Archivo de la categoría: Love affairs

Cómo superar a tu ex (por segunda vez)

A todas nos ha pasado, juramos que jamás en la vida volveremos a caer y que si el muchacho en cuestión se aparece, lo regresaremos por donde vino con un rotundo NO. Pero no, pasa totalmente lo contrario y ahí estamos de nuevo. Pero no te preocupes, a veces se necesita un doble madrazo para entender y sacudirte una relación que no tiene futuro y que siendo sinceras ya no te hacía feliz.

La primera vez que te rompieron en pedazos fue complicado armarte de nuevo; por lo tanto, es obvio que un segundo intento no funcionará y menos si te dejan (oootra vez) toda rota. Y ahí vamos de nuevo amigos, tenemos que levantar los cachitos de nuestro ser y pegarlos con cola loca y eso cuesta trabajo; tanto, como si te dijeran que mañana correrás un maratón.

Lo primero que tienes que hacer es recordar que ya lo hiciste una vez y que podrás hacerlo de nuevo. Descubriste que nadie se muere de amor y que lograste acomodar tu vida. Después…

1.- Deja de culparte: No se vale que te acuses por ser la más tonta del universo al haber creído de nuevo. Cuando te vengan esos pensamientos a la cabeza lo mejor que puedes hacer es algo que te distraiga. No pasa nada, todos cometemos errores.

2.- Aprende a vivir extrañando: Obvio no dejarás de sentir “extrañamiento”pero sí podrás vivir con eso. Deja que sea parte de ti y poco a poco dejará de ser algo real.

3.- Llora: Si te sientes mega mal se vale regalarle unas cuantas lágrimas pero eso sí, asegúrate que sean las últimas. #YaBasta

4.- Cambia la rutina: Obvio te acostumbraste a hacer cosas juntos, pero es momento de hacer cosas nuevas, háblale a tus amigas, a tu familia y pon actividades en la agenda que poco a poco te ayudarán a superarlo. Una mujer ocupada no tiene tiempo de pensar en algo más y menos en su ex.

5.- Perdónate: Lo más difícil de superar a tu ex por segunda vez es perdonarte a ti misma. Ya te había fallado (o se habían fallado mutuamente) y por eso habían terminado, pero este sentimiento de traición hacia ti misma se ancla y te jala al hoyo. Trabaja en perdonarte, en dejar de sentirte mal por haber caído de nuevo. Trata de enfocar tus pensamientos hacia el hecho de que “caer” no fue caer, sino una forma de querer volver a creer, volver a confiar. Y la esperanza siempre es un sentimiento positivo.

Evita las discusiones absurdas con tu pareja

Es lógico que en una relación existan discusiones, no todo es color de rosa; pero ¿qué pasa con aquellas peleas absurdas? Las peleas sin sentido a pesar de ser “tontas” pueden tener un gran efecto negativo en la relación al punto de destruirla.

La buena comunicación es fundamental, aprender a expresar y escuchar son las claves para que las cosas funcionen y no existan malos entendidos.

Las redes sociales

Son buenísimas para estar en constante comunicación pero también pueden ser súper peligrosas.

Malentendidos, palabras que se dicen en un sentido pero se entienden en otro, celos, aceptaciones de amistad, todo eso puede dar lugar a discusiones absurdas que bien podrían evitarse. Lo mejor que puedes hacer es hablar con tu pareja face to face o mínimo una llamada.

Reproches

Una de las cosas más importantes dentro de una relación es hablar las cosas en el momento. Cuando no estás de acuerdo en algo, lo mejor es decirlo y no esperar a la ocasión menos oportuna para hacerlo.

Algo que podría ayudar, sería programar una sesión de “netas” para que puedan hablar sobre la relación y expresar todo lo que no han podido decirle a su pareja. Aunque te dé flojera, es necesario comunicar TODO lo que pasa por tu cabeza.

Sacar temas del pasado

Esta es a mi parecer el motivo más horrible por el que surgen discusiones sin sentido. Se supone que ya se había superado los temas del pasado ¿Qué diablos tienen que salir a relucir en este momento?

Debemos aprender a caminar hacia adelante y evitar anclarnos en el pasado que nos impedirá seguir viviendo el presente.

Una relación hay que cuidarla. Para esto, tenemos que eliminar de nuestra vida los reproches, todo aquello que nos hizo daño un día, perdonar y hablar.

Platica con tu pareja sin sentirte cohibida, sin tener miedo a expresar cosas. Siempre he pensado que las verdaderas relaciones y el verdadero sentido de una pareja es sentirte libre para comunicar lo que sientes y lo que piensas.

¡Adiós discusiones absurdas!

Lo que debes hacer para superar una infidelidad

ASQUEROSOS. No hay adjetivo que describa más a las personas que son infieles. Sin embargo, sólo tú sabes si vale la pena darle una segunda oportunidad.

En fin… Si ya decidiste perdonarlo te aconsejo que sigas estos sencillos pasos para que lo superes lo más pronto posible y no quieras cortarle sus partes al chico en cuestión en el intento.

  1. Siente:

Date el chance de sentir. Llora, grita, patalea, enójate, ponte feliz. Seguramente si decidiste perdonarlo es porque ya has estado asimilando lo que pasó, sin embargo, estos días serán una montaña rusa de emociones lo importante es que saques todo lo que sientes.

  1. Pregunta:

Antes de seguir te digo que esto no te va a servir de nada pero si tienes la necesidad de hacerlo, hazlo. Debes estar consciente que todo lo que te diga te sonará súper mal y que terminarás con imágenes mentales que te perseguirán hasta en sueños, pero es inevitable y él tendrá que responderte con sinceridad.

  1. No te obsesiones con ella:

Sólo una cosa: Ella no tuvo la culpa, el cabrón fue tu novio.

  1. Sé honesta contigo:

Sé fiel a tus valores, ideas y sentimientos y sobre todo, no te conformes con algo que no mereces.

  1. Ten paciencia:

Cuesta cañón volverte a sentir segura en tu relación pero tienes que ser muy paciente contigo y con él para que las cosas mejoren, sé también que tendrás recaídas y panic attacks de vez en cuando pero PA-CIEN-CIA.

Por nada del mundo te culpes, la decisión de ser infiel la tomó él y, aunque muchos factores influyen, tú no la tomaste.

 

 

Esto es lo que jamás deberías de tener en común con tu pareja

Es obvio que en una relación de pareja se compartan gustos, pensamientos y demás. Sin embargo, es importante que no olvidemos que nosotras tenemos vida propia y no todo siempre tiene que ser igual o en común. El espacio y respeto a lo que nos conforma es un must para que la relación marche bien.

Esto es lo que tú y tú pareja no deberían de compartir jamás:

  1. Las manías

Es normal que se nos pegue una que otra cosilla pero ya copiarle hasta las manías… Que oso.

  1. El mismo círculo de amigos

Igual y ahí fue donde se flecharon pero también es conveniente mantener un poquito de distancia y respetar a los amigos súper cercanos de tu pareja y viceversa porque ¿Si cortan que van a hacer? Es horrible seguirse encontrando en las reuniones y que todos los cuates estén “sacados de onda.”

  1. Ir al mismo trabajo o estar en la misma escuela

Agotados y hostigados ¿Quieren más?

  1. Los mismos hobbies

Lo padre de una relación es que ambos se pueden enseñar cosas que no hayan probado o experimentado, que flojera tener los mismos pasatiempos.

  1. Objetos de higiene personal

Qué asco. Digo… Se besan y toda la cosa pero… Tampoco hay que pasarse.

  1. Contraseñas

Ya no estamos en el 2007 como para hacer esas ridiculeces o confías o confías. Además es una mega falta de respeto que tu pareja no tenga tantita privacidad.

 

Recuerda que no hay amantes perfectos y no por tener los mismos gustos que tú quiere decir que él o ella es tu alma gemela.

De patán a buen hombre

Los patanes han pasado de moda, hoy en día las mujeres buscamos hombres lindos. Las que ya se casaron e hicieron una mala elección, tomen nota para su segunda vuelta. Esto es lo que debes hacer para toparte a un buen hombre.

  1. Cambia tu manera de mirar

Atraes lo que miras, no hay más. Si enfocas la mirada a cierto tipo de hombres de algún modo te atrae más a ellos, sin darte cuenta que aquel Godín que ves pasar todos los días está loco por ti.

  1. Sal de tu zona de confort

Si siempre sales con la misma bolita de amigas, a los mismos lugares probablemente estás limitando tus horizontes. Lo que tienes que hacer es salir del mismo círculo social.

  1. Adiós características superficiales

Podría jurar que todas hemos tenido esa lista mental o escrita (en casos más estrictos) donde se desarrollan una serie de puntos que podrían ir más o menos así: guapo, cuerpo atlético, que su familia salga en el reforma club social mínimo de manera trimestral, que sólo vaya al Sens, simpático, que se llame Ricky y se apellide Ricón, que haya salido en los 10 mejores vestidos de la Quién, que sea popular. Niñas: no todo lo que brilla es oro.

  1. Pon atención a los focos rojos

Si a la segunda cita el chico en cuestión se ahoga en las copitas, ves que es dependiente de sus amigos y peor aún de su mamá o te platica de su ex, lo mejor que puedes hacer es decirle adiós. Ya no estamos para aguantar a esa clase de hombre.

  1. Encuesta

Busca que la mayoría de las dates sean planes donde puedas platicar y, sutilmente, haz muchas preguntas. Todo esto con el afán de obtener información muy simple pero crucial, como qué planes le gustan, en qué trabaja, qué aspiraciones tiene, qué busca en una mujer, valores. Este punto se dice fácil pero muchas no tienen desarrollado este tipo de don, ¡la práctica hace al maestro!

  1. Expectativas reales

Por nada del mundo esperes sentir mariposas como si fuera el primer amor, deja que te conquisten.

  1. Sentirte cómoda

Cuando estés en plena date (paralelo al convivio) mira hacia adentro y percibe cómo te sientes. Si estás siendo 100% tú, algo va bien.

  1. El interés tiene pies

Si el dude se reporta religiosamente cada quincena o te busca para llenar su vacío de los domingos y sólo quiere que le aflojes, probablemente no esté interesado en ti. Acéptalo y déjalo ir.

  1. Paz mental

Sólo tú sabrás cuando un hombre te haga sentir tranquila, no hay mucho que explicar…

Aplica estos consejos con tu siguiente candidato, no te desesperes si no llega o te sigues topando a puro gañán, cuando estés lista saldrá de entre las piedras, ¡y todo habrá valido la pena!

 

Es buena idea darle una segunda oportunidad a tu ex

Dicen por ahí que las segundas oportunidades nunca son buenas, pero también hay quien dice que todos merecen una segunda oportunidad ¿Tú por cuál te vas?

Todas estamos acostumbradas a lo fácil, a lo cómodo. Empezar una relación nueva con una misma, conocer gente y hacer algo nuevo con otra persona nos causa un conflicto enorme y de ahí se agarran los ex novios para poder ser perdonados una y otra vez.

Hay ocasiones que en sí vale la pena intentarlo porque igual y estás recuperando al amor de tu vida; sin embargo, seamos súper honestas y aceptemos que la gente no cambia, al menos no con facilidad. Y obviamente, depende cuál es el factor que se tiene que cambiar.

¿Deberías darle una oportunidad a tu ex? No. Si te es imposible borrar el dolor que anteriormente te causo, si te es completamente imposible perdonarlo y te pasarás reclamándole lo que se supone “ya perdonaste.” No, si lo que te hizo lastimó tu integridad como mujer, tu dignidad y te atacó física y psicológicamente. Es importante que distingas el tipo de problema que vas a perdonar.

