Archivo de la categoría: Sexo

Mitos sobre los anticonceptivos que debes ignorar

  1. Tienes que tomarte la pastilla anticonceptiva todos los días a la misma hora.

La mayoría toma anticonceptivos que contienen una combinación de progestina y estrógeno. Únicamente aquellas que toman la pastilla que sólo tiene progestina necesitan hacerlo a la misma hora para que funcione.

  1. No deberías de ponerte un DIU hasta haber tenido un bebé.

La única razón por la que dicen eso es porque al parir es más sencillo insertar el dispositivo en el útero. No obstante, el DIU es un método súper popular entre adolescentes y mujeres que no han tenido hijos, además, es muy efectivo y requiere de poco mantenimiento.

  1. Si estas amamantando no necesitas usar un método anticonceptivo.

Amamantar sí puede hacer que la glándula pituitaria detenga la ovulación, lo que puede reducir tu fertilidad, pero no significa que sea imposible quedar embarazada. Usa siempre un anticonceptivo extra.

  1. Las pastillas anticonceptivas hacen que subas de peso.

Esto no es del todo real. Cada organismo es distinto y responde diferente a los anticonceptivos.

  1. La pastilla es inmediatamente efectiva después de que empiezas a tomarla.

Negativo para algunas mujeres. Lo mejor es tomar un ciclo completo antes de que la pastilla comience a funcionar. Es recomendable utilizar un anticonceptivo de respaldo, como el condón antes del segundo mes.

  1. Si te tomas los anticonceptivos durante mucho tiempo te va a ser más difícil embarazarte.

No hay estudios que indiquen que esto afecte la fertilidad a largo plazo. Algunas mujeres empiezan a ovular justo después de dejar de usarlos, mientras que a otras puede tomarles varios meses.

  1. No pasa nada si se te olvida tomarla un día.

No hay mucho problema pero debes tomarla en cuanto te acuerdes.

Anuncios

Pequeños malestares que se curan con grandes orgasmos

Te duele la cabeza y en lo primero que piensas es en tomarte una aspirina sin saber que hay otra solución mucho más placentera…

¡Orgasmos!

Aquí te dejo una lista de los malestares que se pueden quitar experimentando orgasmos:

  1. Dolor de cabeza:

Mujeres que utilizan este pretexto, ¡Se acabó! Estudios comprueban que la mejor manera de acabar con la migraña es con un orgasmo.

  1. Hipo:

Hay casos en donde hombres y mujeres han superado hipos insoportables al tener relaciones sexuales.

  1. Nauseas por embarazo:

El psicólogo Gordon Gallup afirma que la mujer siente cierto rechazo al semen del hombre que la embarazo, por lo que siente nauseas por las mañanas. Según el investigador, la mejor manera de quitarlas es bebiendo el semen de la pareja. En este caso, más que a los orgasmos, se refiere al sexo oral.

  1. Cólicos:

Antes de llegar al clímax, el torrente sanguíneo en el útero incrementa, lo que ayuda a olvidarse de los molestos cólicos.

Curar un malestar nunca fue tan divertido. 🙂

 

 

Disfunciones sexuales: más allá de lo físico

Las disfunciones sexuales normalmente se asocian con algo físico y muchas de las personas que asisten a “sexo terapia” creen que con una pastilla se remediará el asunto, cuando en realidad la mayoría de los problemas tienen que ver con el ámbito psicológico.

Las disfunciones sexuales son el resultado de que algo no está funcionando adecuadamente durante la respuesta sexual humana. En este artículo no me iré como media hablando sobre ellas, sino sobre el funcionamiento y la relación que tiene nuestro cuerpo con las emociones.

El sexo se trata de “abrirse” con la otra persona, de dejar entrar. Por ende, ¿Te muestras sin máscaras? ¿Quieres compartir y que compartan contigo?

La realidad es que al momento de tener relaciones sexuales estamos conociendo a la otra persona, su manera de disfrutar, sus reacciones, su forma de dejarse fluir e igualmente la otra persona te está conociendo a ti. Entonces, antes de afirmar que tienes una disfunción sexual es importante que mires en otros ámbitos de tu vida: ¿En qué otras áreas de tu vida no llegas al orgasmo? ¿En qué momento sientes dolor y no permites entrar a otras personas? De alguna u otra forma, nuestro cuerpo nos está avisando cómo nos encontramos con nosotras mismas y qué cosas no andan bien.

El cuerpo es extremadamente inteligente. Muchas veces nos avisa que no quiere estar con esa persona, pero nosotras ahí estamos aferradas porque “queremos tener relaciones” cuando la realidad es que sólo lo estamos haciendo por hacer. Es importante que le prestemos atención a nuestro cuerpo, no es obligatorio tener sexo. Obviamente esto causa un shock y es más fácil decir que se tiene una disfunción a aceptar que simplemente tu cuerpo y el suyo no hacen clic.

Antes de afirmar que tenemos una disfunción detengámonos a pensar cómo estamos con nosotras mismas, cómo nos estamos relacionando con la otra persona emocional y sexualmente. De hecho, si haces un recuento de todas tus parejas te podrás percatar de que todas han sido distintas y a pesar de que seguimos ciertos patrones, nos relacionamos de manera única con cada persona.

Es importante ver la disfunción más allá de algo físico, vámonos a lo emocional, desde lo que nos está diciendo nuestro cuerpo, aunque no lo pelemos, siempre funciona como un traductor de emociones.

Orgasmos que toda mujer debe experimentar al menos una vez

El orgasmo es una de las sensaciones más bellas… Jajaja no me dejarán mentir y por suerte divina nosotras podemos ser multiorgásmicas y eso señoras y señores es una bendición jajaja creo que exageré un poco. Bueno, en este artículo te compartiré los seis orgasmos que una mujer DEBE de experimentar alguna vez en su vida.

  1. Orgasmo en el punto G

Se sitúa en la parte superior de la vagina y es un tejido con múltiples terminaciones nerviosas que, al estimularlas, proporcionan una sensación de placer inmenso.

 

  1. Estimulación de pezones

Al manipularlos puedes llegar a experimentar un orgasmo igual al del clítoris.

 

  1. Orgasmo anal

Para lograrlo, es necesario que tú pareja (o tú) estimulen el anillo externo. Puedes utilizar el dedo o un juguete sexual.

 

  1. Orgasmo clitoriano

Este órgano cuenta con más de ocho mil terminaciones nerviosas por lo que se ha convertido en uno de nuestros favoritos para encontrar placer, al estimularlo correctamente tendremos un pase directo al mundo del orgasmo.

 

  1. Orgasmo en el punto A

Se ubica en la pared vaginal a medio camino del punto G y el cuello de la vagina. Para estimularlo acaricia la pared vaginal hasta que comiences a lubricar.

 

  1. Orgasmo de Uretra o punto U

Gracias a su proximidad con el clítoris esta zona ofrece una sensación placentera cuando se estimula correctamente. Tu pareja o tú deben hacer una leve presión, con caricias circulares de arriba hacia debajo de la misma manera que estimulas el clítoris.

 

¿Qué estás esperando? ¡Enjoy!

 

¿Terminar con tu pareja por tener mal sexo?

Todo ha resultado perfecto, llevan saliendo un par de semanas. Cenas, comidas, cine, visitas sorpresa, detalles lindos, etc. Entonces, llega el día en el que terminan teniendo sexo y te das cuenta que todo lo perfecto algo escondía: es malo en la cama.

¿Ahora qué? ¿Termino con él? Dicen que el sexo no lo es todo en una relación pero sí es un porcentaje alto dentro de ella y si no quieres tronar con el chico en cuestión aquí te dejo unos puntos que te pueden ayudar a mejorar la situación.

¿Qué salió mal?

Seguro no tuvieron química en la cama o te dio pena expresar lo que te gusta. Si es la segunda, debes tener en cuenta que tu pareja no lee la mente, por ende, si no le dices cómo, qué y en dónde te gusta jamás resultará. Si por el contrario, faltó química, lo mejor que pueden hacer es platicar la situación para ver qué fue lo que faltó: ¿Química o compatibilidad sexual? A diferencia de la “química sexual” que se desvanece con el tiempo, la compatibilidad sexual se puede trabajar y mejorarla si hablan las cosas.

 

Ten una conversación casual

Acercarte de manera sutil para platicar sobre el tema es ideal para no crear tensiones ni malos entendidos, dile a tu pareja lo importante que es para ti satisfacer sus necesidades sexuales y así, él o ella también le tomará importancia a las tuyas. Tal vez tu pareja esté pasando por situaciones complejas ya sean físicas o emocionales que pueden ser un impedimento para que las cosas fluyan, intenta darle toda tu confianza para que se sincere contigo.

