usa el seudónimo Mr. Money Mustache (Sr. Bigote de Dinero), un ingeniero que se retiró a los 30 años. “Si me preguntara a mí mismo y fuera muy honesto, podría hacerlo un poco mejor porque tiendo a gastar más de lo necesario en salir a comer y cosas así”, expresó el joven y agregó “pero mientras continúe alcanzando mis metas de ahorro, el gasto no es un problema tan grande”.

Otra de las metas financieras de Frank es ayudar a más estudiantes para que puedan graduarse de la universidad sin tener deudas. Él hace préstamos a Kiva, un grupo sin fines de lucro que funda proyectos que apuntan a aliviar la pobreza mundial. “Debido a que mi negocio está basado en la educación, quiero fundar educación. Ayudo a que personas vayan a la escuela en distintos países. Si pudiera llevar mi ingreso a esa nivel, mi gran y osado objetivo sería erradicar la deuda estudiantil, si puedo crear algún tipo de fondo para becas escolares, eso sería asombroso”, finalizó.

Visto en: http://www.businessinsider.com/exactly-how-this-23-year-old-is-saving-to-retire-at-40-2015-3?utm_content=bufferd7aa2&utm_medium=social&utm_source=facebook.com&utm_campaign=buffer

Motivos que provocan deudas impagables

deudasimpagablesTerminar sin dinero días antes de que llegue la quincena o que simplemente, cuando ésta llegue ya todo lo tengas comprometido, es una de la peores sensaciones que se puede tener, es más, ya ni te da gusto que sea día de pago.

Si ello te sucede siempre es por falta de planeación financiera, para solucionar este inconveniente realízate una serie de preguntas que te ayudarán a evaluar tu situación: ¿haces un presupuesto? Si lo realizas ¿qué tanto lo respetas? ¿tienes un fondo de emergencia? ¿ahorras?

Una de las guías financieras más importantes que tenemos es el presupuesto, este nos ayuda a conocer nuestros límites y también a respetarlos, lo que lleva a que no caigamos tan fácil en la tentación de endeudarnos.

Además, a través de éste puedes conocer tu capacidad de pago o de endeudamiento, es sencillo: a tus ingresos le restas tu ahorro y después tus gastos fijos, el resultado es lo que puedes comprometer en deudas; se recomienda que sea menor a 30 por ciento de lo que ganas.

Recuerda, en el control de tus gastos, tu guía son las necesidades autogeneradas, no una conciencia real de lo que estás haciendo.

Juan Pablo Zorrilla, codirector general de Grupo Resuelve, asegura: “el sobreendeudamiento es consecuencia de la falta de planeación financiera, esto le puede suceder a cualquier persona sin importar su condición económica. Lo recomendable es revisar el estado de nuestras finanzas por lo menos una vez al mes, así evitaremos caer en deuda morosa sin estar conscientes”.

1. El origen del problema

De acuerdo con la reparadora de crédito en México, Resuelve tu Deuda, los siguientes cinco motivos provocan deudas impagables, muchas veces sin que lo notes, chécalos y tenlos en la mira para que no caigas en ellos, o si ya estás en esta situación busques cómo solucionarla:

2. Falta de seguimiento a cargos fijos:

Programar cargos periódicos a la tarjeta o servicios sin revisar los estados de cuenta puede ocasionar que no se tengan estos gastos en el radar al momento de armar un presupuesto. De igual forma, el no dar seguimiento detallado a estos cargos, podría ocasionar que se cobren montos incorrectos.

3. Gastos médicos:

La salud en México es una de las necesidades más costosas. Si una persona no cuenta con un seguro de gastos médicos a su medida o bien, uno brindado por el gobierno, tiende a recurrir a créditos o préstamos que le generarán intereses difíciles de pagar, mismos que seguirán creciendo conforme el paso del tiempo.

4. Gasto hormiga:

Son esas pequeñas compras que hacemos a diario y que pasan inadvertidamente, como comprar todos los días un café de 14 pesos, una lata de refresco de 9 pesos y una botella de agua de 10 pesos, al año este tipo de consumo representan un gasto de siete mil 920 pesos.

Aumento en línea de crédito:

Cuando un cliente tiene buena reputación ante Buró, el banco puede ofrecerle un aumento en su línea de crédito u otra tarjeta sin haberla solicitado, pero antes de aceptar piensa si realmente necesitas más crédito, ¿en verdad puedes costear adquisiciones de mayor valor? Resuelve tu Deuda recomienda un límite de crédito no mayor al 30 por ciento de tu ingreso.