¿Deberías darle una segunda oportunidad a tu ex? Sí. Si notas un cambio cañón de su parte, muestras de amor, apoyo y un sincero arrepentimiento y si lo que te hizo no va a dolerte y a crearte rencor por años. Si vas a perdonarte a ti también por aguantar lo que sea que te hizo, ¡vas!

Lo más importante es que tú seas feliz y si estás súper segura de querer darle otro chance puedes hacerlo, pero si no lo estás, lo mejor es que te quedes sola por un tiempo en vez de pasar tus días envuelta en una relación sin pies ni cabeza, sólo por mediocridad o compromiso falso.

Si me preguntas a mí, te diré que no vale la pena dar segundas oportunidades, yo las he dado y créeme, la gente no cambia. ¡Suerte!

 

El amor verdadero dura 120 minutos

Desde pequeñas hemos visto las películas de amor que finalizan con un “y vivieron felices para siempre”. Tenemos la falsa idea de que si un amor no termina en matrimonio o no duró lo suficiente fue un total fracaso. La realidad es que todos esos amores que han pasado por nuestra vida nos han dejado algo y que en un futuro, todas las cosas buenas que hayamos entregado se nos regresarán, igual y no de la misma forma pero siempre vuelven, nada es en vano.

Cada ser humano que ha formado parte de nuestra vida es el resultado de lo que somos hoy. Desde el niño increíble que te enseñó a valorar el amor, hasta el novio infiel que te demostró la importancia de la lealtad y honestidad en una relación. Todas esas experiencias nos ayudan a saber qué es lo que queremos, lo importante es mirar la situación con otros ojos, dar un paso atrás y agradecer lo aprendido.

“Estamos con la pareja que debemos estar, nuestra pareja no es buena ni mala: es perfecta. Las parejas no tienen que durar toda la vida. Las mejores parejas pueden durar dos horas y haber cumplido su cometido.”-Enric Corbera.

Sería padrísimo vivir las relaciones no con base en el tiempo o en el título; sino por el grado de felicidad que ambos se regalaron y por haber sido la mejor versión de sí mismos el tiempo que estuvieron juntos.

Piensa un poco y analiza si las relaciones que más te han marcado fueron aquellas que te pusieron a prueba, las que te confrontaron y las que te llevaron a ser una mejor persona. No importa qué tipo de amor hayas vivido, no importa el tiempo que hayan durado, todo lo que esos amores te han regalado es lo que te ha trasformado en lo que eres hoy.

 

 

 

Momentos en donde los celos son aceptables

Sabemos perfecto que los celos en una relación son el ingrediente ideal para mandar todo al diablo. Sabemos también que es una sensación espantosa y que, como personas emocionalmente maduras, debemos de hacerlos a un lado; sin embargo, hay momentos en lo que pueden ser aceptados. ¡Sigue leyendo!

1. Tu pareja toma el consejo de todo mundo menos el tuyo

Esto no quiere decir que domines la vida de tu pareja, pero, de vez en cuando es bueno que el punto de vista de los demás y el tuyo sean valorados por igual.

2. Le da prioridad a otros sobre ti

La independencia en una pareja es vital, pero hay una gran diferencia cuando la relación pasa a un segundo plano.

3. Su ex sobrepasa los límites

Es real que hay parejas que terminan como “amigos” y todo es paz. Esto no es nada negativo, pero, si hay momentos en los que tu güey le da preferencia a su ex, déjame decirte que las cosas no están nada bien.

4. Es atento con los demás pero no contigo

Ejemplo: estas en una fiesta y él es el mejor anfitrión del mundo con sus amigos, pero a ti ni una papita te ofrece. También cuenta la forma en la que te trata cuando están rodeados de otras personas.

5. Necesita validación externa constante

Tus cumplidos hacía él no son tomados en cuenta al menos que alguien más le diga lo mismo. Esto significa que no está valorando lo que tú sientes por él.

6. Te hace a un lado cuando está con sus amigos

Sin comentarios…

7. Le dedica más tiempo a otras personas o a otras cosas

Es más que obvio que tú estás en el último lugar de su lista y que no le importas.

Mi recomendación es que si le diste palomita a dos o más puntos, lo mejor que puedes hacer es dejar de sentir este tipo de celos y mandar a tu finísima y caballerosa pareja a dar una vuelta por el parque sin retorno.

 

 

 

Lo más difícil de decir: “Ya no te quiero”

Sientes que ya no puedes más…

Que cada latido es más fuerte, tanto, que temes que él lo escuche y le diga la verdad…

Sudas y sientes que no puedes respirar…

Llevas tiempo ahogándote pero tratas de tomar pequeñas bocanadas de aire, tratas de vivir, de sobrevivir.

Sudas más…

Tiemblas y piensas en qué momento podrás soltarte, en qué momento podrás explotar.

Tiemblas y tratas de compactar tu cuerpo, de compactarte toda y de esfumarte, desaparecer como el humo del cigarrillo que fumas y al que miras tratando de que te dé una explicación, tratando de que te ayude a expresar.

Respiras, te duele y te cuesta respirar…

Sientes que ya no puedes más…

Tomas aire y es como si hubiera traspasado tu cerebro, tus sentidos y tu alma…

Ya no puedes más y de tu boca solo fluyen las palabras:

“Tú amor me asfixia”

“Necesito espacio”

Cómo mantener un poco de misterio en tu relación de años

Al iniciar una relación, todo está repleto de misterio, intriga y emoción. Al pasar de los meses o años, sientes que ya sabes todo sobre tu pareja. Por suerte, existe la posibilidad de recrear aquel misterio que fue encantador en los primeros días o meses, no importa cuánto tiempo lleven juntos.

1. Sorpréndanse

Recuerda las cosas que hacían cuando se conocieron, esos pequeños detalles que ayudaron a que se enamoraran. Regresa la chispa a tu relación con pequeñas sorpresas como por ejemplo, verse para comer en las horas de trabajo.

2. Hagan planes entre los dos

Esta de súper flojera que sólo uno diga lo que se hará el fin de semana, el chiste es que sea una aventura para los dos.

3. Comparte tus fantasías sexuales más secretas

No importa cuánto tiempo lleven juntos, como pareja deben DE-BEN impresionarse siempre en la cama. Cualquier cosa que siempre hayan querido experimentar es importante que lo compartan.

4. Adiós a la rutina

La rutina es sana siempre y cuando no sea excesiva, pueden visitar un restaurante al que jamás hayan ido o irse de vacaciones a un sitio nuevo.

5. No se vuelvan tan complacientes

Es bueno que puedas estar cómodo con tu pareja, pero cuando te deja de importar lo que piensa de ti, puede ser problemático. Si te dejas de arreglar o dejas de preocuparte por tu presentación es una cosa, pero luego si dejas de cerrar la puerta del baño puede que estés eliminando de más el misterio en tu relación.

6. Breaks

Es súper importante tener tiempo para ti misma, a nadie le gusta tener una “lapa” como pareja.

ESTO ES UNA LAPA JAJAJA

Lapa

 

Ahora ya sabes que hacer para prender de nuevo la chispa en tu relación de años luz. 🙂

“Yo siento que ya me quedé”

Hace un par de horas llegue al gym como buena persona saludable, estaba lista (y nerviosa, siempre me pongo nerviosa antes de una clase, y más por esa clase) para tomar mi clase de CrossFit. En lo que esperábamos a que se desocupara el salón, escuche al grupo hablar sobre el rol que juega actualmente el hombre dentro de una relación de pareja: “él se encarga de lavar los platos, de hacer de cenar y de bañar a mi hija. Yo llego de trabajar y todo está hecho en casa, eso está bien.”

Una de mis amigas sorprendida le pregunto: “¿Sí es hombre?” Y otra chica súper triste exclamó: “¡Yo siento que ya me quedé!” Su frase me sacó de onda y en ese momento pensé: ¿En dónde te quedaste? ¡Por Dios, ve en donde estás! ¡Estás en la mejor etapa de tu vida! Entonces me di a la tarea de preguntarle qué edad tenía y muy triste me contestó: 23.

Me parece un poco freak que a esa edad las niñas se depriman porque no tienen a quien hacerle piojito y que utilicen frases tipo: “ya me quedé” ¿En dónde chingados te quedaste? ¿Te quedaste estancada en un trabajo de hueva? ¿Te quedaste con las ganas de hacer eso que tanto te gusta? ¿Te quedaste sin casa? ¿Sin dinero? ¿Sin comer? ¿Sin familia? ¿Sin amigos?

Admito que a veces pienso que ya se me fue el tren y sólo tengo 26 y quizá me case a los 50, pero jamás en la vida me deprimo por no tener a un cabrón a quien apapachar y mucho menos baso todo mi ser en si tengo o no tengo pareja. Está perfecto que los roles se hayan modificado y que hay mujeres que trabajan y hombres que trapean el piso del depa, pero tampoco hay que exagerar y sentirse triste si a tus pequeños 25 no tienes a nadie.

Lo mejor es disfrutar la etapa en la que te encuentras, sacarle jugo y dejar de atormentarse por lo que no tienes y empezar a darte cuenta de lo que sí tienes, te puedo apostar a que es muchísimo, muchísimo mejor de lo que deseas tener. La vida jamás se equivoca y te da justo lo que necesitas en el momento en el que lo necesitas.

Además… ¿Para qué quieres salir con uno, si puedes salir con varios? (sin dañar a terceros, no se pasen)

¡Besos!

 

 

 

 

 

 

Estar en la friendzone y tener sexo puede ser un caos

Tú, que siempre has estado ahí, en ese lugar donde asaltan y te roban la dignidad. El amigo comprensivo que seca las lágrimas de la persona hacia la que siente un amor profundo, ese amor que incrementa cada vez más con la intensa convivencia. El temido lugar del que todos huyen pero inevitablemente acaban viviendo ahí por meses, incluso años… La friendzone.

La idea de la cita era que tu amigo o amiga se desahogara por horas y maldijera al compás de las copas al güey o güeya que le rompió el corazón. Tú como alma de la caridad escuchas con atención mientras miras su rostro, enfocándote en seguir esa línea imaginaria que va de sus ojos a su boca, de arriba hacia abajo.

Después de la borrachera y del apapacho sentimental que tu amablemente le brindaste, acaban en la cama. Tú, sientes que el mundo está a tus pies y que al fin se dio cuenta que eres el amor de su vida. Has logrado escalar hasta su corazón. Según tú.

“Sólo fue sexo y no quiero que se vuelva a repetir porque no quiero perderte como amigo (a)”

Si se da cuenta que cometió un error, lo mejor que puedes hacer es recoger tus calzones y tu dignidad. También te recomiendo que des por terminada la amistad. ¿No puedes? ¿A caso te gusta ser el error de alguien?

“Quiero hacerlo de nuevo contigo”

Si se da el caso y hay más encuentros es evidente que la friendzone se vuelve más confusa cada vez, porque ahora lo tendrás cuando él o ella quiera, pero solo su cuerpo, obviamente eso está increíble para ti, pero no lo será tanto cuando te des cuenta que aquel al que llama “el amor de su vida” la posee más veces que tú y que sólo estás siendo un desahogo en lo que se decide a volver.  Tienes de dos:

1. Le das el mejor sexo de su vida.

2. Te quedas ahí dándole el mejor sexo de su vida y esperando a que regrese con la persona que SÍ desea, obviamente esa no eres tú.