 

La tensión sexual es un must

Mándale mensajitos coquetos, acércate y tócalo sugestivamente, lo importante es crear un ambiente sexual, sedúcelo.

 

La comunicación es un factor importantísimo dentro de una relación, si trabajan juntos no hay nada que no se pueda arreglar, así que, no creo que mandarlo al diablo por una mala sesión de sexo sea la opción.

El peligro en las relaciones sexuales

Definitivamente todas hemos tenido un “encuentro sexual peligroso” es decir, donde la adrenalina está a full. Sin duda alguna los mejores orgasmos se han producido por saber que en cualquier momento nos pueden descubrir en pleno acto, en estacionamientos, playas, baños públicos, terrazas, albercas, etc.

A este gusto sexual se le denomina “fobofilia” y es más común de lo que te imaginas. Consiste en tener relaciones sexuales en sitios inusuales que propician el peligro y son arriesgados, ya sea que ponen en riesgo la vida o porque existe la posibilidad de ser descubiertos. Es súper común que a las personas que les agrada esta práctica, sean denominadas inmorales.

¿Por qué es excitante el riesgo?

En términos fisiológicos, el organismo capta la exposición al riesgo como una amenaza para la supervivencia. Por ende, dispara la adrenalina, los músculos se tensan, la respiración se vuelve agitada, aumenta el ritmo cardiaco, y nos convierte en estado alerta, de manera que focalizamos nuestra atención en el posible peligro. Esta activación física resulta muy excitante para un gran número de personas. Esto se debe a que la dopamina –el neurotransmisor asociado a las sensaciones de placer y bienestar– se incrementa.

Por otra parte, la sociología asevera que este anhelo de intensidad es característico de una sociedad que tiende al exceso, y necesita estímulos cada vez más impactantes. Gracias a nuestro desarrollo tecnológico, se perdió la sensación de seguridad y aparecieron el cambio e incertidumbre, lo que genera una necesidad exagerada de control o, por el contrario, un estilo de vida que guste de la novedad y sensaciones fuertes.

Asimismo, los psicólogos aseveran que los atractivos del riesgo son las vivencias que aporta: la impresión de la caída libre, la sensación de velocidad, la excitación que produce el momento, y la aceleración del corazón ante el vértigo de la respuesta. El riesgo resulta bastante atractivo, suele volverse un imán irresistible.

¿Ya tienes listo el próximo lugar “peligroso”?

No olvides todo con precaución y respeto.

¡Enjoy!

La importancia del sexo

La sexualidad es algo fascinante -no me dejarán mentir- es un tipo de lenguaje, haciendo que las palabras se queden totalmente cortas. Por desgracia este tema ha sido mitificado, por ello, es necesario que el respeto rompa todo eso. No es lo mismo lo que tú y yo queremos o hacemos a lo que quieren y hacen los demás y eso no quiere decir que esté bien o mal.

La sexualidad no es buena ni mala simplemente es variable. Todas y cada una de nosotras nacemos y moriremos como seres sexuados. La interacción que tenemos como seres sexuados con las estructuras sociales, da como resultado la sexualidad.

Cuando nuestra sexualidad es plena, esto se convierte en una satisfacción personal y social ya que logramos satisfacer necesidades como: el deseo de contacto, la intimidad, la expresión emocional, el placer, la ternura y el amor. #cursi

El tabú y la diversidad se mezclan y hacen que el sexo aparezca en la mayoría de conversaciones, juegos íntimos, provocaciones, chismes, deseos, relaciones y demás. Sí, así como lo estás pensando, el sexo forma parte de todo lo que haces, dices y piensas y muchas veces todo eso se rige por el sexo -no importa si no lo haces conscientemente-.

Cuántas veces hemos confirmado que “los hombres solo buscan sexo” y sí, porque esa es la única manera de que ellos abran su corazoncito. En el caso de nosotras, la forma en la que abrimos el corazón es siendo escuchadas, mimadas, apoyadas, comprendidas -igual y no todas son así pero estoy tratando de hablar de forma general.- Bueno, en el caso  de ellos, esa es su forma de “sentirse comprendidos”, teniendo sexo y esto aplica en todos los tipos de pareja en TODOS.

El sexo cuenta con una infinita gama de posibilidades, incluso ahora estás pensando en ellas. De hecho, por cada letra del abecedario existen miles de expresiones y preferencias sexuales, sólo es cuestión de atrevernos a probar y hacer de cada encuentro algo distinto.

¡Enjoy!

 

 

 

 

Lo que debes saber si quieres ver porno con tu pareja

Existen parejas que no tienen problemas con la comunicación sexual y se avientan a experimentar cosas nuevas, ya sea porque ambos lo desean o porque a alguno de los dos le entró la cosquillita de hacer algo diferente. Sea cual sea la razón, en el siguiente artículo te informaré un poquito sobre el tema del porno en una relación de pareja.

Hay una gran variedad de pornografía, desde la más leve hasta la más intensa que jamás imaginaste: juegos de roles, preferencias genéricas, etc. Lo primero es identificar aquella que más te llame la atención y dejar a un lado la idea de puede ser adictiva o puede transformarte en una maniática o maniático sexual.

Lo bueno de ver pornografía en pareja es que ayuda a que la relación sea más abierta y se viva una sexualidad plena, además, la confianza entre ambos será más fuerte. En conclusión: tendrás una relación más saludable y tu criterio sexual será un poco más amplio y por supuesto, el repertorio a la hora de un encuentro sexual será más variado puesto que podrás conocer posturas o prácticas que desconocías y se pueden antojar.

Esto es lo que debes saber si decides ver porno con tu pareja:

Habla:

Lo mejor que puedes hacer es ser directa, pero aguas, no se te ocurra hacer el comentario después de haber tenido sexo, te recomiendo lo hagas en un momento en el que ambos se encuentren neutros y relajados. Dale a conocer tus argumentos y pregúntale cómo se sentiría al respecto.

Check list

Si ambos ya están de acuerdo, hagan una lista de posibilidades y el orden con el que les gustaría comenzar a experimentar.

Busquen material

Lo ideal es ir a una sex-shop o a una condonería, ahí podrán encontrar el material suficiente a precios accesibles y que no llene de virus la computadora.

¡Focus!

Sabemos que el objeto del porno es excitar; sin embargo, es necesario que te concentres en VERLO y si de plano el deseo te gana y no aguantas por ponerlo en práctica, puedes aplicar unos cuantos besos y caricias.

Retroalimentación

Compartan cómo se sintieron, qué les gustó, qué no les gustó y qué pondrían o no en práctica.

Recuerda que lo más importante es que tengan una buena comunicación y que ambos respeten el punto de vista y sentir del otro. No se vale que le pongas la película “sin querer” y que pienses que luego luego se va a poner en mood wild. Experimenten y disfruten pero siempre con amor y respeto.

 

 

 

Lo que tu novio debe de hacer antes de pedirte que le hagas sexo oral

Antes de que le pidas a tu chica que te haga sexo oral (iba a poner un sinónimo súper vulgar que seguro estás pensando pero mejor lo reservo porque no quiero que me veten jaja) hay ciertas cosas que debes de considerar para que tu chica lo disfrute al máximo al igual que tú.

Báñate

A nadie le hace daño un baño antes, así que lava perfectamente tus genitales, más aún si no tienes la circuncisión.

Aliméntate bien

Entre más sano te alimentes, las secreciones tendrán un sabor más agradable, por el contrario, si consumes chatarra y grasas en exceso el sabor será un poco más fuerte y quizá desagradable. De igual forma, los hombres que consumen esteroides o algún medicamento pueden alterar el sabor.

Vello púbico

Esto depende de lo que prefieras, hay algunos que se cortan un poquito el vello púbico para mantenerlo de un “largo aceptable” es mejor que andar parando el acto por quitarse vellos de la boca.

Utiliza condones con sabor

Que precisamente para eso se inventaron, así te cuidas y cuidas a la otra persona y claro, haces la experiencia más agradable para el gusto de tu chica.

Experimenta

Hay un sin fin de cosas como lubricantes y cremas que puedes untarte.

¡No te muevas!

Al menos que ella te lo pida, deja que sea creativa con su boca, tu solo disfruta.

Si te gusta, ¡Dilo!