5. Desempleo:

El diez por ciento de los clientes que llegan a Resuelve tu Deuda fue por pérdida de empleo y esto provocó que ya no pudieran hacer frente a sus deudas con instituciones bancarias, la reparadora de crédito aconseja siempre tener un fondo de emergencia para poder afrontar este tipo de situaciones y  que no caigas en problemas de  sobreendeudamiento.

Visto en: Excelsior

Los tres errores financieros que pueden dejar en la ruina a cualquiera

finanzassanasLa mayoría de nosotros no nos tomamos el tiempo necesario para analizar nuestra conducta financiera, sin embargo, esto puede terminar si evitas los tres errores financieros que pueden dejar en la ruina a cualquiera…

Una economía estable, depende fuertemente de la práctica de buenos hábitos financieros, y éstos no son más que la toma de decisiones inteligentes día a día. Para que una acción se considere un hábito, es necesario que se realice con periodicidad, siendo esto lo que dificulta mantener unas finanzas sanas. Es fácil resistirte a un gasto que incrementará significativamente tu deuda a lo largo de un mes, ¿Pero qué pasará al siguiente? ¿Y el que viene después?

De acuerdo a un estudio realizado por el Banco de la Reserva Federal de St. Louis, las personas cuyo nivel económico se considera “alto”, tienen en común ciertas actitudes con respecto a la administración de su dinero, y así como ellos, los calificados por el St. Louis Fed por debajo de la media de riqueza, también comparten más de una característica. De acuerdo con los resultados de esta investigación, la gente que sigue ciertas reglas cuando se trata de su dinero tiende a estar ubicada en un nivel socioeconómico más alto. Aquí te dejo los tres errores financieros:

  1. No pagas tus deudas a tiempo: Atrasarte, desde un par de días hasta un periodo entero, puede ocasionar grandes estragos a tu balance general. La clave aquí son los intereses: cumple con tus fechas de pago y no dejes que la deuda inicial se infle por olvidos o falta de planeación.
  2. No ahorras: Los ahorros generan liquidez, y un buen margen de liquidez es básico para considerar a una persona económicamente saludable. Si no tienes ahorros disponibles, a pesar de que tengas activos a la mano, te hace falta la inmediatez del efectivo.
  3. No tienes activos: No posees bienes inmuebles ni tienes deudas por cobrar; dicho de otra manera, nada te genera ingresos más allá de tu sueldo.

Muchos de los errores financieros que cometemos son producto de la falta de visión y análisis de nuestra condición económica actual y las repercusiones de nuestras acciones a futuro. Tristemente, la mayor parte de la población dedica muy poco tiempo a analizar su conducta financiera, y de esto derivan incontables deudas e incrementos de las mismas, envileciendo innecesariamente a las instituciones bancarias que, finalmente, se limitan a prestar un servicio. Planificar, invertir y ahorrar son verbos clave en la consolidación de tu riqueza; todo lo contrario te está empobreciendo.

Preguntas que debes hacerte antes de comprar cualquier cosa

Aparentemente, existe un problema relacionado con el gasto, ya que compramos mucho más de lo que necesitamos. Para ayudarte a decidir a la hora de tus compras, Gama te da los siguientes consejos:

Nuestros armarios llenos de ropa, nuestros cajones saturados y nuestros sobrepoblados sótanos, son la muestra de que lo que compramos no mejora nuestras vidas. Nuestro descontento se evidencia a través de nuestros excesos. En cada categoría imaginable (desde casas y autos hasta ropa y tecnología), debemos encontrar una intencionalidad mayor en nuestra búsqueda como consumidores.

Para lograr esto, propongo que comencemos a hacernos algunas preguntas específicas antes de realizar cualquier compra:

1. Ropa/Vestuario

clothes_shopping

1. ¿Estoy reemplazando un ítem de ropa o estoy comprando algo nuevo? Si el ítem no es un reemplazo específico, vuelve a pensar en la necesidad que tienes de comprarlo.

2. ¿Esto es algo que usaré con regularidad? Si no te puedes imaginar usando diariamente el ítem que vas a adquirir, piensa bien antes de pagar.

3. ¿Este estilo perdurará en el tiempo? No creas en la propaganda de las últimas tendencias. Esa ropa es fabricada por la industria de la moda y cambia rápidamente.