Lo mejor que puedes hacer es decir adiós, a nadie le gusta ser una segunda opción. Además, la historia siempre acaba mal, generalmente el que sufre queda súper satisfecho porque mientras espera a su gran amor, tendrá los mejores encuentros sexuales contigo.

El sexo entre amigos puede ser desastroso e igual no fortalece la amistad como dicen por ahí, al contrario, el que se enamora, pierde. No te quedes en la friendzone y lucha por encontrar a alguien que sí te corresponda como lo mereces.

 

Besa rico: ¡Ponle sabor a los besos con Kissingspray!

Los besos son lo más delicioso del mundo, además de ser una forma de “conectarnos” con la persona a la que besamos, son grandes estimulantes del deseo, la excitación y el placer.

Ayer fui a los tacos, como buena mexicana me encantan los tacos, soy fan de 5 al pastor con todo. Mi novio también es súper fan y bueno, nos encanta cenar eso cada que podemos (porque también hay que cuidar la dieta).

Después de tan deliciosa cena, mi novio decidió darme un beso, lo que pasa es que él es súper cariñoso después de cenar, antes y durante jajaja. Después de aquel beso apasionado post cena taquera, noté que obviamente me había dejado un sabor extra a taco, sentí como si me hubiera comido sus tacos también. Digo, lo amo too much pero la verdad, su sabor a cebolla… No gracias.

De repente me acordé que en mi bolsa traía mi súper Kissing Spray, es un spray bucal delicioso que no sólo refresca tu aliento; sino que ¡le añade sabor a los besos! Así es, ¡Sabor! Es real, y sólo Kissing Spray puede hacerlo.

Kissing Spray cuenta con una gama deliciosa de sabores que se adaptan a tu personalidad y a tu forma de besar, dándole ese toque sensual y perfecto al momento. Imagínate dar un beso sabor a coco y que inmediatamente te transportes a la playa. Kissing Spray no sólo le da sabor a los besos; sino que también genera la sensación de estar en otro lugar. Además, no tienes que preocuparte por las calorías porque sus doce sabores insólitos tienen – 1 caloría.

Mis sabores preferidos son Coco Kiss y Cherry Love, pero el resto también son deliciosos. Por ejemplo, imagina darle un toque más sensual a esa noche especial utilizando Kissing Spray Pasión Blanca #Noposguau.

kissingspray 1 kissingspray 2

Tip: No sólo lo puedes usar en la boca; también te recomiendo que lo rocíes en alguna parte de tu cuerpo que pueda ser besable. En el cuello, por ejemplo.

kissingspray 3

Sabes el poder que tiene un beso y si le agregas sabor tendrá mucho más así que ya no esperes más y adquiere el tuyo dando clic aquí. También puedes encontrarlos en Facebook como KissingSpray.

Próximamente regalaré 2 KissingSpray, pon atención a la dinámica para que no te quedes sin ponerle sabor a los besos.

 

 

 

 

El arte de manipular: Tú pareja es manipuladora

La manipulación es uno de los puntos negativos que afectan una relación de pareja, es la forma más “sutil” de que tu pareja te haga sentir culpable por todo. ¿Tu pareja es manipuladora?

Tiene un mes de andar contigo y ya quiere que vivan juntos y te ama con locura y pasión desenfrenada.

O sea sí, “cuándo el amor, llega así de esta manera” pero tampoco abusen. Si tu pareja te presiona para tener algún tipo de compromiso tan prematuramente, lo mejor es que pongas un alto y establezcas límites. Es mejor ir lento…

Se enoja muchísimo cuando no le respondes un mensaje

No importa porque no pudiste hacerlo, a este tipo de personas les vale si estabas dormida, comiendo, trabajando o distraída; no estuviste ahí, por lo tanto, eres la peor persona del universo.

Te sientes incómoda o temerosa a su lado

Si tienes que filtrar cada una de tus palabras y acciones para que él no se enoje, lamento decirte que está súper mal. Si por el contrario, evitas a toda costa su compañía, quiere decir que estás cansada de la relación.

Quiere que tú resuelvas sus problemas

Exige que le ayudes cuando él no hace nada por ayudar también, si no aceptas eres la peor persona del universo y hasta puede culparte de todos sus males.

Te pide dinero constantemente

Pide que pagues todo como si fuera tu deber y se enoja cuando no lo haces. Olvídate de que él comparta su dinero contigo. #pincheegoista.

Drama queen, víctima mil

Te dice que todos han sido malos con él y que todos le han hecho daño cuando en realidad es ÉL el que se comporta mal con los demás.

Te acusa de cosas que no has hecho

TODO ES TU CULPA, TODO ¿ENTIENDES?

Tiene ataques de paranoia y te culpa por eso

Piensa que le abandonarás o que lo estás engañando. Saca conclusiones apresuradas de todo, incluso de cosas que no son. Te vigila y hasta espía todo lo que haces. Así se asegura de manipularte para que no le culpes de nada.

Te controla todo el tiempo

Siempre quiere saber dónde estás, con quién estás, a dónde irás, qué vas a comer, qué color de calzón usas. Peor que un policía… Y si no le quieres decir… Ya valió.

No puedes estar con nadie más

No importa si acaban de discutir o si terminaron la relación, él encontrará la forma de estar contigo y hacerte saber que NO HAY OPCIÓN. Además, no se te olvide que tú tienes la culpa de todo y tú tienes que solucionar las cosas.

 

 

Nadie se me acerca ¿Qué estoy transmitiendo?

No te has dado cuenta, pero a veces tomas actitudes o acciones que repelen a las personas y te alejan del sexo masculino, demostrándo una personalidad que en realidad no es la tuya.

Mujeres que temen a la intimidad

La intimidad es un must, es la forma de vincularse y de intercambiar (lo que quieras) en una relación. El no permitir que alguien se acerque a nosotras puede partir de lo siguiente:

  • Miedo al rechazo o abandono.
  • Miedo a perder la identidad propia ¿Por?
  • Miedo a ser abrumada por las necesidades del hombre.
  • Por sentirse independiente.
  • Por ser una mujer seca, mejor conocida como la roca.

Mujeres con altas expectativas

Es obvio que cuando comenzamos una relación, nuestras expectativas estén a full y si estas no son cumplidas, solemos desilucionarnos, decepcionarnos y enojarnos. Empezamos a pedirle “sutilmente” a nuestra pareja que cambie “eso” que nos saca de quicio.

Cuando todo se vuelve demasiado y se deja de lado la comunicación basada en la retroalimentación, lo único que provocaremos es que se alejen de nosotras.

Mujeres enojadas con los hombres

No todos los hombres son iguales. No sé, pero he entendido algo… No hay hombres iguales, nosotras los hacemos iguales con nuestras acciones, pensamientos y deseos. Así es… Solemos moldear al tipo de hombre que queremos y como estamos acostumbradas a seguir patrones, bueno, los hacemos idénticos.

Mujeres que controlan

A nadie en el mundo le gusta que lo controlen, todo ser es libre a pesar de estar en una relación. Tener el control en la pareja es satisfactorio ya que se tiene la seguridad de que todo saldrá a favor de la controladora.

Mujeres que dan todo

Antes se pensaba que la mujer capaz de amar sin límites era lo máximo en el mundo del amor; sin embargo, hoy en día darse toda y dejarse llevar como gorda en tobogán puede causar molestias. Mujeres que aman demasiado, ¡están fuera! 😦

 

 

Intrusos en tu relación de pareja

No faltan las personas que se quieren entrometer en tu relación de pareja, si creías que el único intruso se llama “amante” estás muy equivocada… Hay más y pueden ser peores.

Se le llama intruso a la familia, los amigos, los compañeros de trabajo y hasta a los conocidos. Estas personitas pueden interferir en tu relación con la intención de causar caos y ruptura entre ambos. Son mejor conocidos como metiches que opinan e influyen sin que tú se los hayas pedido.

Tipos de intrusos

  • Los buena onda pero con cero cerebro: Son personas que te súper quieren y desean verte bien, pero para darte un buen consejo o ayudarte de plano no dan una. Este tipo de ser humano suele no conocer lo que hay detrás de tu relación y no tiene experiencia alguna sobre el problema.
  • Los que todo saben y conocen: Estos güeyes son conocedores de la vida, todo se les hace simple y utilizan frases tipo: “Tu caso está súper sencillo…”, “Lo que debes hacer es:”, “Sufres porque quieres…”
  • Debería al menos haber alguien con un coeficiente de inteligencia para las relaciones mejor que el tuyo.
  • Metiche profesional: No les interesa mucho tu problema, lo que les interesa es el chisme, este tipo de persona generalmente no te ayudará a resolver nada, lo único que hará será darte una palmadita en la espaldita.
  • Los maquiavélicos: Estos lo único que quieren es verlos en la total infelicidad para que después truenen y vayan al rescate por alguno de los dos, mejor conocidos como el quiero contigo.
  • A los que les gusta armar pedos: Estos tipejos van te sacan la sopa, después van con tu pareja y hacen lo mismo. Ya con ambas versiones crean la suya y arman el desmadre más grande del mundo.

¿Entonces a quién acudo?

Las personas ideales para que te ayuden pueden ser:

  • Profesionales en el tema (psicólogos les dicen, la terapia de pareja aplicaría perfecto)
  • Si de plano no quieres tomar terapia, acude a personas en pro de las relaciones y no en pro de las rupturas; es decir, personas que te ayuden o te aconsejen para resolver el problema y no para que sólo te digan que mandes al diablo a tu pareja.
  • Cero fans: Olvídate de pedirle ayuda a personas que son tus fans y que siempre están de tu lado sin importar quién de los dos está mal en la relación.
  • Lo ideal es una persona que te escuche sin que te meta unas regañizas de muerte, que sea empático, que no te eche porras pero que tampoco te haga sentir mal.

Si ya reconociste que hay alguien entrometido en tu relación lo mejor que puedes hacer es ponerle un alto y hablar con tu pareja para ponerla sobre aviso.

 

Los que sufren y los que no sufren al terminar una relación ¿Quién eres tú?

Quien no ha sufrido por amor, no ha vivido y quien de plano sí no sufre por amor ¡Que buena vida ha tenido!

Hoy te platicaré un poquito sobre las personas que sufren muchísimo cuando terminan una relación y sobre las que no sienten ni el más mínimo cosquilleo cuando las truenan. ¿A qué se debe?

De acuerdo a una investigación realizada por Carol Dweck y Lauren Howe, encontraron una correlación entre las personas que sufren mucho y las creencias que tienen de sí mismas.

Persona que se quiere cortar las venas:

Piensa que la personalidad es imposible de cambiar, por ejemplo, si ésta es súper posesiva y celosa, lo más probable es que repita esa conducta en sus otras relaciones.

Persona que no sufre:

Piensa que la personalidad tiene posibilidad de ser moldeada y cambiar las cosas que dañaron o fracturaron su relación. Pretenden no cometer los mismos errores en próximas relaciones. Conclusión: Lo toman como una lección de vida.

La primera persona piensa que el patrón se va a repetir una y otra vez, provocando que sienta un miedo horrible de volver a tener una relación y poniendo un sinfín de barreras. Mientras que la segunda, ve el fracaso amoroso como un medio para crecer, madurar y mejorar su personalidad en próximas relaciones.

Así que ya lo sabes, tú eres la única que decide cómo manejar la situación y qué emociones poner en el juego. Todo está en ti.

 

En esto te puedes convertir al terminar una relación

Al terminar una relación, nuestro corazón queda tan lastimado y rotito que muchas veces comenzamos a transformarnos y adquirimos una personalidad que jamás imaginamos. Eso no está mal, de hecho, es perfecto y es normal en el proceso de sanación emocional.