Dile a tu pareja que es lo que te está gustando, así ella se enfocará en eso y te hará disfrutar al máximo.

No olvides que estos consejos aplican para ambos sexos. ¡Enjoy!

 

 

 

Suave, suave, suavecito: el sexo lento y su sensualidad

Nuestra vida acelerada nos ha obligado a tener encuentros sexuales acelerados y hasta rutinarios. Nos hemos olvidado completamente de las sensaciones y nos enfocamos únicamente en el placer exprés.

El sexo lento puede ser una excelente opción para aumentar el placer, haciendo las relaciones sexuales más duraderas. Movimientos lentos, penetraciones lentas y caricias exactas pueden hacer de ese encuentro algo perfecto. Los sentidos están totalmente alertas, los cuerpos parecen ser uno solo, experimentándose sensaciones en zonas que quizá se desconocían o no se percibían.

¿Cómo le hago?

Mírense desnudos, respiren y traten de igual sus respiraciones. Comiencen acariciándose, sin tocarse los genitales. Una vez hecho esto pueden hacer lo siguiente:

  1. Acariciar los labios y el  clítoris con el glande.
  2. Introduce sólo el glande del pene a la vagina y quédate quieta. Respiren y disfruten de la sensación de no hacer nada. Después dile a tu pareja que te penetre despacio, una vez hecho eso, quédense quietos, mírense y disfrútense, no olviden respirar a la par.
  3. Si la excitación disminuye, pídele a tu pareja que se mueva lentamente en círculos, esto únicamente para conservar la erección.
  4. Después de unos minutos, cambien de posición. Mujeres: pueden colocarse arriba, moverse lentamente e incluso hacer los ejercicios de Kegel que ayudan muchísimo para este tipo de práctica sexual.

¿Beneficios?

  • Aplaza la eyaculación, por ende, durará un poco más.
  • Relájense y disfruten más del proceso que del resultado.
  • Más concentración en las sensaciones eróticas que experimentan juntos.
  • Se expande la energía sexual y el cuerpo se llena de vitalidad.
  • La pareja se complementa y se vuelven uno mismo con sensaciones que quizá jamás hayan sentido, incluso hasta pueden llegar al orgasmo juntos.

La clave es dejarse llevar por las sensaciones y dejarse de preocupar por el resultado de la relación sexual. El chiste es que se mantengan “conectados” y disfruten de un sexo suave y sensual.

 

Juguetes sexuales: cómo limpiarlos y cuidarlos

Cuando tenemos pareja solemos compartirlo TODO, hasta los juguetes sexuales, esto es malísimo para nuestra salud genital; ya que cada quien tiene sus propias bacterias y cada organismo es distinto. No importa si en el acto sexual se comparten bacterias, hay que tener mucho cuidado con los juguetes que están en contacto con los genitales y utilizarlos únicamente en nuestra persona.

1. Guárdalos en una caja o en una bolsa

Asígnales un lugar especial, puedes meterlos en una caja y si tienes varios lo mejor que puedes hacer es meter cada uno en una bolsa para que no estén en contacto dentro de la caja.

La temperatura es importante, procura conservarlos lejos de la humedad y el calor.

2. Lávalos con agua y jabón neutro

Antes y después de utilizarlos, es muy importante que los laves y dejes secar a la intemperie. Si tienen motor, trata de no mojar esa zona. Igualmente lava tus órganos sexuales externos antes y después de utilizarlos.

3. Revisa si el lubricante es compatible con el material del juguete

Te recomiendo utilizar lubricantes a base de agua.

4. Baterías

Si utiliza baterías, te recomiendo que las quites una vez que hayas terminado de usarlo, jamás las dejes puestas.

5. Desinfecta

Si tu juguete es de pyrex o acero inoxidable, puedes hervirlo durante 10 minutos antes de usarlo por primera vez.

6. Revisa el estado de tus juguetes

No son eternos, así que checa si no están rotos o si no perdieron la textura original.

7. Usa condón

Si el juguete es poroso, te recomiendo utilices un preservativo ya que este tipo de juguetes es difícil de limpiar.

¡Enjoy!

 

Vacuna contra el VPH

Esta forma de prevención es nueva y por ende, existen algunos mitos que hacen de su aplicación una duda enorme entre mujeres. Aquí te dejo algunos puntos que te servirán para aclarar muchas de ellas, pero no olvides consultar a tu médico.

Adiós VPH

Se piensa que con la aplicación de la vacuna el virus quedará totalmente fuera de sus vidas y por fin se podrán olvidar del ginecólogo; la realidad es que la vacuna sirve para espaciar un poco más el Papanicolau, pero esto no asegura nada; ya que todas somos diferentes así que mejor acude al ginecólogo.

No hay información suficiente

Todas las vacunas son probadas; además, el nivel de personas que presentan efectos secundarios es muy bajo. Pregúnta a tu ginecólogo si tienes la opción de aplicarla.

El VPH es tratable

Sí, pero en realidad el virus no tiene tratamiento; así que, lo mejor que puedes hacer es utilizar todos los recursos posibles para protegerte de esta y cualquier otra ETS.

Uso del condón

Muchas personas pueden afirmar que no tienen VPH porque siempre usan condón y efectivamente este método de protección es buenísimo; sin embargo, no estamos a salvo de ser contagiadas.

Soy lesbiana, no puedo contraer VPH

Independientemente de tus preferencias sexuales y de lo común que es esta enfermedad en relaciones heterosexuales el riesgo siempre está latente así que es mejor que te apliques la vacuna.

 

Razones estúpidas por las cuales no se utiliza el condón

Estos son los principales mitos (tontos) por los cuales un hombre no utiliza condón.

Machismo

“Un verdadero hombre puede tener muchas mujeres y no tiene por qué cuidarse, que se cuiden ellas.” Hay hombres que creen que el condón es únicamente para prevenir embarazos y no para prevenir también enfermedades de transmisión sexual.

Flojera al abrirlo, ponerlo y después quitarlo

¿Real? No les quita más de dos minutos. Los hombres creen que se interrumpe “el momento.” Lo mejor es elegir un condón adecuado, erotizar y encontrar una forma divertida (pero segura) de ponerlo, utilizando lubricantes o cualquier otra cosa que los “prenda” para que esto no sea pretexto para no usarlo.

“No se siente igual”

Esta frase demuestra la ignorancia y la poca capacidad de aumentar el placer con otros implementos, como por ejemplo, juguetes sexuales o lubricantes.

Egoísmo

En México el 70% de las mujeres adquirieron VHI de sus parejas formales. También debes de cuidar a tu pareja, digo, si el hombre va a andar de cabrón “por lo menos” que tenga cuidado.

Falta de educación sexual

No existe un conocimiento de cómo se coloca un condón, los beneficios de usarlo, cómo colocarlo de una manera divertida. Y aunque no lo creas, también se desconoce lo básico sobre qué es un condón, de qué está hecho y porque no se debe combinar con ciertos medicamentos o geles que lo pueden dañar.

Irresponsabilidad

Después de tantas marcas de condones y de tantas campañas que existen si no se usa condón ya es por mero gusto. La que se embaraza en pleno siglo XXI es porque quiere y el que se contagia de alguna ETS también.

Aquí te dejo esto, por si las dudas:

Uso correcto del condón masculino

 

El sexo y la duración: ¿Más tiempo es mejor?

Tenemos la idea de que el sexo que dura poco es malo, es catastrófico y deja al hombre mal parado (literal) frente a su pareja; sin embargo, muchas veces es mejor un encuentro de 20 minutos que de 2 horas.

La clave para un buen sexo no es el tiempo de duración, sino la calidad de este. Lo mejor que debemos hacer es dedicarnos a disfrutar tanto de la otra persona como de nosotras mismas y olvidar por completo los cientos de artículos o recetas para “durar más.”

Pensamos erróneamente que la duración del acto sexual se basa únicamente en el momento en que hay penetración, a partir de ahí se empieza a contar el tiempo cuando en realidad, todo empieza desde el juego previo, las caricias y los besos son el silbato de arranque.

Hay personas que se quejan y dicen que la duración fue como un parpadeo y esto sucede muchas veces porque el juego previo no existió o se dio muy rápido. Hay otras que se quejan sobre la duración extrema y que al final resultó incómodo, doloroso y cero placentero. Aquí lo que hay que hacer es comunicarnos con nuestra pareja sobre los gustos y necesidades a cubrir para que ambos disfruten del acto.