2. Tecnología

ap_britain_Apple_iPhone_wy_140919_16x9_992

1. ¿Qué tipo de problema resuelve esto? La tecnología debiese hacernos la vida más fácil al ayudarnos a resolver problemas. Si no logra resolver un problema ya existente, entonces al comprarla estarás simplemente agregándole mayor dificultad al problema.

2. ¿Existen rumores de nuevos avances en esta tecnología? La tecnología cambia rápidamente. Si tu compra no llega en el momento adecuado, sería inteligente de tu parte chequear si próximamente lanzarán algo nuevo.

3. ¿Puedo gastar en esta tecnología? Ten presente que el costo total es generalmente mayor a la inversión inicial.


3. Muebles/Decoración

Couple-researching-furniture-in-an-empty-house

1. ¿Mi compra está basada en una necesidad real o es solo una presión social? ¿Estoy sucumbiendo a una presión especifica basada en la presión ejercida por la sociedad, mis amigos o mi familia? ¿El mueble o decoración que me interesa es algo que realmente necesito?

2. ¿Estoy eligiendo calidad por sobre la cantidad? Cuando tenga que ver con muebles, elige siempre calidad por sobre cantidad. Un mueble cómodo donde sentarte es mucho mejor que tres opciones incómodas. Y una hermosa pieza de decoración te proporcionará más vida que una docena de piezas más baratas.

3. ¿Este estilo perdurará en el tiempo?


4. Entretenimiento

rafting

1. ¿Esta opción de ocio te entregará descanso y alguna utilidad? El ocio nos genera emociones, ocupa nuestros corazones y ejercita nuestra mente. O al menos así debería ser. Elige invertir tu dinero de ocio en lugares que cumplan con los requisitos descritos arriba.

2. ¿Estoy haciendo un uso excesivo del ocio para escapar de mi vida? No hay nada malo en disfrutar del ocio. Tiene un propósito muy importante. Sin embargo, se puede convertir en un peso personal y financiero si lo usamos como medio para escapar de nuestra propia realidad en vez de enfrentarla.

3. ¿Existe una alternativa más barata? Una caminata por el parque o por la montaña puede ser generalmente más entretenidos y beneficiosos que comprarse una entrada al cine.


5. Comida

romantic_dinner

1. ¿Este alimento le dará energía a mi vida? Los alimentos poco sanos pueden tener mejor sabor en el momento, pero a largo plazo, nos frenan de lograr un bienestar y un buen estilo de vida.

2. ¿Las decisiones que tomo en relación a mi comida contribuyen a mi estrés financiero? De acuerdo a las estadísticas, los estadounidenses gastan el 42% de su presupuesto mensual de alimentación en restaurantes. Si te cuesta mejorar tu economía, éste es un buen punto por dónde empezar a hacer recortes.

3. ¿A quién apoyo al hacer esta compra? Siempre necesitarás comer. Apoya la economía de tu región al hacerlo.


6. Seguros Personales/Salud

life-insurance-cost

1. ¿Hablé de las opciones que tenía con un asegurador profesional? Busca ayuda profesional cuando tomes esta decisión. El trabajo de ellos es entender todas las opciones que tienes (que cambian rápidamente).

2. ¿He investigado los beneficios del plan que ya tengo? Le estoy sacando el máximo partido a mis pagos actuales. Investiga también sobre cuidado dental, oftalmológico y preventivo.

3. ¿Estoy en busca de un estilo de vida beneficioso para mi salud? La manera más efectiva de reducir al máximo tus gastos de salud es perseguir un estilo de vida saludable. Los accidentes y las cosas que se heredan siempre estarán presentes. Los hábitos saludables, por otra parte, siempre valen la pena a largo plazo.


7. Transporte

portadamoney

1. ¿Necesito un auto nuevo? ¿Por qué quiero comprarme un auto nuevo? ¿Es esa una buena razón para gastar mis ahorros?

2. ¿Cuánto dinero he ahorrado? Siempre compra tu vehículo con efectivo. No te arrepentirás.

3. ¿Cuáles son los gastos extras asociados a esta compra? Debes calcular bencina, seguro, mantenciones, y circunstancias especiales (estacionamiento, peajes, etc.). Toma en consideración estos factores comparando varios modelos. A veces un vehículo puede tener un valor de venta alto, pero te ahorrará dinero en el largo plazo.


8. Vivienda

couple-with-new-house

1. ¿Estoy comprando o arrendando lo que necesito? Elige un techo donde vivir basado en tus necesidades, no por lo que diga tu corredor de propiedades.