Estos son los “personajes” en los que a veces nos convertimos las mujeres para recuperarnos y volver a ser nosotras mismas.

1. Fuera de control: La chica coqueta

Clásico que vas a un bar o a una fiesta y te besas con 10 hombres distintos, te sientes súper “feliz” porque al fin eres libre y puedes hacer lo que quieras con quien tú quieras pero en el fondo te sientes mal, muy mal.

Lo único que estás haciendo es llenar ese gran vacío que tu pareja dejo.

2. La que se rinde

Este tipo de ser, no quiere saber absolutamente nada del sexo masculino, los odia, le da alergia cada que habla de ellos. Piensa que ya tuvo suficiente y dedica todo el tiempo del mundo en ella misma.

3. La iluminada

Se da cuenta que todos los problemas se los debe al güey con el que estaba, hasta sus problemas personales se los atribuye al tipo en cuestión.

4. La escéptica

Su relación fallida la llevó a vivir en la tierra de los cínicos, donde los hombres son criaturas primitivas con mentes sub desarrolladas. Se vuelve escéptica en todo lo que tiene que ver no solo con el amor sino con la humanidad entera.

5. La descompuesta

Esta es la chica que podría, en cualquier momento reaccionar mal al ver una pareja de la mano en la calle. Es un desastre emocional y sus amigos tienen que frotarle la espalda mientras ella llora en un taburete de la barra.

Hace rituales dramáticos, como imprimir fotos de Facebook de su ex sólo para quemarlas. También ha comprado todos los helados de chocolate que había en el supermercado.

6. La psicoanalítica

Esta es la chica que durará los próximos meses analizando cada una de las peleas que tuvo con su ex novio. Este análisis exhaustivo la llevará a pensar en la relación de su ex novio con sus padres y también la suya propia no solo con sus padres sino con sus hermanos. Leerá en este periodo de tiempo varios libros de sicólogos sobre el comportamiento humano y sobre la química y la ciencia del amor y las relaciones interpersonales.

No te ama como tu quieres, pero no quiere decir que no te ame

Amar realmente es un arte en el cual participa mucho la comunicación para así poder transmitirlo en un idioma en el que el receptor pueda interpretar.

Cuantas veces nos hemos quejado una y mil veces por la forma en la que nuestra pareja manifiesta su amor hacía nosotras. Y es que, por ser mujeres, nos caracterizamos por ser más… Expresivas, efusivas cuando se trata de amar y demostrar amor.

Los hombres por el contrario, son más leves en ese aspecto y pueden amar locamente pero se miden en sus demostraciones afectuosas ¿Por? Es algo que como mujeres jamás entenderemos pero así será por los siglos de los siglos.

Ahora, la bronca está cuando por más que tratas de exprimir demostraciones heavys de amor a tu pareja, esta nada más no afloja y te dice “te amo” súper serio, tipo con cara de rana seria.

RANA SERIA 3

Tipo así

Y pasamos días enteros preguntándole porque es tan seco, tan cortante o porque de plano no te demuestra eufóricamente que te ama. Me pasa seguido, me pasa todos los días; sin embargo, con el paso de los años, sí, años, he comprendido que muchos hombres así son, así es su carácter y su forma de ser y no hay forma, ni poniéndolo a ver películas románticas de que eso cambie.

Aun así, sabemos perfecto que nuestra pareja nos ama con locura y pasión y si regresamos el tiempo, nos podemos dar cuenta que así ha sido siempre ya que él ha estado en los buenos y malos momentos, te ha apoyado, escuchado y ha sido una especie de fuerza que te ayuda a seguir todos los días.

El hecho de que no te ame de la manera que tú lo amas a él y el hecho de que no te demuestre las mismas cosas que tú le demuestras, no quiere decir que no sienta amor por ti. Lo mejor que puedes hacer es permitirle a tu pareja que te demuestre a su modo cuánto te ama, verás que lo disfrutarás más y te liberarás de una presión.

No importa si es una rana seria, él te ama y lo sabes perfecto. La clave aquí es saber interpretar.

No eres mi otra mitad

Antes de ti yo ya existía, ya me había roto en mil pedazos, me había vuelto a armar, a desarmar y armar de nuevo. Antes de ti ya me había tropezado con mis propios pies y así fue como aprendí a caminar, a vencer los obstáculos.

Antes de ti aprendí a quererme, a cuidarme y comprendí que no tenía que esperar a que llegara alguien a salvarme en mis peores momentos, la única salvación soy yo misma. Porque a nadie le importa si caigo, si me levanto, si triunfo o fracaso, a nadie, sólo a mí.

Antes de ti aprendí a llenar los vacíos del alma y corazón. Me encontré un sin fin de veces destrozada, incompleta y lo único que pude hacer fue abrazarme, abrazar mi esencia y darme ese amor que nadie jamás había sentido por mí.

Antes de ti descubrí valores que atesoré como ningún otra cosa y después de todo eso apareciste tú en el momento en el que mi corazón estaba tranquilo, ese momento en el que podía recibir a alguien.

Y no por eso dejas de ser importante. Ahora soy más feliz, porque me amo y te amo y no hay armonía más hermosa que esa. Sólo quiero que entiendas que no eres mi otra mitad, no eres mi complemento porque yo ya me encontraba completa antes de ti.

El amor sí te hace engordar

Uno de los (tantos) placeres que puedes compartir con la persona que amas es comer y cumplir todos esos antojos, obviamente llegan a tu vida unos kilos de más que antes no tenías.

De acuerdo con los expertos de la Universidad Estatal de Florida este fenómeno no se puede atribuir a una razón específica, sino a la acumulación y adopción de conductas y pensamientos, por lo que resulta más probable que tengas elecciones menos saludables cuando estás con la persona que amas.

El número de kilos ganados varía dependiendo del individuo y del tipo de relación, sin embargo, la investigación sugiere que las mujeres son mayormente propensas a ganar peso cuando se van a vivir con su pareja, esto es porque usualmente se acoplan a la cantidad de comida y estilo de alimentación del hombre.

Asimismo, Andrea Meltzer, profesora asistente de psicología e investigador principal del estudio, reveló que las parejas bien establecidas tienden a ganar más peso. La razón podría ser porque muchas personas asocian la masa corporal con su apariencia, algo que a menudo se vuelve menos importante una vez establecidos, ya que pierden interés en ser atractivos para alguien más.

Pero no te preocupes, existen maneras muy sencillas para evitar esa tendencia, algunas de las recomendadas por Meltzer son:

1.Cocinar en casa lo más que se pueda, así ahorraras un promedio de 250 calorías en comparación con una comida de restaurante.

2. Hagan ejercicio juntos. El estudio mostró que cuando te ejercitas con otra persona, la sesión de sudor es más intensa y productiva.

3. Planteen objetivos en común que involucren una mejora en su salud. Kim Larson, portavoz de la Academia de Nutrición y Dietética de Estados Unidos, sugiere actividades en conjunto donde tengan que mover los pies, senderismo, bolos, patinaje, andar en bicicleta.

Con información de Huffington Post

¿San Valentín del terror?

SanValentínDelTerrorDespués de tan “romántica” fecha, escuché a varias personas que sonaban un tanto infelices por no haber tenido con quién celebrar, y por supuesto, generando todo tipo de fantasías en torno a por qué están solos y sin amor. Tal parece que las fechas particulares en las que se pone a prueba que “somos dignos” de que alguien nos ame (como Navidad, por ejemplo) nos remiten a sentir que algo anda mal con nosotros, dado que “nadie nos quiere a su lado”, sin dejar lugar a la reflexión o a pensar si efectivamente esa es la razón.

¿Te has puesto a pensar en realidad por qué no tienes pareja? Si eres parte de la gran mayoría, seguramente la respuesta es: “Claro, es que soy alguien que no tiene nada atractivo para los demás”. Sin embargo, lo cierto es que somos poco capaces de reconocer que todos, absolutamente todos, hemos rechazado a un mundo de posibles pretendientes y preferimos hacernos añicos el alma pensando que a nadie le importamos, cuando la realidad es que no conseguimos a la persona que CREEMOS (y lo pongo en mayúsculas porque es más fantasía que realidad).

Estar en pareja significa encontrarnos con alguien que nos divierte, nos promueve, nos resulta interesante (y le resultamos interesantes también) y con quien creamos continuamente pensamientos, emociones, conocimientos, experiencias, modos de ver y de significar, cosas nunca antes vividas… en fin, novedades… y créeme, no se encuentra a esa persona a la primera, de tal manera, que muchas estamos en pareja para ver si el candidato puede ocupar el cargo.

Desgraciadamente, la gran mayoría busca a alguien que le llene la vida y –he de decir de paso– la agenda también, lo que hace que, al final, las relaciones terminen por fracasar. Si este San Valentín fue de terror para ti por no tener con quién celebrar, entonces conviene que pienses si no serás de aquellas que buscan “tener con quién, no importa cómo”…

Sí te puedes morir de amor: el síndrome del corazón roto

El famoso dicho: “de amor nadie se muere” suma puntos en su contra, porque sí te puedes morir de amor.

Es científicamente conocido como cardiomiopatía, puede surgir en momentos de estrés generado por alguna angustia emocional y puede presentarse aunque tu corazón esté súper saludable.

El corazón responde a las hormonas del estrés como la adrenalina, epinefrina y el cortisol. Hacen que tu corazón lata más fuerte conforme tu cuerpo se prepara para hacer algo a un nivel sobrehumano. Estos mismos químicos también son liberados cuando sientes ansiedad o te rompen el corazón.

Demasiados químicos pueden hacer que tu corazón se agote por la sobre estimulación del estado emocional. El síndrome del corazón roto puede presentar síntomas como si fuera un problema cardiovascular, como por ejemplo, dolores en el pecho, falta de aire y palpitaciones, que pueden terminar en una falla en el corazón o incluso la muerte si no se trata.

Este problema es más común en mujeres que en hombres, aunque aún no se conoce exactamente la razón, se dice que tiene que ver con las hormonas que cada género posee.

Obviamente no podemos predecir las cosas malas o “fuertes” que suceden, lo que sí podemos controlar es la manera en la que tomamos las cosas y la forma en la que las manejemos emocionalmente.

Una vida saludable y llena de ejercicio puede ayudarnos a enfrentar de la mejor manera aquellas cosas que dañan nuestras emociones. El corazón está estrechamente ligado a las emociones y saber controlarlas puede proteger nuestra salud y nuestra vida.

 

¿Te batearon? ¡Checa esto!

Todos y todas en este mundo hemos sido bateadas, aquel que niegue haber sido rechazado en el amor es un completo mentiroso o mentirosa. Una experiencia de este tipo puede dañar severamente nuestra autoestima y claro, producir un malestar asqueroso en nuestro ser.

Antes de tirarte al vacío porque te aplicaron el “ahorita no joven, gracias” lee estos sencillos consejos para que superes con éxito y orgullo esta situación.

¿Realmente quería esta con esa persona?

Muchas veces nos encontramos aburridas emocionalmente y se nos da por correr con el primer “prospecto” que se nos pone enfrente. Es importante que nos pongamos a pensar si de verdad queríamos estar cerca de esa persona o sólo lo intentamos “pa no dejar.”

Cada rechazo es una oportunidad

De colocarte en posición fetal y llorar por horas, no, ya en serio, es una oportunidad para aprender a gestionar nuestras emociones. Bien dicen que lo que no te mata te hace más fuerte.

¿Percepción o atención?

En vez de enfocarnos en nuestras emociones negativas y en lo feo que nos hace sentir, deberíamos de mirar más allá y percibir lo bueno para poder hacerle frente a la situación de la mejor manera.