En realidad, no existe un tiempo establecido, no hay una regla que diga cuánto debe de durar un encuentro sexual, porque muchas veces puede ser corto o mejor llamado “un rapidín” y vivir una experiencia increíble y otras, súper prolongado y que al final acabes aburriéndote.

Como en todo, en las relaciones sexuales lo que importa es la calidad y no la cantidad y el nivel de disfrute que tú y tu pareja se propongan para ese momento.

¿Los solteros tienen mucho sexo?

La vida de soltero es fabulosa, se piensa en una constante zona de confort donde no hay mayores retos que los que se presentan cuando uno se encuentra en soledad, es aburrida en algunos casos y por supuesto, se dice que no hay sexo, al menos no tan frecuente como si se tuviera una pareja.

Estudios revelan que lo ideal para que una pareja sea feliz es tener sexo al menos una vez a la semana, quién asegura que teniendo una pareja se vive un mundo de sexo maravilloso, ¡Nadie! Y menos estableciendo una cantidad que asegura la completa plenitud, sin importar que uno de los dos sea más caliente que el otro. Simplemente cumplen con la cuota para no tener problemas u orillar a su pareja a buscar sexo por su cuenta.

Respecto a la condición de un soltero, y si tú lo eres, aquí hay de dos sopas:

  1. Tener sexo frecuente: ¡Claro! No importa si se hacen 4 check in a la semana en camas diferentes, se puede y se vale siempre y cuando no haya compromiso de ninguna de las partes. Además, un soltero siempre tendrá con quién bajarse las ganas, eso es de ley.
  2. Sequía total: Y ahí estás viendo porno y satisfaciéndote de forma un poco más solitaria, quién no ha tenido un tiempo de soledad sexual y no pasa nada, llega un punto en que tal vez ya no lo consideres necesario, pero vamos, no puedes estar así toda la vida, así que, como buen soltero decides ir de caza.

Una encuesta realizada por match.com a 6,000 hombres solteros y casados, arrojó que el 97% de los que no tenían pareja se preocupaban por satisfacer a sus cómplices sexuales más que a ellos mismos. Este tipo de detalles son los que nos lanzan al mil, luego que nosotras los lanzamos al dos mil y viceversa.

Entonces, ¿Qué tan cierto es que los solteros tienen sexo hasta para aventar? Todo es relativo y depende muchísimo de las ganas que uno tenga, porque tampoco es cierto que se vaya buscando sexo por todos lados, tampoco es cierto que los hombres sean máquinas sexuales y eternos aficionados de acostones casuales.

 

 

Personas con las que NO puedes tener sexo jamás

No lo vamos a negar, a veces las ganas están cabronas y aplicamos el “ni modo, es lo que hay” y tampoco hay que llegar al extremo de urgidéz. Es importante que nos demos el valor que merecemos y sepamos cuándo y con quién NO es bueno tener sexo.

Con alguien borracho

El alcohol es un inhibidor sexual, es seguro que no pase nada porque su “amigo inseparable” se volverá “in-parable” No va a funcionar la cosa hijas.

Con un compañero de trabajo

Estas situaciones siempre acaban súper mal y lo quieras o no, toda la oficina se acaba enterando de qué posición te gusta.

Con el hermano o papá de una amiga

Igual y con su hermano no hay bronca, aunque existe la posibilidad de que la amistad se vea dañada si las cosas salen mal. Y con el papá de su amiga, no mamar.

Con el mejor amigo

No hay necesidad de arruinar la amistad, aunque dicen por ahí que el sexo entre amigos “refuerza” la amistad.

Con alguien que no conoces

No sabes qué tiene o cómo es en la cama, igual y te mata y te roba los órganos. ¡Aguas ahí! Estamos en México señoritas.

Con tu ex pareja o con el novio de una amiga

¿Qué clase de ser humano se acuesta con el novio de una amiga? Esto es la culerés andando.

Con un familiar

¡No chinguen! Que mala cruda despertar y ver a tu primo a lado. Sí, digo cruda porque para que alguien lo haga sobrio está cabrón.

Con alguien que no se bañó

Ok, hay hombres o mujeres que no huelen mal aunque no se bañen, pero eso es 1 entre un millón. Así que no hay que ser tan mala onda con nuestro olfato, respetémoslo y aquellos que no se bañan antes del encuentro, no chinguen y tengan tantita madre.

Alguien que besa mal

Los besos son un must en el sexo y si no hay química en eso, no hay química en nada.

 

Hombres que les gusta el sexo anal y no son gay

¿Sexo anal? Así es, esta práctica puede ser muy placentera para mujeres y para hombres siempre y cuando se tomen las medidas y precauciones necesarias.

En el caso de los hombres, en el ano se encuentra el equivalente a nuestro punto G, es decir, el punto P. A pesar de los tabúes, el sexo anal masculino puede ser súper placentero sin necesidad de que aplique la frase “Si lo prueba, y le gusta, se va a volver gay.”

Es evidente que aún nos encontramos muy ignorantes y poco informados acerca del tema y por ende, da miedo y automáticamente se rechaza.

Nosotras tenemos el punto G y gracias a él podemos tener orgasmos más intensos y hasta eyacular, los hombres también tienen “todo el derecho” de tener su botoncito mágico que les haga sentir rico y no por eso cambian de preferencia sexual al descubrir el potencial erótico que tiene su cuerpo.

Desde que se nace se trae consigo la preferencia sexual y las prácticas anales no necesariamente son exclusivas de una preferencia. Además, estamos súper mal acostumbradas y solemos catalogar al hombre como máquina que da placer y que únicamente nosotras lo recibimos ¿Dónde queda el suyo?

Ellos sí tienen la obligación de conocer nuestro cuerpo de todo a todo pero nosotras no somos capaces de darnos cuenta que el cuerpo masculino también está lleno de placer en zonas inimaginables. Y sí, hay hombres que no son homosexuales pero que les gusta practicar el sexo anal y disfrutan su sexualidad al máximo con su pareja.

Lo mismo pasa con la mujer, cuando el hombre desea penetrarla por el ano, en ese momento se niega rotundamente y se siente como si fuera un objeto o una pornostar. Debido a la desinformación y a los mitos sobre esta práctica, la mujer está más preocupada por lo que le han dicho que por disfrutar y saber la forma de hacerlo.

Lo mejor que podemos hacer para vivir una sexualidad plena es aprender a disfrutar y disfrutarnos. Si algo nos da curiosidad no tengamos miedo a probarlo, lo peor que puede pasar es que no nos guste y listo, continuamos con nuestras vidas, pero no se te ocurra quedarte con las ganas de nada.

 

Pornhub: Los términos más buscados a nivel mundial

Pornhub es la página web de contenido pornográfico más visitado en el mundo, pero no por esto significa que no hacen análisis estadísticos de vez en cuando.

En su página de Pornhub Insights publican con regularmente gráficas, infografías y estadísticas detrás de los hábitos de búsqueda de sus visitantes, dando como resultado un fascinante vistazo de los comportamientos y hábitos más privados y la psicología cultural de nuestros tiempos. Desafortunadamente, esto significa que Pornhub tiene acceso a tu historial de búsqueda en su sitio.

Con estos datos, que fueron recopilados con la colaboración de Metro UK, puedes ver las 10 palabras clave más buscadas de cada año globalmente junto con las búsquedas del público británico.

Entre las búsquedas más populares a nivel mundial, los términos milf, teen y lesbian siempre se mantienen en las principales 7 búsquedas. Desde el 2009 hasta el 2012, la búsqueda para asian incrementó considerablemente, pero luego dejó de ser del top 10 para el 2012.

Un dato interesante, según Pornhub, los términos orientados hacia el placer masculino como creampie o blowjob también salieron de la lista completamente mientras que otros términos como squirt, que tiene que ver con el orgasmo femenino, se ha mantenido en la lista por los últimos tres años.

En cuanto a los británicos, parecen estar igual de obsesionados que el resto del mundo buscando a lesbians y milfs, aunque tienden a buscar menos teen en comparación con las estadísticas globales. Inglaterra también ha de tener a los usuarios de pornografía más patrióticos ya que se muestra claramente en estos datos cómo a lo largo de los últimos seis años ha incrementado mucho la búsqueda para la palabra British.

Original

 

Sexo: ¡Ay dolor!

Nadie piensa en dolor cuando se habla de sexo, al contrario, sólo se puede pensar en placer, mucho placer y fluidos (jajaja). Si tienes dolor durante el acto sexual, aquí te digo qué es lo que podrías estar haciendo mal o a que se debe.