2. ¿Cuáles serán los gastos adicionales a esta compra? Cuando sea posible, investiga los costos de utilidades, el seguro, los impuestos, las mantenciones, los valores por el pago de la escritura. Esto es de especial relevancia cuando das el paso luego de haber estado arrendando.

3. ¿Este compromiso me traerá libertad o será una carga en mi vida? Tu hogar debe entregarte seguridad y estabilidad, no estrés. Piensa cuidadosamente en el impacto que puedan tener algunos vaivenes económicos en el valor de tu hogar y en la habilidad que tengas de realizar pagos en el futuro.


9. Mascotas

pets

1. ¿Esta es una mascota que puedes costear? Considera todos los costos asociados a tu mascota: alimentación, refugio, limpieza, peinado y peluquería, gastos médicos, entre otros.

2. ¿Este animal o mascota me impedirá alcanzar metas más importantes, como viajar, hospedar a otras personas en mi hogar o lograr independencia financiera?

3. ¿Los beneficios que acarrea la tenencia de un animal sobrepasan el trabajo extra y los gastos? ¿Puedo articular claramente la razón por la que estoy tomando esta responsabilidad?

Consejos para unas finanzas sanas

finanzassanas

Las finanzas personales son un tema práctico, no necesitas ponerte a estudiar, lo que necesitas es poner manos a la obra. En Gama te presento un panorama general con 12 consejos para tener unas finanzas sanas, que te permitirán mantener mucho mejor tu estilo de vida sin estrés. Poco a poco iré desarrollando temas relacionados con el mundo financiero, mientras tanto, ¡Checa esto!

1. Conócete:

Conoce a la perfección tus ingresos (con deducciones), tus gastos (con todo y chicles ocasionales), tus patrones de consumo y descubre cuál es tu debilidad al momento de gastar.

2. Toma decisiones responsables:

Las finanzas personales son un sistema en el que cada acción afecta al resto. La salud de tus finanzas es el resultado de cada una de las decisiones que tomas, así que, cuando vayas a decidir, piensa en que otros aspectos influyen ya sea positiva o negativamente. Por ejemplo, analiza el impacto que tiene el contratar un seguro.

3. Sé consciente:

Vivimos inmersos en la era del consumo, por lo cual, a veces nos es difícil darnos cuenta en lo que gastamos. Reducir los gastos en diversos rubros es la mejor manera de ahorrar.

4. Enfrenta tus deudas:

Si no las tienes es un gran, gran alivio; pero si sí, es importante que las liquides. Organiza tu presupuesto y no te preocupes, ¡Ocúpate!

5. Establece metas de ahorro:

¿Quieres un auto nuevo? ¿Un departamento? ¿Un viaje? Define en que tiempo lo quieres y dirígete hacia ella con un plan de ahorro.

6. Identifica los plazos:

Ya sea largo, mediano o corto. Asimismo, cuando decidas una meta de ahorro o una deuda, considera el beneficio y el costo en todos los plazos. Por ejemplo, cuando vas a comprar a 18 meses, detente a pensar cuál es beneficio de comprarlo y mantener una deuda, y cuál es el costo en el largo plazo. Si pesa más el beneficio, es suficiente razón para tomar esa decisión. De lo contrario, déjala ir.

7. Conoce tus instrumentos de ahorro. AFORE, cuenta de ahorros, cuentas de inversión o el colchón. El ahorro diferenciado según las metas es muy útil, así que identifica las ventajas y las desventajas de cada una y elige las que te convienen para cada meta.

8. Invierte. Hay instrumentos de inversión que puedes contratar por montos menores de $10,000 pesos y te dan rendimientos más altos que las cuentas de ahorro. La inversión no sólo es para las grandes mujeres de negocios.

9. Ahorra. La expectativa de vida es cada vez más larga, por lo que es importante que cuentes con un instrumento en el que guardes dinero desde el inicio de tu vida productiva para cuando llegues a cierta edad puedas seguir siendo independiente. Hay instrumentos que ofrecen los bancos además de las AFORES, ¡empieza ya!

10. Analiza tus tarjetas de crédito. Conócelas: ¿Cuántas tienes? ¿Conoces el CAT de cada una de ellas? ¿Sabes la diferencia entre la fecha de corte y la fecha de pago? Te recomiendo que tengas máximo dos tarjetas y que pagues la deuda total mes con mes.