No escapes de las emociones negativas

Ya sé que el punto anterior dice lo contrario; sin embargo, debemos aprender a “sentir” y de alguna manera a disfrutar lo que sentimos. Afrontar y recibir de la mejor manera las emociones negativas nos ayudarán muchísimo a asimilar la siuación lo más pronto posible.

Presuponer es un error fatal

No te rechazaron porque estás gordita o gordito, porque tienes los dientes chuecos o porque eres bizco, simplemente las cosas suceden y contra eso no puedes hacer nada, ni la dieta ni los brakets funcionan.

Espero que estos consejos te sirvan de algo  y te ayuden a sentirte mejor, quizá sea difícil aplicarlos porque una cosa es la teoría y otra la práctica; sin embargo, vale la pena intentarlo para que te sientas mejor.

¡Suerte y ánimo! 🙂

Sólo quiere sexo o quiere andar bien contigo

Sales con el chico que te encanta y no pudiste esperar a la cuarta cita y caíste rendida en su cama, eso está bien, pero el hombre en cuestión te gusta muchísimo y quisieras saber si su relación sólo se trata de sexo o va para algo formal.

Sólo sexo

No hay citas. Si algún día quedan para ir al cine, probablemente te llame y te diga que prefiere pasar el día contigo en su casa en compañía de una pizza y Netflix.

No te invita a compromisos importantes. Aceptémoslo, el único compromiso que quiere es el de tenerte en su cama.

Si lo invitas a un compromiso tuyo, lo más probable es que te ponga un pretexto para no ir.

No tiene detalles. Olvídate de una llamada de buenos días o un mensaje preguntándote si ya comiste.

No hay planes a futuro. Lo más seguro es que mañana se aburra de ti y no vuelvas a saber de él.

Quiere toda la peli contigo…

Hay citas más allá de la habitación.

Te hace parte de cualquier compromiso que tenga.

Te acompaña a donde lo invites.

Tiene detalles lindos. Te abraza, te envía mensajes, se preocupa por ti.

Hacen planes a futuro.

Como ves es muy sencillo darse cuenta si el chico con el que sales quiere algo más que sexo.

Cómo hacer que un hombre se comprometa contigo

Llevan más de cuatro años de novios, ya te llevo con su familia, con sus amigos, han vivido infinidad de cosas buenas y malas, han superado los problemas y adversidades que se han presentado en su relación, en fin, conoces y te conoce perfectamente pero aun así no ves claro…

Piensas que la mujer debe de presionar para que las cosas sucedan y ahí estás haciendo mil para que tu chico al fin te dé el tan deseado anillo, no te importa que sea de esos deliciosos que saben a frutitas, el punto es que se comprometa; sin embargo, no te atreves a tomar las riendas y preguntarle de una vez hacia dónde va la relación. Te da pánico escucharlo y por eso prefieres seguir ahí con alguien que no te ofrecerá un futuro.

Ya te agotaste de quejarte con tus amigas sobre la falta de compromiso de tu chico, ya sientes que se te va el tren y todas esas quejas al que le estás dando la mayor importancia es a él ¿Dónde queda lo que tú quieres? Le otorgamos toda la responsabilidad a nuestra pareja…

Debemos aceptar que si estamos con él es porque así lo queremos, debemos ser maduras y dejar de pensar que él tiene el deber de cumplir nuestros deseos y lo que queremos en el futuro. Madurar es ir a la par de lo que hacemos con lo que deseamos y dejar de pensar: “él no quiere porque acaba de salir de una relación”, “aún tiene planes individuales.”

¿Tú qué quieres? No está mal querer a un hombre que se comprometa, que te aporte algo increíble y que camine contigo a la par y hacía una misma dirección. Pero no, te conformas y te quedas en una relación “porque es lo que hay.”

El día que dejes de aceptar menos de lo que mereces ese día llegará alguien que verdaderamente quiera comprometerse contigo.

 

Lo que oculta la frase “No eres tú, soy yo”

Esta frase es un clásico de clásicos, es una joya utilizada en las relaciones de pareja cuando ya no se quiere estar en la relación. Es la forma más sutil de decir “ya no te quiero y quiero terminar contigo.”

No obstante, la frase esconde muchas otras cosas que es importante tener en cuenta.

1. Hacer menos dolorosa la ruptura

No es fácil decirle a tu pareja que ya no te gusta, que ya no la quieres; por ende, es mejor echarse toda la culpa y la responsabilidad de la ruptura para evitarle dolor a la pareja.

2. No hay opción

Al decir esta frase no se le da la oportunidad a la pareja de hacer “algo” que arregle las cosas. Todo llego a su fin, no hay más.

3. No hay responsabilidad ni madurez

Esta frase es un sinónimo de la inmadurez que demuestra la persona que la dice; la incapacidad que tiene para afrontar los problemas o las emociones y obviamente, es una señal de que no existe ningún tipo de respeto o sinceridad; ya que las razones o motivos quedan en el aire porque no se está diciendo la verdad.

4. ¿Cuál es la mejor forma de terminar una relación?

  • NO utilices esta frase y tampoco termines una relación por mensaje por teléfono y mucho menos por las redes sociales.
  • Argumenta las cosas con calma y de modo preciso. Habla con sinceridad, deja todo en claro y asegúrate de que se entienda que NO habrá segunda parte.
  • Si dices la verdad y no te escondes detrás esta frase, verás que te sentirás mucho mejor.

 

Tengo una cita con mi soledad

Desde siempre había deseado poder encontrarla. Sí, me daba miedo conocerme y saber lo que soy cuando nadie está mirando, pero sentía la necesidad de tener una cita con mi soledad.

No sé si notaste que durante mucho tiempo te evite, te cerré la puerta en la nariz y cada que te veía sigilosa queriendo entrometerte en mi vida yo hacía hasta lo imposible por impedírtelo.

Cada que me hablaban de ti se me enchinaba la piel, me dolía el cuerpo y el corazón se me salía del pecho. Todos me decían que tenía que encontrarme contigo, que eras de esos amores con los que debes rozar los labios al menos una vez, de esos amores que dejan huellas imborrables, lecciones de vida y una profunda paz.

Eres tan temida por el ser humano pero tan necesaria. Tú nos haces crecer y siembras en nosotras la capacidad de conocernos, analizarnos y estudiarnos poco a poco. Eres la fuente de un amor inmenso y nos enseñas a querernos para así poder querer a los demás.

Hoy decido tener una cita contigo, me entrego a ti completamente para que envuelvas mi mundo de paz y tranquilidad. Sé que te irás, pero eso sólo ocurrirá cuando esté lista para emprender el vuelo. Sé que no me entristecerá tu ausencia, porque ahí permanecerás, escondida y lista para mí cuando te necesite.

 

Amores que no valen tanto la pena

El amor ideal es ese que te inspira y te hace ser una mejor persona. Es ese que te levanta y te hace olvidar al resto del mundo.

A lo largo de nuestra vida nos vamos a topar con distintos tipos de amor, esos que duran años o sólo un par de meses. Sea el tiempo que sea, hay amores que no valen tanto la pena y que quizá en este momento estés con la persona equivocada.

Pensamos que lo fácil será duradero, pero no es así. Las personas que llegan a tu vida de una manera fácil, es súper probable que se retiren de ella de la misma manera.

Crees que tienes frente a ti a la persona correcta pero no es así; de pronto la miras y te das cuenta que sólo es un capítulo más en tu vida que pronto terminará. Te sientes vacía, como si jamás hubieses podido amar y precisamente es ese tipo de relación que no vale la pena, pues no te permite ser tu misma y enfrentar la vida.

Lo mejor es seguir nuestro camino, cerrando ese pequeño o gran capítulo de nuestra vida y con él el amor hacia la otra persona. Los amores que realmente valen la pena son aquellos que te llenan y te recuerdan lo capaz que eres de amar y sentirte viva por eso.

 

Me apresuré en amarte

Cada vez que alguien se apresura a iniciar una relación, corre un alto riesgo de terminar sufriendo…

La soledad forma parte de uno de los miedos más fuertes que tiene el ser humano, y es lógico, estamos diseñados para estar rodeados de personas, aquel que imagina un momento en soledad experimenta un vacío en el estómago. Hay quienes tuvieron que adaptarse a ella, no les quedó de otra; pese a eso, se busca evitarla a toda costa.

“Mejor mal acompañado que solo”

Te sientes solo y requieres que alguien te acompañe, no te pones muy estricto pues cualquiera que sea te parece interesante, te abres a la posibilidad de estar con quien sea.

Si lo único que te interesa es estar acompañado, ¿Cómo sabrás si la persona que está a tu lado es la indicada? Qué tal si él o ella sufre de lo mismo. Ahora serán una pareja que comparte su soledad, será una relación entre soledades y claro, estarán acompañados pero aún solos.

Pero no importa, la pareja es un tapujo a la soledad, no importa si lo quieres o no, lo es y punto. Te distrae y te evita sentir miedo al pensar en la soledad. Tú querrás que tu pareja esté cuando tú quieras. Tu pareja querrá lo mismo. Ambos querrán que el otro deje lo que se esté haciendo para acudir al llamado pero son incapaces en ponerse de acuerdo y todo se vuelve un caos, ambos quieren ser amos y ninguno quiere ceder.

Es aquí cuando la soledad se hace aún más grande, te preguntas qué pasa si tienes una pareja, por qué sientes ese vació aún y la respuesta es: “Se apresuraron.” La urgencia los hizo tomar una mala decisión, en temas de relación, la urgencia es una mala consejera.

¡Descubre si aún le gustas a tu ex!

Cuando truenas con tu pareja únicamente puedes saber de tu lado si en verdad la ruptura valió la pena o si fue necesaria para valorar la relación o si de plano estuvo perfecta porque no podían seguir juntos. Pero, ¿Qué pasa por la mente del otro? Descubre si aún tu ex siente algo por ti.

  1. Te borró de todas sus redes sociales, sin embargo, a veces se le va un like o un favorito a tus publicaciones, lo cual indica que te está stalkeando.
  2. Si no te borró, sus publicaciones derraman melancolía y sufrimiento por tu partida y otras veces postea lo feliz que es en el mundo del soltero. ¡Ay aja!
  3. La casualidad se hace presente y suelen toparse en los lugares donde estás.
  4. Intenta darte celos y sale con otra persona y se encarga de que lo sepas.
  5. Probablemente amigos en común o conocidos te hayan dicho que él te extraña.
  6. En caso de que tenga pareja, se parece físicamente a ti. Este punto ya está muy enfermo.
  7. Si se llegan a encontrar en una fiesta, él intenta tener contacto contigo, como sea intentará acercarse a ti.
  8. Durante la plática te dice que ha cambiado y que ahora ve las cosas de forma diferente.

Descubre lo que ellos quieren que hagas en la primera cita

Si eres soltera el mundo de las citas es súper complejo, todo depende de cómo tomes el asunto. Así como puede ser cansado estar conociendo gente constantemente, también puede ser divertido y hasta entretenido.

Así como las citas son complejas y puedes encontrarte de todo, los hombres también los son y no imaginarás lo que ellos quieren que nosotras hagamos en una cita, ¡Checa esto y toma nota!

1. Quiere que tú lo saludes primero

Este primer encuentro es súper incómodo para ambos, por ello, el prefiere que tú des la pauta del saludo, es decir, si lo vas a saludar de beso o simplemente le darás la mano.

2. ¿Y tú ex?