1. No hay lubricación suficiente

La vagina lubrica naturalmente pero muchas veces no es suficiente, sólo es cuestión de que apliques un poco de lubricante.

2. Tu pareja y su pene son muy grandes

Digo, tampoco es como que te acuestes con el monstruo de la pradera (no sé cuál sea ese, pero es enorme). La clave está en hacer unos cuantos movimientos sutiles para que entre todo con cuidado.

3. No has tenido sexo en mucho tiempo

“Ya soy virgen otra vez” probablemente y es muy normal que te duela cuando vuelves a tener sexo después de no hacerlo en mucho tiempo.

4. Tienes una ETS

¿Si sabes bien con quién te acuestas, verdad?

5. Fallas en las posiciones sexuales

No intentes hacer una posición cuando no tienes ni idea, cómprate el kamasutra o investiga en internet.

6. Tienes pelitos enterrados

Cuando te depilas esta zona puedes irritarte y duele cuando hay fricción con el pene o la ropa.

 

¿Hombres virgenes hasta el matrimonio?

Denles chance, ellos también tienen su corazoncito.

Mientras que los hombres que hacen esta clase de compromiso tienen buenas intenciones para tener un matrimonio y vida sexual plenas, investigaciones indican que las creencias sobre la sexualidad y el género que se llevan de la mano con esta clase de promesa de abstinencia no necesariamente equivalen a una transición a una vida sexual casada.

Pero se sabe poco de los hombres que llevan a cabo esta clase de promesa en comparación con las mujeres. Así que en el 2008 se llevó a cabo una investigación de un grupo de apoyo que consistía en 15 hombres que se reunían en una iglesia y se juntaban con el propósito de brindarse apoyo para abstenerse del sexo hasta el matrimonio.

Se veían una vez a la semana y se sentaban en sillones, comiendo pizza o platicando de videojuegos hasta que tarde o temprano empezarían a discutir el tema que los une: el sexo.

Estos hombres ven el sexo como algo sagrado, un regalo de Dios que sólo debe disfrutarse dentro del matrimonio. A la vez, estos hombres luchan con lo que ellos describen como “los elementos bestiales”–o tentaciones– de la sexualidad.

Estos hombres luchan contra el uso de la pornografía, la masturbación, lujuria y deseos con el mismo sexo, todo lo cual puede descarrilar a estos hombres de su promesa.

Esto causa un problema: para estos hombres, el sexo es tanto un acto sagrado como uno bestial. Sin embargo, logran llevar esta contradicción a cabo al ejercer su masculinidad discutiendo lo difícil que es resistir las tentaciones en lugar de presumir sus conquistas sexuales.

Estos hombres creen que el tiempo y el trabajo requerido para mantener esta promesa eventualmente resultaría en un matrimonio feliz y saludable.

¿Así que qué es lo que sucedió con estos hombres una vez se casaron? Para el 2011, todos menos uno del grupo estaban casados, pero mientas que esta transición a la vida casada conllevaba promesas de disfrutar ahora de su “regalo sagrado de Dios,” este regalo no fue lo que creían.

Estos hombres aún luchaban contra las tentaciones “bestiales” de la sexualidad. Además tenían que preocuparse por la infidelidad ahora, y lo peor es que ya no tenían a su grupo de apoyo para ayudarlos con estas tentaciones.

Existen dos razones detrás de este desarrollo: desde pequeños, a estos hombres se les educó con la idea de que las mujeres no son sexuales. A la vez, estos hombres también crecieron con la idea de que sus esposas estarían siempre disponibles para su placer.

Esta doble moral va con las ideales culturales de la relación entre la feminidad y la pureza, pero es una contradicción que deja a los hombres indispuestos de abrirse con las mujeres con quienes están teniendo sexo.

Estos hombres no hablaban con sus esposas sobre el sexo y las tentaciones, en lugar, discutían libremente el sexo o la tentación con sus compañeros de apoyo para reprimir la tentación al imaginar la devastación que cualquier desvío podría conllevar.

Además, estos hombres ya no podían buscar apoyo entre ellos debido a sus propias ideales sobre la masculinidad. Se les fue prometido un regalo sagrado: una vida sexual activa con un matrimonio pleno. Sin embargo, muchos no estaban completamente satisfechos, cosa que es evidente por su tensión entre lo “sagrado” y lo “bestial.” Así que al abrirse por estas luchas, estarían admitiendo su derrota como un hombre cristiano y masculino.

Al final, los estudios indican que una promesa de abstinencia sexual funciona para apoyar una idea de masculinidad que deja en desventaja tanto al hombre como la mujer. Después de 25 años escuchando que el sexo es algo peligroso que debe ser controlado, la transición al matrimonio y la vida sexual resulta difícil.

Así que cuando fomentamos la idea de la abstinencia en lugar de conversaciones saludables sobre el sexo y la sexualidad, podríamos estarle restando el valor a las relaciones que son la meta de estos compromisos en primer lugar.

Visto en: http://www.caracteres.mx

Cómo confesarle a tu pareja que has estado fingiendo… Orgasmos

Sabes perfecto que en esta ocasión no tienes chance de dejarte llevar, pero quieres darle gusto a tu chico y decides fingir para que el acto acabe pronto y puedas ver tu serie favorita, ir a comer algo o hacer algo, lo que sea.

No importa la razón o razones por las cuales finjas, si tienes vagina en algún punto de tu vida has tenido que hacerlo.

80% de las mujeres han fingido un orgasmo y un 40% lo hacen regularmente. Mientras fingir se hace con las mejores intenciones, todas sabemos que es lo peor que puedes hacer, el 60% de los hombres piensan que una mujer ha fingido con ellos.

Fingir placer puede acabar mal, puede hacer que exista un hueco de insatisfacción enorme porque ninguno de los dos está explorando ni haciendo lo correcto para llegar al clímax. Lo mejor que puedes hacer es ser honesta con tu pareja, explicarle lo que está pasando y juntos buscar una solución, acuérdate que él no es el responsable de tus orgasmos, es sólo una parte de ellos.

Demuéstrale a tu pareja que serás honesta de ahora en adelante y que juntos buscarán algún método o lo que sea para poder llegar al clímax juntos y disfrutar de una buena sesión de sexo.

43% de los hombres han confesado fingir un orgasmo, de aquellos que lo hicieron, 53% están casi seguros que su pareja se dio cuenta.

Finalmente, es importante quitar la presión de ambos y entender que no siempre que haya sexo significa que siempre habrá un orgasmo, y en realidad no hay nada malo con eso.

 

Pensamientos sexuales que todos hemos tenido al menos una vez

Es increíble como en el momento menos esperado llegan esos pensamientos “inapropiados” ya sea que ves una pareja en la calle o imaginas cómo se verá la persona que te gusta sin ropa, en fin, el sexo abarca gran parte de nuestra vida. ¡Pero no te preocupes! No eres la única o el único que ha tenido estos pensamientos al menos una vez… Al día (jajaja).

¿El instructor de yoga será igual de flexible en la cama como lo es en la clase?

¡Imagínate! Ha de aguantar muchísimo y es capaz de mantener una postura por días.

¿Qué pasaría si tengo un crush con un compañero del trabajo?

¿Serías capaz de desvestirte al entrar a su oficina cuando todos ya se hayan ido? Seguro esta idea te ha rondado más de una vez, además la adrenalina es increíble. #RecomendadoPorLosDoctores.

Esa pareja se ve súper linda, pero seguro son unos locos en la cama

Toda esa apariencia de ternura y amor debe de ser respaldada por sesiones de sexo intenso y sin censura, ¡Seguro!

Entrar al sauna y pensar que podría convertirse en una orgía

Está muy enfermo, pero sí pasa… Imagínate, cuerpos desnudos y en forma, sudados y calientes. ¡Santo Dios!

¿Cómo será un masaje con final feliz?

Siempre y cuando la persona que te hace el masaje sea muy atractiva, no evitarás pensar qué pasaría si sus manos comienzan a tocar otras partes.

He tenido sexo en este sillón

¡Típico! Esta sentado tu novio o novia, tu tía molesta o hasta tu mamá, justo en el sillón donde una vez tuviste un encuentro en llamas. ¡Si el sillón hablara!

¿Tienes más? ¡Comparte con Gama para hacer la segunda parte! Gracias por leer, un beso.

 

El pensamiento de la mujer durante el sexo

Para que la mujer pueda disfrutar un encuentro sexual es necesario NE-CE-SA-RIO que su mente se desconecte por completo de todo aquello que le preocupa o lo que suele pensar con frecuencia.