11. Contrata un seguro. Aunque suene a cliché, más vale prevenir que lamentar. Los seguros podrían considerarse un pago diferido ante el gasto de una eventualidad. No tienes control sobre todo, por ejemplo, que te roben el coche o te enfermes, pero sí puedes tener control sobre el gasto que te va a significar alguno de esos dos sucesos. Hay seguros para muchísimas cosas, investiga cuáles son los que mejor se adaptan a tu estilo de vida.

12. Disfruta de la vida y de ti mismo con un presupuesto cómodo. Parte de la felicidad es no vivir comiéndote las uñas y preocupado por el dinero todo el tiempo, se trata de tener lo que necesitas y lo que quieres sin atropellarte en el camino.

“El dinero se va como agua” Pasos para armar un presupuesto

cochinito

A todos no ha pasado, siempre que llega la quincena, días después no sabemos porque ya tenemos la mitad o menos de la mitad. Sentimos que nuestro dinero no rinde lo suficiente y tratamos de hacer memoria respecto a todos y cada uno de los gastos que hemos tenido; sin embargo, suele ser difícil saber a que ha sido destinado cada peso. Es por eso, que en Gama te daré diez pasos para armar un presupuesto, porque es una mentira que el dinero se va como agua. El presupuesto debe de acomodarse de acuerdo a tus necesidades y a tu estilo de vida, así como a tus objetivos de ahorro a corto, mediano y largo plazo. Lo ideal es buscar un sistema que te ayude a conseguir tus metas y te facilite la vida.

  1. Un buen presupuesto es prospectivo, es decir, debes elaborarlo para el siguiente mes o para el siguiente trimestre o año según te acomode.
  2. Escribe tus ingresos, primero los que son fijos cada mes y después los que son variables.
  3. Establece la cantidad de dinero que deseas ahorrar y divide por categorías para que cosa o cosas van destinados dichos ahorros. Es importante que consideres en primer lugar el ahorro; ya que si te esperas al final para ver si te sobra dinero, al final no sobrará nada.
  4. Identifica tus gastos fijos de cada mes y divide el dinero que es destinado para cubrirlos, aquí también van incluidos deudas o pagos de tarjetas de crédito.
  5. Identifica los gastos variables. Quizá tengas un cumpleaños, o saldrás un fin de semana fuera de la ciudad.
  6. Anóta tus gastos pequeños y variables, aquí incluyen salidas al cine, a restaurantes, a bares, etc. Súmalos, de esta manera te asignas una cantidad que puedes gastar al día, a la semana o al mes.
  7. Identifica los gastos más grandes del año, como las vacaciones, regalos de navidad o el pago anual del seguro. Asígnales una cantidad y divídelos en los meses que te quedan de aquí hasta entonces. Define la cantidad de dinero mensual que vas a separar mes con mes para que no te agarren desprevenido.
  8.  Anótalo todo en una tabla.
  9. Resta los gastos a los ingresos y voilà! Tienes un presupuesto. Si le sobra o le falta algo, tu presupuesto no está del todo bien. Revísalo para que coincida (si te sobra, puedes ahorra un poco más).
  10. Apégate a él lo más que puedas, si no tefuncionóajústalo para el siguiente período (tal vez tome algunos periodos precisarlo), pero no lo sueltes, recuerda que las finanzas, al igual que tu cuerpo, necesitan determinación y constancia para estar en forma.

    Si requieres ayuda, hay varias apps que puedes bajar para hacer tu presupuesto o para llevar un registro de tus gastos y saber cuánto necesitas poner en la categoría “varios”. Les comparto dos que me parecen buenas:

    BUDGT: Es ideal para llevar registro de tus gastos y saber cuánto dinero te queda. Está en inglés y no hace diferencias entre el tipo de moneda. Es muy sencilla pero útil.

    Toshi Finance: Te pide que te registres y es un poco más compleja, pero sigue siendo adaptable a tus necesidades y es más precisa. La puedes bajar en español o inglés y sí hace diferencias entre tipos de monedas.

    Si requieres ayuda, hay varias apps que puedes bajar para hacer tu presupuesto o para llevar un registro de tus gastos y saber cuánto necesitas poner en la categoría “varios”. Les comparto dos que me parecen buenas:

    BUDGT: Es ideal para llevar registro de tus gastos y saber cuánto dinero te queda. Está en inglés y no hace diferencias entre el tipo de moneda. Es muy sencilla pero útil.

    Toshi Finance: Te pide que te registres y es un poco más compleja, pero sigue siendo adaptable a tus necesidades y es más precisa. La puedes bajar en español o inglés y sí hace diferencias entre tipos de monedas.

visto en: http://www.estoespurpura.com