Preguntar sobre relaciones pasadas es lo peor que puedes hacer en la primera cita, es obvio que ambos tienen que conocerse pero lo mejor es que se toque este tema hasta la tercera o cuarta cita. No te vas a explayar con alguien que no sabes si vale la pena ¿Estás de acuerdo?

3. Déjate consentir

Permite que el chico haga todo tipo de acciones caballerosas, que te abra la puerta del automóvil, te jale la silla al sentarte.

4. Cero teléfono móvil

Si eres médico y estás esperando un mensaje súper importante para salvar una vida ¡Ten tu celular en la mesa! Si no, guárdalo.

5. Ofrécete a pagar

Es obvio que ellos van a pagar la cena; sin embargo, es bueno que te ofrezcas a pagar tu parte, ellos se darán cuenta que quieres “invertir” en la cena y que no saliste con él para que te pagara las cosas.

6. Cumplidos

A ellos también les gusta que les hagamos un cumplido sobre la deliciosa loción que traen o de la buena elección que tuvieron con esa camisa que se le ve perfecta.

7. Si te la estás pasando bien, dilo

A ellos también les gusta saber que su compañía para ti es grata y la disfrutan.

8. Sé tú

Ser auténtica es súper importante en la primera cita porque te ayuda a saber si puedes llegar a pasar tiempo con esa persona, mentir y fingir alguien que no eres te traerá complicaciones a la larga.

9. ¡Tócalo!

Si la estás pasando increíble y te encanta el chico que tienes enfrente, lo mejor que puedes hacer es tocarlo sutilmente, no sé, puedes rosarle el brazo o tocarle la mano. Él sabrá y sentirá que te sientes cómoda y te parece interesante.

10. No hables mal de tu ex

Al menos que él te lo pregunte, pero si lo haces, no se te ocurra hablar mal del él. Hablar pésimo de otras personas dice más de ti que de ellos.

 

Esto es lo que necesitas escuchar de tu pareja

La rutina y la falta de conquista es lo peor que le puede pasar a tu relación de pareja. No importa cuánto tiempo lleven juntos, nunca hay que dejar que la chispa se apague.

1. Me gustas tal y como eres, no te cambiaría por nada

Es importante recordarle a la pareja que su personalidad y carácter es único y especial para nosotras.

2. Estoy aquí para lo que necesites

El hecho de estar físicamente no da por sentado que estemos realmente con nuestra pareja, es importante recordarle que en verdad estamos ahí de corazón para él o ella.

3. Gracias a ti soy mejor persona

Una relación va más allá de la unión, significa la fortaleza y el aprendizaje que cada día te da la persona que se encuentra a tu lado y que, enriquece tu vida y te hace sentir más pleno o plena de lo que eres.

4. Confío en ti

La confianza es un básico en la relación de pareja, nos hace sentir seguros y parte de la relación.

5. Estoy feliz de estar a tu lado

La felicidad es un estado, es un momento y una sensación, recordarle a tu pareja lo feliz que eres con ella la hará sentir muy bien.

6. Hoy te extrañé

No importa si fuiste a trabajar como todos los días o si sólo te ausentaste por unas horas, decirle a tu pareja que la extrañaste y abrazarla es una sensación que a todos nos gusta experimentar.

7. Necesito un beso tuyo

No dejes para mañana los besos que puedes dar hoy.

8. Eres lo mejor que me ha pasado

Este no aplica para ser dicho y escuchado todos los días, pero sí cada cierto tiempo. A pesar de todo lo vivido esa persona sigue siendo lo mejor que se pudo cruzar en tu vida.

9. Me gustas todo el tiempo

En pijama, desnuda, vestida, forma, informal, casual, peinada, despeinada ¡Como sea!

10. Te amo

Un te amo acompañado de acciones te llevará al cielo y de vuelta.

 

Cuando le das amor a la persona equivocada

El amor es ciego, súper ciego y muchas veces no nos damos cuenta de que nuestras relaciones amorosas no son buenas y que, le damos amor a alguien que en realidad no se lo merece.

Aquí las señales de que amas a la persona equivocada

Hace que te veas mal frente a los demás

Cuando salen juntos critica todo lo que haces y te hace sentir menos.

Te da miedo hablar de tus problemas

Cada que intentas hacerlo él comienza a insultarte o simplemente no te presta atención y cambia el tema.

Cuando tienes éxito en algo

¿Por? No te lo mereces.

Cuando tú llegas a lastimarlo él…

Evade el asunto y opta por vengarse, no importa si fue leve el daño o muy cañón, él buscará la venganza.

¿Quieres más?

Después de que lo ves, te quedas inquieta

El chiste de salir con tu pareja es que cuando te vaya a dejar a tu casa te sientas contenta y tranquila, con buenos recuerdos y listo, sigas con tu vida. Si te sientes estresada o intranquila algo anda mal.

Obligación

En vez de estar emocionadas por ver a nuestra pareja, sentimos la OBLIGACIÓN de verla.

Peleas frecuentes

No todo es miel sobre hojuelas pero ¿Pelear todo el tiempo?

Te sientes menos en la relación

Cuando estas con tu pareja te sientes inferior y con baja autoestima, lo mejor que puedes hacer es alejarte cuanto antes.

¿No hay chispa?

Estar juntos ya es más por costumbre que por ganas.

No hay futuro

En una relación no se trata de decir “Sí, estamos juntos” sino de tener planes.

No eres tú

Tienes que ser prudente por miedo a que tu pareja opine algo negativo de ti si te expresas tal cual eres.

Estas a la defensiva con lo que comparten como pareja

No desea que su relación sea compartida con terceras personas.

 

 

El amor sabe mejor cuando se comparte

Como todo, el amor también es un 50-50, es decir, tú das y obviamente pretendes recibir. El amor que se comparte nos hace más fuertes por dentro y por fuera, es así como se cuidan y se fortalecen las relaciones personales, sobre todo las positivas.

Si a tu alrededor cuentas con personas que te aman, te respetan y te corresponden ¡No las dejes ir! Estos ingredientes son indispensables para la vida y para alimentar tus sentimientos y emociones.

Amar es compartir y ver a los demás como uno mismo, si esto no se logra, lo único que tendremos será sufrimiento y un vacío enorme.

Todos sabemos querer, pero pocos sabemos amar

Seguro en algún punto de tu vida te has topado con personas que decían quererte pero nunca lo hicieron de la forma en la que te lo mereces o como tú lo hayas querido.

Hay personas que perciben el amor como:

  • Algo simple que no debe de alimentarse todos los días.
  • No por ser papá, mamá, pareja o amigo se da por entendido que el amor existe. Amar es saber escuchar, atender, estar cuando se necesita y demostrarlo.
  • Cuando se ama, se nota y cuando no, se nota más. El amor debe de acompañarse de hechos y no sólo de palabras.

Sé que en tu vida hay muchas personas a las que amas y obviamente ellas te aman a ti. No olvides que es necesario cuidarlas y alimentarlas con amor todos los días y no olvides amarte a ti misma con más amor con el que amas a los demás.

 

Quédate con quién sabe lo que tiene contigo y lo que vales

Muchas personas aplican la frase “Nadie sabe lo que tiene hasta que lo ve perdido” ¿Ya para qué? Eso de abrir los ojos después de que ya no están a tu lado se me hace una completa tontería, eso para mí es haber perdido el tiempo cuando se tuvo a la persona.

En el último episodio de Soy Tu Fan primera temporada Charly (Ana Claudia Talancón) dice algo súper cierto y que muy pocas personas se ponen a pensar al momento de involucrarse emocionalmente con alguien:

“No es fácil encontrar un cómplice en la vida, alguien que te cuide,
Que te respete, qué no te juzgue. Alguien que se ría contigo, alguien que aguante vara si estas triste o te pones loca.  Alguien que te haga un closet enorme para tus 150 pares de zapatos, que se aprenda las letras de tus rolas favoritas aunque sean de timbiriche. Alguien que este contigo en los momentos importantes. Alguien que te defienda aunque tú te puedas defender sola. Alguien que baile contigo aunque no le guste bailar solamente porque tú se lo pediste.”

No es fácil encajar en la vida de alguien y que ese alguien complemente nuestra vida, nuestros vacíos, que respalde nuestros valores y que sea ese fiel acompañante a lo largo de la vida.

La verdad somos malas, MALÍSIMAS para elegir a la persona correcta, pero, ¿Quién puede saberlo? ¿Cómo sé que es la correcta si no la conozco, si no me atrevo a conocerla? Todo se trata de prueba y error hasta que das en el clavo y ¡Kaboom!

Quédate con la persona que te haga sonreír cada mañana y que se lleve con un beso las inseguridades y las infelicidades. Quédate con la persona que te haga ser mejor cada día y que no le importen tus errores, tus caídas. Quédate con aquel que te arrebate los miedos de un abrazo.

En nuestra vida necesitamos de amigos, de familiares y compañeros que nos respeten y nos reconozcan. Además de querernos a nosotras mismas y fomentar día a día nuestra autoestima, también es muy importante que contemos con un buen círculo social a nuestro alrededor.

 

La ciencia y las rupturas amorosas

“Tienes que superarlo” Es la frase más repetida cuando terminas con una relación. A muchos se les da poder continuar con su vida tranquilamente, le dan vuelta a la página y listo. Mientras que a otros se les complica la existencia y sufren demasiado, esto no quiere decir que tengan alguna falla moral; sino que no cuentan con la misma capacidad que otros.

¿Quién eres tú? Aquí te dejo algunos hechos científicos que te serán de mucha utilidad:

1. Los hombres terminarán una relación por una infidelidad sexual

Es más probable que los hombres truenen con su pareja si ésta les fue infiel sexualmente ¿Por? Bueno, es una patada directa a la genética del hombre, en pocas palabras, significaría que podría terminar criando a un hijo que no es suyo.

2. Y es más probable que la mujer termine una relación por infidelidad emocional

Obviamente la mujer sabe perfecto que el hijo es suyo; sin embargo, un hombre que abandona a su pareja por otra persona, es sinónimo de inestabilidad para ella y para su hijo. Esto no quiere decir que a nosotras nos importe poco la infidelidad; sino que nos afecta más que se enamoren o quieran a otra a que sólo tengan una aventura.

3. No sólo se vive de amor

El dinero es una de las causas principales de separación, cuando comienzan a tener problemas financieros es más probable la ruptura que si hay problemas sobre sexo o sobre cualquier otro tema.

4. Pensar mucho en tu ex puede ayudar a superarlo

Muchos piensan que esto es una mala idea, pero ayuda mucho a tener una mejor perspectiva de ellos mismos como individuo.

5. Las redes sociales dañan a tu relación

Se ha comprobado que el uso de redes sociales aumenta la probabilidad de divorcios o separaciones ya que es mucho más fácil cometer una infidelidad emocional o sexual por estos medios.

6. Dejar a tu ex es como dejar una adicción a algo

Se ha demostrado que enamorarse es parecido a volverse adicto a alguna sustancia. ¿Sientes que nunca recibes suficiente de tu pareja? Lo mismo pasa con las drogas, así que si algún día terminas con tu amor no te preocupes, no es nada fácil dejar una adicción.

 

Maneras de lidiar con las ganas de ser infiel

Tal vez hay alguien en el trabajo o en la escuela que te llama la atención, tiene un no sé qué y te gustaría saber qué sería tener sexo con esa persona.

Obvio amas a tu pareja y eso de la infidelidad no está bueno y el hecho de que tengas fantasías con el susodicho no quiere decir que vas a engañar a tu novio o novia, pero si ya lo estás considerando seriamente pero te detienes por no dañar tu relación ¡No te preocupes! Aquí te digo cómo puedes lidiar con eso.