Esto se debe a que la conexión cerebral con el clítoris es directa y siendo un órgano encargado de enviar placer al cuerpo, éste se encargará de trabajar al máximo a todas aquellas estructuras encargadas de disparar los impulsos químicos y eléctricos responsables de nuestras sensaciones.

Entonces llegará el orgasmo gracias a la acción de la dopamina, de la oxitocina y de las endorfinas. Esto solo será posible con una estimulación eficaz, pues sin ella las señales no llegarán a nuestro cerebro con la suficiente intensidad como para que el orgasmo se produzca.

A diferencia del hombre, la mujer tarda más en prepararse para sentir placer en una relación sexual; por ende, es necesario darle importancia a los preliminares.

Conexiones:

En la mujer, lo psicológico, físico y emocional se conecta totalmente durante el sexo y automáticamente la capacidad que se encarga de tomar decisiones se desconecta por completo. Mientras que la zona de los genitales y otras zonas erógenas se iluminarán con mayor intensidad.

Las emociones encabezan las relaciones sexuales, incluso 24 horas antes del encuentro juegan un papel fundamental para que éste se lleve a cabo.

En este sentido, la respuesta emocional es esclava de la existencia o la ausencia de todo aquello que nos atormenta o nos preocupa. Si la mujer está relajada y cómoda, probablemente todo se desarrolle con normalidad.

Sin embargo, si no logra desconectarse de aquello que le nubla el entendimiento, no tendrá ni ganas ni disposición de practicar sexo.

Esto no significa que no se ame a la pareja o que no le resulte atractiva, sino que simplemente la prioridad en la mente de esa persona en este instante es otra y eso es algo que no se puede controlar.

No a todos les gusta el sexo: Asexualidad en hombres y mujeres

Suponemos el sexo como una actividad natural; “normal” de los seres humanos, a todos les encanta y es un must en la vida. Si no lo tienes pues que mala suerte, que infelicidad, que infierno no tener sexo.

Sorprendentemente y digo “sorprendente” porque no puedo creer que existan personas a las que no les guste tener relaciones sexuales, que no sientan atracción carnal por nadie, eso está cabrón.

Asexuales les llaman, se define “asexual” a una persona que no siente atracción sexual hacia otras personas, tanto del sexo opuesto como del mismo sexo, así como la falta de interés por mantener relaciones sexuales. Esta condición no es considerada un problema, al contrario, es una forma de vivir súper normal.

Es importante saber que la asexualidad no es un trastorno sino que forma parte de los gustos y preferencias de la persona. El problema se presenta cuando la persona no acepta su asexualidad e intenta tener relaciones sexuales por presión de su pareja o por ser aceptada y querida.

Un hombre o mujer asexual son diferentes entre sí en cuanto a su forma de vivir el sexo y las relaciones de pareja:

  • Sienten excitación sexual con deseo de masturbarse solos, pero no sienten atracción ni mucho menos interés en tener una relación sexual con alguien. Consideran que el orgasmo es algo que se debe de obtener en privado y la frecuencia con la que se masturban puede ser igual o inferior comparado con las personas que no son asexuales.
  • Tienen fantasías sexuales y se ayudan de la pornografía; sin embargo, no tienen interés de llevarlas a cabo con su pareja. Esto es similar a las personas no asexuales, ya que pueden tener fantasías pero no el interés de realizarlas. Otros, en cambio, no sienten ninguna excitación mediante el uso de la fantasía.
  • Algunos sienten atracción romántica hacia otras personas. Por ejemplo, pueden desear acariciar, abrazar, besar a la persona pero no la desean sexualmente, incluso pueden llegar a enamorarse sin tener interés en una relación sexual.

No se considera asexuales a las personas cuya falta de deseo sexual se vea relacionada con alguna enfermedad física o mental, como puede ser una depresión, que pueden dar lugar a un desinterés en el sexo mientras dura dicha enfermedad. Tampoco se considera a una persona asexual cuando el deseo disminuye debido a ciertos problemas, como por ejemplo, los conflictos de pareja.

La presión social hace que se ignore totalmente que la asexualidad existe y que no es sinónimo de complejos o traumas; sino simplemente es lo que compone a la persona en ese ámbito. Tampoco importa que preferencia sexual se tenga.

¿Cómo evitar que el sexo casual se vuelva incómodo?

Un encuentro “casual” perfecto sería: Te encuentras a alguien súper atractivo, se toman unas copas, se van a un lugar más íntimo, se quitan la ropa, tienen un par de orgasmos y ¡Listo! Cada quien toma su camino, no pasa nada y la vida sigue. Sin embargo, la mayoría de veces esto no es del todo perfecto ya que existe un poco de incomodidad en el hecho.

Gama te dice como romper la barrera y dejar que el sexo casual sea incómodo.

Mi cuerpo sí, mi cama no

No tienes ningún problema en compartir cuerpo y fluidos pero tu cama ¿Tu cama? ¡Ni loca! Hay maneras sutiles de correr a alguien de tu casa o de irte del lugar en donde se encuentren. Usar frases tipo: “Tengo que levantarme mañana temprano” o “tengo que llegar a mi casa” funcionan perfecto.

No hay erección

Igual y con los nervios al chico con el que estas (o estuviste) le funciona el asunto. No pasa nada, aumenta el juego previo, utiliza las manos y si de plano no despierta puedes optar por utilizar la boca.

ETS

No es el tema más sexy a tratar pero la protección es necesaria y fundamental. Coméntale a tu pareja sexual sobre el tema y ambos sean sinceros al respecto, si notas que tú pareja lo evade o se comporta extraño lo mejor que puedes hacer es ponerte tus chones y salir corriendo.

El sexo no está siendo satisfactorio

Si de plano el chico con el que estas no te está haciendo sentir bien y sabes perfecto que esa es la primera y última vez, bueno, te recomiendo que hagas lo posible por que él o ella termine. Si de plano es muy muy malo, puedes interrumpir el acto, ir al baño y después de un rato decirle que no te sientes bien.

¿Enamorados?

Es importante que los dos pongan las cartas sobre la mesa, si alguno de los dos puede salir lastimado, lo mejor que puedes hacer es detener esos encuentros.

Estas son las señales que envía nuestro cuerpo cuando necesita sexo

Las necesidades fisiológicas y el apetito sexual pueden manifestarse con diversos síntomas que son el reflejo del deseo y el querer tener un contacto sexual y vivir experiencias placenteras y excitantes. La falta de sexo afecta física y mentalmente a la persona y muchas veces no se da cuenta.

Esa necesidad va más allá del placer que se genera, ya que también es un factor importante en la salud y bienestar. Existen personas que reprimen el deseo y otras que tienen la facilidad de expresarse y vivir su sexualidad libremente.

Si no se tiene sexo en un periodo de tiempo los malestares físicos y emocionales se hacen presentes. ¡Sigue leyendo!

Falta de sueño

El sexo libera una hormona llamada oxitocina que es la encargada de hacer que tengamos un sueño placentero y adecuado.

Mal humor y estrés

Cuando se pasan días, semanas o meses sin sexo, podemos manifestar mal humor y estallar ante cualquier situación negativa. Obviamente la falta de sexo no es el único factor que provoca el mal humor y el estrés, sin embargo, la falta de satisfacción sexual te puede convertir en todo un grinch.

Invade tu mente

Normalmente las fantasías sexuales surgen por algún estímulo y se presentan generalmente en la noche, la falta de sexo hace que pienses en ello cada momento del día y en el lugar que sea.

Cero brillo en la piel

Tener sexo con frecuencia abre los poros de la piel y elimina impurezas. De ahí los famosos “barros de agua.”

Malestares físicos

El sexo produce la hormona de la felicidad y si no se tiene se pueden presentar diversos males como por ejemplo, dolor de cabeza.

Inseguridad

La persona comienza a sentirse insegura con lo que es y con lo que hace. El sexo es una actividad que mejora la autoestima y permite que la mujer y el hombre se sientan deseados y atendidos. La falta de sexo es una patada durísima a tu seguridad.

PAREJAS LÉANLE AQUÍ:

La falta de sexo puede provocar que se tomen decisiones poco acertadas, es importante que se tomen dos segundos en pensar que su pareja o ambos necesitan tiempo para la intimidad (no importa si llevan años juntos). Si alguno de los dos no quiere (por las razones que sean) es entendible y debe respetarse, pero tampoco se pasen del list@s y dejen a su pareja en sequía total, si lo hacen puede llegar a pasar lo siguiente:

  • Ronda la idea de llamar, buscar o regresar con una expareja.
  • Se busca sexo en alguien cercano, como un amigo (o amiga) o un amante.
  • Hay una gran posibilidad de desear sexo casual con un desconocido durante una fiesta, sobre todo después de ingerir algunos tragos.

SOLTER@S LÉANLE AQUÍ:

A ustedes también les puede pasar lo de aquí arriba, así que relájense y si no tienen con quíen echar pasión, lo mejor es que se compren un aparatito buena onda o acudan a su manita. 🙂

 

Los errores cometidos por las mujeres durante el sexo

Nosotras también la regamos poquito… Para que el primer encuentro no sea un desastre, aquí te dejo algunos de los errores más comunes que cometemos las mujeres. ¡Pongámonos las pilas!

Beber demasiado alcohol al grado de no saber ni quién es el güey con el que estas más la ropa interior que pareciera que se la hubieras robado a la mujer más recatada del mundo o a tu abuelita no son los mata pasiones más graves…

Aliento a tabaco

Nadie quiere besar a un cenicero, así que lo mejor es que te enjuagues la boca o mastiques unos chicles.

Ropa imposible de quitar

Te ves súper bien con ese vestido ajustado, pero al momento de quitarlo parece un corsé del siglo pasado. Lo lamento pero tu hombre tardará en quitártelo el tiempo que dura su erección.

No depilarte

Sabemos perfecto que a veces nos da flojerita depilarnos las piernas y todas esas zonas donde el vello brota; sin embargo, hay que tener tantita decencia y depilarnos todo lo depilable. Si no eres de las que se rasura totalmente el área del bikini, lo menos que puedes hacer es mantenerla bien podada… ¡Pos oye!

Miedo a la luz encendida

Una mujer insegura con su cuerpo mata totalmente la pasión de los hombres. ¡Déjense llevar! Ellos ni siquiera notan las estrías ni la celulitis, neta es en lo último que piensan en ese momento.

Exagerar el placer

Hay hombres a los que les gusta escuchar a su pareja excitarse y sentir placer, pero tampoco se pasen y quieran dar un concierto en el oído de su chico… ¡Bye!

¡Ah! Tampoco se pasen fingiendo orgasmos al grado de que parezca que las están torturando, los van a espantar hijas.

Ser muy honestas

Al chico en turno NO le interesa saber lo bueno o malo que era tu ex en la cama.

Soltar algo parecido a un gas

Los gases vaginales que se llegan a escapar están de oso, pero es algo que no podemos controlar y se vale, pero los otros tipos de gases ahí sí súper fail.

¿Qué somos?

Igual y el chico sólo quería un one night stand y tú ya estás pensando en el nombre de sus hijos y en qué loncheras comprarles… ¡Mal! Cuando un hombre quiere algo en serio contigo, se nota, no es necesario que le preguntes…

Hábitos sexuales de una pareja feliz

El sexo es muy importante en una relación, es un básico y si no se tiene déjame decirte que hay problemas (y muchos). El sexo sin amor es bueno; pero con amor es extraordinario. Aquí te digo las diferencias de tener relaciones sexuales enamorado que sin estarlo.

Atracción

No aplica tener relaciones sexuales cuando no sientes atracción alguna por tu pareja. Cuando una pareja es sexualmente feliz existe una tracción brutal entre ambos, los dos se sienten súper sexys.

Cualquier detalle enciende la llama

No es necesario hacer un ritual para que tu pareja acepte tener relaciones, cualquier detalle por mínimo que sea encenderá la llama de la pasión. Basta con un mensaje cargado de sensualidad y erotismo para que tu pareja diga sí.

El sexo forma parte de la agenda

No importa si tienes una agenda muy apretada, siempre hay tiempo para una buena sesión de sexo. Buscar el momento para estar con tu pareja es sumamente importante para alimentar la relación.

No hay presiones

Las parejas felices no necesitan tener un sexo espectacular cada que se presenta el momento. Cada encuentro es distinto y no se presionan por exagerar el placer ni mucho menos en obligar a que su compañero tenga relaciones sexuales.

El rechazo no afecta

No siempre tu compañero sexual va a tener ganas de hacerlo, por ello, el hecho de decir “no” no implica un rechazo y las parejas que son plenas en este aspecto lo aceptan y comprenden que su pareja no es una máquina sexual.

El sexo es una emoción

No hay nada peor que estar con alguien que se siente obligado a hacerlo, es casi como violarlo. Las parejas felices sienten una emoción permanente cada que hay o planean un encuentro sexual.

Vive al máximo el erotismo en tu vida

No importa que tan evolucionada esté la sociedad, no importa que tan abierta tengamos la mente, aún en pleno siglo XXI nos cuesta trabajo aceptar que desde que nacimos estamos tan programadas para respirar como para obtener placer sexual.

Las mujeres aún estamos catalogadas como una fábrica, como algo que sirve para reproducir; sin embargo, sabemos perfecto que también damos y recibimos placer y de hecho hay un órgano especialmente diseñado para eso: el clítoris. A pesar de que este órgano tiene más de 8 mil terminaciones nerviosas, el placer no sólo se encapsula ahí; sino que va más allá de los genitales. ¡Sigue leyendo!

En nuestra cultura, la sexualidad va ligada a la imagen corporal y a la autoestima. En este caso, los hombres y las mujeres nunca serán iguales hasta que a nosotras se nos caiga el cabello y nos crezca una panza chelera enorme y se nos siga considerando atractivas.

Si a esto se le suma el embarazo y la creencia de que el coito es el centro del universo sexual, tenemos como resultado una barrera que no nos permite disfrutar nuestra sexualidad más allá, tanto en pareja como en soledad.

¿Cómo vivir al máximo nuestra sexualidad?

Para tener una vida sexual sana es necesario empezar a tener una buena relación con nosotras mismas, aquí te dejo algunas claves para comenzar a trabajar en ello:

1. Siéntete sexy

No tienen nada que ver con tu apariencia externa; sino con tu interior. Lo más importante y lo primero que necesitas para empezar es sentirte sensual, sexy y con la capacidad de despertar el deseo de tu pareja. No olvides que eres irresistible.

2. Centra tu atención en lo sensual

Experimenta, conócete perfectamente y explora cada rincón de tu cuerpo. Dejemos de ser observadoras y volvámonos parte de ello.

3. Ponte en forma

Hacer ejercicio 30 minutos durante tres días a la semana hará que nos sintamos mejor con nuestro cuerpo y nuestro estado sexual mejore.

4. Aumenta tu capacidad de placer

No imaginas lo capaces que somos de dar y recibir placer, tenemos el poder de aumentar e intensificar nuestras reacciones y sensaciones, todo es cuestión de que te concentres.

5. Ayuda a tu pareja a ser buen amante

Sea o no sea de tu interés el orgasmo prolongado, piensa que nadie nace sabiendo ser un buen amante. Así que, deja tus resentimientos de lado y comienza un “programa educativo” que les permita explorar y conocer.

6. Sé creativa

Probar cosas nuevas nos hace salir de la rutina y trabajar nuestra inventiva. Si logras expandir la idea que tienes de ti misma, intensificarás tus sentidos. Prueba con literatura sensual o con música que te excite.

 

Datos curiosos sobre la masturbación

La masturbación tiene dos polos. Las personas debido a sus creencias religiosas, culturales y demás la perciben de forma distinta. Mientras unos la disfrutan y la ven como una oportunidad para “amarse a sí mismos” y para conocerse, otros la toman (literal) como algo perverso que va en contra de la moral y que cada que lo hacen Diosito se enoja y les resta puntos de pureza.

¿Para ti es buena o mala la masturbación?

Aquí te dejo algunos datos curiosos sobre esta deliciosa práctica…

¿Sientes que te estás enfermando?

Algunos componentes del sistema inmunológico son liberados al momento de masturbarse, en los hombres, por ejemplo, aumentan los niveles de glóbulos blancos y rojos en la sangre. Además, pueden disminuir la probabilidad de cáncer en la próstata. Diiiceeen que entre mayor cantidad de semen al momento de eyacular, mayor es la expulsión de secreciones cancerígenas. ¿Qué tal?

Tu cerebro

Al tocarte tu cerebro expulsa dopamina, ayudándote a disminuir el estrés. Y las endorfinas que también se liberan, ayudan a reducir nuestra percepción del dolor, es buenísima cuando tenemos cólicos menstruales y eso no es todo, ¿Tienes insomnio? ¡Mastúrbate! Es perfecto para conciliar el sueño.