No sientas pena por tus ideas sexuales

El primer paso para lidiar con el sentimiento de ser infiel es aceptarte a ti mismo. Tal vez no te agrada lo que sientes por otra persona que no sea tu pareja, pero sucede. Recuerda que puedes tener esos pensamientos sin tener que llevarlos a cabo.

¿Qué percepción tiene de la infidelidad?

Entiende la definición que tu pareja tiene sobre la infidelidad, si no has hablado sobre ello quizá te sorprenda su respuesta. Por ejemplo, las mujeres consideran más una infidelidad cuando hay sentimientos de por medio mientras que los hombres toleran menos la infidelidad sexual.

Usa tus ideas infieles para ayudar a tu relación

La infidelidad es un sinónimo de insatisfacción. Piensa en qué es aquello que te está orillando a querer hacerlo y coméntale a tu pareja para que entre los dos llenen ese “vacío.”

Deja que tu relación cambie o termine

Con mucha frecuencia no somos honestos con nuestras necesidades emocionales al principio de una relación porque nos da miedo perder a nuestra pareja, pero nunca es demasiado tarde para empezar a comunicarse.

Si realmente quieres a otra pareja sexual, coméntaselo a tu pareja y quizá puedas hacerlo (o puedan hacerlo) aun estando juntos pero, si sus necesidades son distintas lo mejor es terminar.

No finjas

Requiere de mucha energía y mucho estrés para ocultar tus sentimientos en una relación. Tienes que ser sincero contigo mismo con lo que buscas o lo que te hace feliz.

Así que si estás pensando de manera sexual en otras personas, tranquilízate. Esto no te hace una mala persona, simplemente toma una pausa, piensa en por qué estás pensando estas cosas y por qué estás pensando en ser infiel y platícalo con tu pareja.

 

 

¿Terapia de pareja?

En una relación de pareja no todo es miel, amor y paz. Muchas veces enfrentamos situaciones o etapas que pueden poner a prueba los sentimientos y las razones que nos unen a esa persona.

Los baches amorosos pueden ser tan profundos que muchas veces pensamos en tirar la toalla y que lo más sano es separarse, pero, si aún hay un lazo fuerte que los mantiene unidos, lo mejor es buscar soluciones y una de ellas es la terapia de pareja.

¿Necesitan una? ¡Sigue leyendo!

1. Se pelan por lo mismo todo el tiempo

Una cosa es discutir por cuestiones que no les agradan, solucionarlas y seguir tan felices como siempre. Lo malo es cuando el mismo tema encabeza la discusión o en cualquier pelea terminan hablando de lo mismo de hace dos siglos.

2. No hay buena comunicación

La comunicación es el must de los must en una relación de pareja, si no la hay, lo más probable es que pronto se vean como dos desconocidos y lo único que quieran es estar separados. El exponer lo que pensamos, sentimos o queremos no tiene por qué ser difícil.

3. No hay sexo

La intimidad es igual de importante que el amor, el respeto y todo aquello que respalda a una buena relación. Si no están teniendo sexo o alguno de los dos no lo está disfrutando lo mejor es que actúen cuanto antes.

4. Retiran las muestras de cariño para castigarse

Al enojarnos solemos dejar de ser cariñosas con nuestra pareja, esto es súper dañino. ¡No lo hagas!

5. Llevan vidas separadas

Ya no se cuentan sus cosas, cada quien está por su lado. ¿Para qué están juntos entonces?

6. Fracasan en cada intento por mejorar

Antes de acudir a terapia, muchas parejas intentan por todos los medios para estar bien y por más que lo hacen las cosas siempre acaban mal. Es importante que si ya lo intentaron demasiado, consideren la terapia de pareja como una opción antes de que la desesperación y la desesperanza se apoderen de la relación y no puedan hacer nada más que separarse.

La relación es de dos, pero muchas veces llega un momento en que necesitamos un empujoncito… ¡Suerte!

 

Esto es lo que los hombres piensan sobre las mujeres pero no se atreven a decir

La mente de un hombre es mucho más compleja que la de una mujer, aunque se piense lo contrario. Los hombres tienen la cabeza repleta de cosas que no se atreven a compartirte, son hombres y primero muertos a mostrarte su lado débil o sus pensamientos más profundos.

Gracias a una extensa investigación, Gama te revela aquellas cosas que los hombres piensan pero no se atreven a decir:

“Te quiero”

Nosotras somos muy sentimentales, los actos y las palabras amorosas nos fluyen al por mayor. Los hombres en cambio, son un poco más secos al hablar sobre sus sentimientos hacia ti, pero eso no quiere decir que no te quieran simplemente ellos acostumbran demostrarlo con hechos.

“Estoy celoso”

Un hombre celoso es hombre muerto y si nosotras lo sabemos es mucho peor. Sin embargo, ellos suelen esconderlo ya que no les agrada que te sientas incómoda, a nadie le gusta una persona celosa.

“Me encanta estar contigo”

Si cambian una noche de fiesta por una noche contigo ¿Qué más demostración que esa?

“Te pasaste con el maquillaje”

Para los hombres es un gran misterio el por qué utilizamos maquillaje si no lo necesitamos, les encanta nuestra belleza natural. Además, no les late pasear de la mano de un panda o de un payaso.

“Eres hermosa”

No pueden evitar pensar esto cada que miran a su chica.

“Esta vez no quiero pasar tiempo con tu familia”

La tía preguntona incomoda algunas veces y no es un personaje al que ellos quisieran dedicarle más de 4 horas de su vida; sin embargo, ellos saben lo feliz que su chica es cuando él convive con su familia así que ni modo, se aguanta.

7 tipos de hombres con los que debemos salir al menos una vez

No todos los dates que pasan por tu vida son algo significativo o son la persona indicada para ti; mientras encuentras a tu “media naranja” aquí te dejo la lista de los 7 tipos de hombres que toda mujer debe de conocer, ya si decides quedarte con alguno de ellos… Es bajo tu responsabilidad (jajaja).

Opuesto total

El único provecho que le puedes sacar a un hombre que es totalmente opuesto a ti es el sexo de reconciliación después de las pequeñas discusiones por no estar de acuerdo en nada. Este tipo de hombre te dejará una gran lección sobre aceptar a los demás como son, aprenderás a estar en acuerdo o desacuerdo con ellos.

Buen gusto musical

No me refiero a salir con un güey que te hace vivir el infierno de “los ensayos con la banda” donde te das cuenta que perdiste gran parte de tu vida pudiendo haber hecho algo mejor con tu tiempo. Tampoco de aquellos que se la pasan cantando all day all night no, me refiero a un hombre con buenos gustos musicales que pueda enseñarte que hay más allá del pop o la electrónica.

El atleta extremo

Estos brothers te enseñarán muchísimo, al menos a mantenerte en forma. Cuando dejes de salir con él porque te diste cuenta que ya estaba casado con las pesas, sabrás que tú también eres capaz de realizar cualquier actividad física.

Tu gemelo

Encontrar a alguien que comparte las mismas opiniones que tú, puede ayudarte a reafirmar tus creencias; sin embargo, después de un tiempo te darás cuenta que su relación es como traer dos zapatos izquierdos, no funcionará.

Fuerte pero hueco

Nunca falta esta clase de hombres con los que no puedes entablar una conversación interesante más de cinco minutos, pero se le perdona porque puede levantarte con un brazo y las sesiones en la cama pueden ser muy divertidas.

El herido

Es padre cuando te das cuenta que esta todo vulnerable y pueden hablar de sus sentimientos, pero si ya es la tercera vez que te cuenta cuando se murió su pez y que eso le dejo secuelas graves, entonces este güey es un narcisista disfrazado.

El patán

Debes de salir con uno a la vez y por un corto tiempo. Este tipo de hombre te enseñará lo mucho que vales y te darás cuenta de aquellos hombres que en verdad valen la pena y que mandaste derechito a la friendzone.

No pierdas el tiempo extrañando a alguien: ¡Búscalo!

Como buenos seres humanos no sabemos apreciar ni valorar lo que tenemos en el presente, se nos da muchísimo qué, cuando ya no lo tenemos, es cuando valoramos infinitamente su fantasma, su nula existencia. Es evidente, a  las personas que ya no están físicamente con nosotros las mantenemos constantemente en la “burbuja del extrañamiento” y no podemos hacer nada al respecto más que aceptarlo, superarlo y seguir. Pero, ¿Qué pasa con aquellas que aún siguen aquí?

Nos hemos pasado días, semanas, meses e incluso años extrañando a una persona que por diversas razones se alejó, se fue de nuestra vida.  Ya sea una amistad, un familiar o un viejo amor, lo único que queda son los recuerdos buenos o malos que nos hacen extrañarla aún más. Sin embargo, no importa cuánto la extrañemos, como buenos seres humanos, también, solemos no hacer nada al respecto y quedarnos ahí con el sentimiento de vacío o de dolor.

Nos comportamos como unas verdaderas “gallinas” (sinónimo de cobardes) y sólo nos flagelamos con la idea de que, si buscamos a esa persona o intentamos expresarle lo que sentimos, automáticamente nos enviará por el sendero de la chingada y sí, existe esa posibilidad (más si las cosas acabaron mal entre ambos) pero no por eso nos vamos a quedar con las ganas de hacerle saber que lo extrañamos, y que lo queremos de vuelta.

Con el tiempo entendí que no tienen ningún caso reprimir ese sentimiento y más aún cuando la persona a la que extrañamos se encuentra físicamente en este mundo de locos. ¿Si ya nos atrevimos a mantenerla lejos, porque no atrevernos a tenerla cerca de nuevo?

No importa lo que tengas que hacer o decir, no importa a dónde tengas que ir, no importa nada, si realmente extrañas a esa persona y deseas de corazón que vuelva a tu vida, ve por ella, búscala… Lo que suceda después no importa… ¡El chiste es ser feliz!

 

¿Estoy enamorada?

A veces el enamoramiento puede llegarse a confundir, las mariposas son falsas y esa sensación de bienestar es simplemente algo pasajero. El amor es un sentimiento imposible de definir, todos lo sienten y lo perciben de manera distinta; sin embargo, hay ciertas señales que pueden indicar si lo que se experimenta en ese momento es amor del bueno o sólo es aburrimiento emocional. Aquí te dejo seis señales que demuestran que estás locamente enamorada.

Todos los días me despertaba con esa extraña sensación, conforme me acercaba a mi destino el sentir iba en aumento, estaba completamente nerviosa, no había duda. Cada que te veía mi corazón latía tan fuerte y en mi estómago una revolución se hacía presente. No había ni un día en el que no quisiera saber de ti, escribirte, hablarte, necesitaba hacer algo para estar en contacto contigo y si no lo hacía sentía que mi día no estaba completo. Necesitaba saber de ti en todo momento.

El poder que tenías sobre mí era increíble, ese poder de hacerme sonreír a distancia, con tan sólo un mensaje o una llamada, en mi rostro se dibujaba una sonrisa infinita que podía durarme horas, incluso días. El tiempo a tu lado era perfecto, los planes estaban trazados y listos para ejecutarse. Aún recuerdo la primera vez que emprendimos un viaje a lo desconocido y que juntos, fuimos descubriendo y dándonos cuenta que queríamos seguir experimentando y viviendo cosas nuevas tomados de la mano. Cada detalle a tu lado era especial, no podía evitar pensar en ti a cada paso que daba, cada lugar que visitaba, cada cosa que veía o vivía. Estaba completamente segura que quería compartirlo contigo. Todo lo quería compartir contigo.

Búscate otro más bueno, vuélvete a enamorar: La infidelidad en los genes

La infidelidad es un tema delicado, al menos para mí, “no me toques ese vals” porque ya lo viví, lo perdoné y espero no volver a pasarlo. Después de tanto, comprendí que la infidelidad es algo que NO se puede perdonar en lo absoluto.

Ahora, si nos vamos a la forma en la que los hombres y las mujeres perciben el tema de la infidelidad, nos encontramos con miles de kilómetros de diferencia. Por ejemplo, a la mayoría de los hombres les gusta ver o estar con dos mujeres, no sé porque razón les excita que dos mujeres tengan un encuentro sexual. Mientras ellos lo ven como algo “normal”, nosotras lo vemos como una cuerneada magistral y no deja de ser un acto de infidelidad.

A los hombres les afecta mucho más ser traicionados sexualmente por su pareja, que ser dañados emocionalmente. Esto tiene que ver mucho con la genética masculina y la necesidad de esparcir sus genes por doquier y de asegurar que son SUS genes los que están ahí.

Las mujeres, por el contrario, siempre han podido asegurar que el hijo que poseen les pertenece (por obvias razones), por ende, la mujer se enfoca en asegurar la manutención y seguridad de ellas y de sus hijos. Por ello, una infidelidad emocional nos pega mucho más a nosotras porque es inaceptable que otra mujer seduzca a nuestro hombre y nos quite la seguridad física o maternal brindada por él.

Ok. Ahora la tecnología nos permite hacer pruebas de ADN y las mujeres de hoy no necesitan de ningún cabrón para salir adelante. Sí, eso me queda claro y no lo pongo en duda; pero pese a eso, aún seguimos cargando los ideales de siglos atrás, no importa que tan evolucionados estemos como sociedad, seguiremos trasladando ese tipo de genética.

Regresando a la sexualidad entre dos mujeres, podemos ver que en la mente primitiva de un hombre, resulta cero dañino porque se trata de OTRA mujer, ésta no simboliza ningún peligro para la transmisión de los genes, y puede lidiar tranquilamente con la situación.

Así que si sienten celos ya saben a qué se deben, no se traumen y sean felices. Ahora, si tu pareja es un patán o “patana” lo mejor que puedes hacer es mandarlo derechito, “Búscate otro más bueno, vuélvete a enamorar.”

¿Qué pedir cuando terminas una relación?

Cuando terminamos una relación amorosa, todas hemos pasado por esta situación y en nuestra cabeza gritan frases tipo: “Ojalá se dé cuenta de lo que perdió”, “Con nadie va a encontrar lo que tenía conmigo.” Sean las razones por las que se haya decidido terminar, en nuestro interior siempre hay una esperanza de que la persona regrese.

En vez de invadir nuestro ser de esperanzas que igual y son falsas, lo mejor que debemos hacer es ver la otra cara de la situación y reemplazar este tipo de “deseos” por frases como: “Ojalá pronto encuentre la fortaleza para enfrentar esta situación.”

La clave es aprender a soltar, a dejar ir eso que bloquea las puertas donde el universo puede colarse y llenarnos de amor. Necesitamos aprender a confiar en lo que nos acontece. Si la felicidad de tu ex pareja está contigo, él o ella regresará; si no es así, tu corazón sanará poco a poco.

Todo lo que sucede es por una buena razón, aunque al principio no lo veamos y mucho menos lo sintamos así. Cada una de las personas que transita por tu vida te deja una enseñanza, aprende de ella. Llora y desahoga todo lo que tengas que sacar de tu interior para sentirte aliviada, después continúa con tu vida y aprende una nueva lección.

 

Cosas que tu novio odia que hagas

Porque nadie viene con un manual…

“No tengo nada, todo está bien.” Obvio NADA está bien, los hombres son sencillos y les gusta ir directo al grano, si tú le dices que todo está perfecto ellos lo darán por hecho, no son adivinos.

¿Me veo gorda? Dejemos de torturarlos con esta pregunta. Se quedan fríos porque no saben qué contestar, si lo que tú quieres escuchar o la verdad. 😀

Preguntar por sus ex. Esta pregunta no debería de existir, ¿Qué te importa? Al menos que él se sienta con la libertad de contártelo. Y si él te lo cuenta, una escena de celos está fuera de lugar.

Tenemos que hablar. Somos expertas en anticipar que algo no anda bien y le avisamos 12 horas antes que tenemos que platicar de algo no muy bueno. El pobre güey se hace mil rollos en la cabeza, sufre bastante.

No contestar el teléfono. Y que nosotras les reclamemos cuando ellos no contestan.

¿Se te hace guapa? Otra de nuestras trampas.

El hombre correcto en el momento inapropiado

Quisiera haberte conocido en otro momento, en otra vida tal vez. Un momento en el que nuestros corazones estuvieran completos para poder amarte entero y no a pedazos. Otro momento donde la vida nos permita conocernos de nuevo y enamorarme de un nuevo tú y de una nueva versión de mí.

Todo sucede por una razón, hay algo más grande que ordena y le da a todo su lugar: el tiempo. Si este fue nuestro tiempo y la vida no vuelve a unirnos, me quedo con la satisfacción de haberte conocido y haberlo intentado.

Confío que con el tiempo te recordaré con amor, pero con un amor limpio, sincero. Te recordaré sin rencor, sin dolor y espero que tú también hagas lo mismo, porque nunca fue mi intención hacerte daño.

Lamento haber sido yo la circunstancia que te hizo crecer. Quien te ayudó a ser ese hombre maravilloso que estás destinado a ser, cuando tú lo desees, pero que yo no podré disfrutar. Lamento que seas el hombre perfecto para la mujer incorrecta, en el tiempo incorrecto.

Lamento que hayas sido el hombre correcto en el momento equivocado, lamento que hayas sido tú el amante aprendiz para la experiencia, pues quizá fue a mí a la que le faltó paciencia para entender que el amor no se hace con el cuerpo, sino con el alma. Lamento ser yo la persona que te cambió. Lamento ser yo quien hubiese querido conocerte en otro tiempo.

Lamento que seas el hombre correcto en el momento inapropiado.

Pedir un tiempo en una relación de pareja

Pedir un tiempo (en estos tiempos) es súper común, es a mi parecer, una de las peores excusas y farsas más grandes en la historia del mundo amoroso. ¿Tiempo? ¿Para qué? ¿Para probar? ¿Para conocer más gente? El verdadero amor no sabe de tiempos, se ama en el presente y al instante, se ama porque se ama, punto.

“Necesitamos un tiempo” ¡Kaboom! Como cubetada de agua helada, ¿Realmente NECESITAMOS un tiempo? La realidad es que él o ella lo necesita, no ustedes como pareja. Pero claro, es mucho más fácil usar esa frase que decir: “Ahorita no te quiero, no te necesito. Hay alguien más pero si no funciona con esa persona tú debes estar ahí esperándome.”

Antes el tiempo se pedía cuando había problemas fuertes, se necesitaba un chance para que las cosas se solucionaran, para saber si existía un futuro. Ahora, el tiempo se pide por cualquier cosa, más si hay alguien que les llama la atención.

¿Qué pasa si aceptas? Aun sabiendo que la persona no va a regresar, te quedas esperando. Es tan fuerte el amor que decides esperar a que regrese, pero lamento decirte que jamás lo hará. O ¿Qué pasa cuando esa persona regresa? Así, casual, como si nada hubiera pasado. Lo que sucede es que no le funcionó con la otra persona y prefirió regresar a lo que ya tenía seguro contigo. ¡Qué poca madre señores!

Los tiempos no existen, para los que pidan un tiempo solamente significa perder un poco de su vida.

Si te piden un tiempo, lo mejor que puedes hacer es retirarte, no puedes estar con una persona que te usa y te desecha cuando se le da la gana.

A la mujer con la que mi novio me fue infiel

Sé lo que gritan tus ojos cada vez que me miras. Sé que te sientes triunfante entre sus brazos si los tres estamos en la misma habitación. Sé que necesitas besarle delante de mí para asegurarte y reafirmar tu victoria.

Lo que no sabes es que tú no has ganado. Las dos hemos perdido.

No voy a mentirte, sabes que no me gustas. Ha habido muchas veces en las que te he odiado porque sentía que no era nada comparado contigo. Él me hizo sentir así muchas veces. Ha habido momentos en los que he llorado hasta quebrarme en mi habitación por verlos tan felices. Porque yo podría haber seguido siendo tú durante mucho tiempo, en la burbuja perfecta que habíamos construido, si no hubieras irrumpido entre ambos. Pero él te prefirió a ti.

Pero ahora… Ahora te lo agradezco y siento pena por ti.

Siento pena porque ese chico que te abraza tan fuerte, llenó mi vida de amenazas y viví bajo su yugo varios meses. Ese chico que jura que eres la única persona a la que no le oculta nada, llenaba su boca de mentiras cada vez que me hablaba. Ese chico tan servicial que te cuida y se preocupa por ti, no dejaba que yo tuviera amigos hombres; y si lo hacía, él se encargaba de hacerme sentir culpable. Ese chico que te dice que eres la única, ha intentado volver a contactar conmigo cuando pasaban una mala racha. Ese chico que es un cielo con tus amigos, consiguió que algunos de ellos se alejaran tras acabar la relación.

Siento pena porque piensas que todo lo que hizo, lo hizo porque no me quería realmente. Siento pena porque lo defiendes y crees completamente que eso no va a pasarte a ti, que tú serás diferente, que a ti te quiere de verdad. Si supieras las veces que yo me fui feliz a la cama creyendo eso.

Si un hombre está enamorado realmente, es porque valora a las mujeres, por lo cual debería tratar a todas y cada una con el valor que merecen, pero no fue así.

Me da pena que me mires y sientas que vales más que yo sólo porque él te eligió a ti. Y es triste que pienses que el valor de una mujer lo decide un hombre. Así que, sé feliz y sólo espero que nunca te haga sentir como me hizo sentir un día.

ORIGINAL

Ex del infierno: Lo típico que hacen los ex

Cuando terminas una relación, lo único que quieres es poder seguir tranquilamente y en un futuro reanudar tu vida amorosa con alguien más. Deseas que todo tu historial quede eliminado, pero siempre hay un ex que busca la manera de hacerte la vida imposible, de llamar tu atención y lanzarte malas vibras si es que está despechado (es lo más probable, nadie termina una relación sin sentirse un poco ardido).

La llamada:

Tú ex te llama para perder lo poco que le queda de dignidad, lo peor es que lo hace estando en sobriedad. Estaría increíble que las compañías telefónicas tuvieran la opción: “El número que usted marcó ya es feliz con alguien más. Por favor tenga un poco de dignidad. Gracias.” ¡Por favor! No le llamen a su ex, se ven pésimas.

Suma puntos si le llaman a la nueva conquista, lo único que hacen es quedar en ridículo.

Te amo…

“Antes de que te vayas quiero que sepas que te amo”

Ah, ya… Yo también tengo que levantarme temprano.

Se consigue una pareja horrible

Hombres que deciden andar con una mujer de pocas (nulas) cualidades físicas para darle celos a su ex. Perdón, pero lo único que dan es pena.

“Yo la corté”

Clásico que cambian de papel y de ser los dejados pasan a ser los que dejan. ¡Ay parfavaaaar!

Te pones bien sabrotttsa y quiere volver

¿Ahora sí cabrón?

Te extraño…

Si tu ex te dice que te extraña es porque la otra ya lo mandó a la chingada.

¿Te sabes más? ¡Comparte para hacer la segunda parte! No olvides seguir a Gama blog por Facebook y Twitter. ¡Besos! Gracias por leer.