Mejor calidad sexual

¡Ejercita los músculos del suelo pélvico! Estos se van “aflojando” con la edad, provocando disfunciones sexuales en las mujeres y eréctiles en los hombres. No olvides mantener en forma cada rincón de tu cuerpo.

Mejora la fertilidad en hombres

La masturbación mejora la calidad del semen ya que se reduce la población de esperma en el semen para la próxima eyaculación, pero no disminuye el porcentaje que retiene la mujer durante un intento de embarazo. En conclusión, la masturbación es un método para mantener solamente espermas jóvenes que son más fuertes y rápidos que los espermas más viejos.

¡Ponte creativa!

Así como el sexo se puede volver rutina, la masturbación también. Te recomiendo que experimentes y pruebes cosas nuevas, posiciones, artefactos, no sé, puedes hacer muchas cosas. ¿No tienes idea? Da clic aquí: Posiciones para masturbarte

La pregunta que NO debes hacerle a un hombre

Hay cosas que jamás en la vida debemos preguntar, más aún si se trata de cuestiones sexuales. Con esto no digo que no exista comunicación al momento de un encuentro, pero hay cosas que sí debemos evitar…

Los hombres son menos complejos que nosotras, a ellos les molestan los cuestionamientos intensos, son hombres y tienen sus propias reglas, les gusta la libertad y odian sentirse aprisionados por nosotras. También existe la pregunta prohibida para ellos, ésta puede destruirlo todo.

¿Ya entro?

¡Kaboom! Adiós mundo cruel, si quieres deshacer la integridad y el ego de un hombre hazle esta pregunta. El sexo para ellos es muy importante, forma parte de su esencia y es uno de los elementos que le dan fuerza a su masculinidad.

¿Cómo es posible que no sientas su miembro? Existen muchas opciones para confirmar si ya se encuentra dentro de ti sin necesidad de hacerle esta pregunta.

  1. Ejercicios de Kegel:

Aprieta un poco los músculos vaginales, además de ser un método que los excita y gusta muchísimo debido a la presión, te ayudará a saber si su miembro está en el lugar indicado.

2. Usa tus manos:

Muy discretamente “tantea” el terreno.

3. Cambia la posición

Realiza un movimiento de tal manera que puedas asegurarte de que la penetración ya se llevó acabo.

El sexo es una de las actividades más placenteras que existen y asi como se puede disfrutar y vivir al máximo, también se puede volver una verdadera tortura.

 

 

Consejos para disfrutar del sexo anal en pareja

El sexo anal es una actividad que hasta la fecha tiene censura, es considerado no adecuado para “las niñas bien” y claro, ¿Cómo puedes tener sexo por el orificio donde defecas? ¡Guácala! Además, has escuchado tantos accidentes de famosos que mejor ni le mueves.

En realidad, el sexo anal no es ninguna perversión; es una práctica, como cualquier otra que se haga de manera consensual, que si es bien realizada puede ser muy placentera para ti y tu pareja.

Háblalo

A muchas mujeres les gusta ser penetradas por detrás; sin embargo, es muy desagradable que su pareja aplique el “Ay, me equivoque de lugar.” Penetrar sin avisar, sin lubricante y haciéndose el “No sé qué pasó” duele muchísimo, por lo tanto, lo mejor es que este tema sea platicado y que ambos pongan sus condiciones.

Relájate

10% de las mujeres con una vida sexual activa tienen sexo por detrás y es súper normal, se siente bien y no tienen nada que ver con las buenas costumbres o la moral.

¿Qué necesitas?

Investiga y adquiere los básicos como condones, lubricantes y si deseas un vibrador pequeño que tenga base.

Alimentación

Es importante que comas saludablemente 24 horas antes. No ingieras productos lácteos, carnes y alimentos procesados. Procura ir al baño antes para que no haya sorpresas.

Respeta

Es muy importante que ambos se respeten, no hagan cosas que nos les gustarían que les hicieran. Vayan con calma.

Crea el ambiente

Espera a que los dos estén completamente excitados y utilicen todos los recursos que tengan para ello, hablen sucio, háganse sexo oral, báñense juntos, mastúrbense, vean porno. No sé, hagan lo que quieran.

La penetración

La mejor posición es la de “perrito” gracias a la facilidad de entrada y el placer para ambos. Pídele a tu pareja que te ponga lubricante y que poco a poco introduzca el pene. Tú lleva el control y dile si te sientes cómoda o no.

Y después… ¿Penetración vaginal?

Es MUY importante que tengas mucha higiene. Tu pareja debe cambiarse el condón o lavarse perfectamente el pene. La flora bacteriana que se encuentra en el ano puede contaminar la vulva.

 

 

 

Posiciones para masturbarte

Conocernos en el terreno sexual es un must, si tú no te tocas y te conoces ¿Quién lo va a hacer? Aquí te dejo un par de posiciones para aumentar el placer mientras te masturbas.

¡Enjoy baby!

Punto G

Llegar a esta zona es una de las sensaciones más deliciosas del mundo.

  • Acuéstate boca arriba y lleva las rodillas al pecho.
  • Introduce uno o dos dedos hasta el fondo.
  • Presiona la parte frontal de la vagina, llevando tus dedos hacia ti (como cuando le pides a alguien que se acerque).
  • Varía las sensaciones bajando una pierna y coloca una almohada debajo de la cadera.

Círculos

  • Siéntate cómodamente de tal manera que tengas acceso entre tus piernas.
  • Utiliza el dedo índice para dibujar círculos alrededor del clítoris.
  • Comienza lento y aumenta el ritmo dependiendo de lo que sientas.
  • Aumenta la velocidad y la presión y lubrica tus dedos si es necesario.

Boca abajo

  • Recuéstate sobre tu estómago con las manos entre las piernas.
  • Estimula la zona del clítoris y el pubis, frotando tus piernas y moviendo la cadera de arriba hacia abajo.

Pequeños golpes

Cambia el frotar o acariciar el clítoris por pequeños golpecitos con la yema de los dedos.

  • Acuéstate de lado con una pierna extendida y la otra doblada.
  • Separa tus labios lentamente y aplica una gota de lubricante sobre el clítoris.
  • Con la otra mano da los golpecitos y varía la intensidad y velocidad.

Técnica sexual: Tortuga de tres cabezas

¿Real existe una técnica sexual con ese nombre? Así es, consiste en estimular con la mano y al mismo tiempo, el clítoris, el punto G y el ano. Y sí, después de esta bomba de placer probablemente mueras (no cierto).

Fíjate en la forma de tu mano o en la de tu pareja ¿Ya? Ok, si te diste cuenta, tiene forma de caparazón y los tres dedos que se utilizan parecen tres cabezas. Para esto se necesitan el dedo pulgar, índice y anular. El primero ayuda a estimular el clítoris, el segundo el punto G y el tercero el ano. Lo maravilloso de esta onda es que los tres dedos se están moviendo para provocar placer. Una de las ventajas es que puedes realizarlo sola o con tu pareja, de hecho, existen juguetes sexuales que te ayudan a realizar la técnica (tienen forma de W).

Antes de que la lleves a la práctica, asegúrate de ejercitar esos tres dedos ¿Cómo? Súper fácil, de hecho lo hacemos todos los días al escribir en el celular o en el teclado de la computadora; sin embargo, no está de más que intentemos ejercitarlos con esas mancuernas que se abren y cierran.

Tampoco olvides lavarte las manos y cortarte las uñas para evitar cortaditas que provoquen una infección, además a nadie le gusta que en plena acción se entierre una uña sin querer. Puedes también emplear un lubricante a base de agua.

¿Qué estás esperando?

 

Ten sexo una vez al mes y serás más feliz

He escuchado, leído y hablado sobre el lazo que existe entre la felicidad y el número de veces que tienes sexo. Obviamente todas estamos a favor de que entre más sexo y más orgasmos, haya como resultado una felicidad infinita. #MehaPasado. 😀

 Sin embargo, muchas veces las parejas cometen el error de tener relaciones sexuales a lo “pendejo”; es decir, hacer el amor por hacerlo, por el simple hecho de cumplir con la pareja y satisfacer una necesidad.

La Universidad de Carnegie Mellon, realizó un estudio con 64 parejas adultas, todos casados, todos heterosexuales. Se les cuestionó qué tan frecuente tenían relaciones sexuales, qué tan satisfactorias eran y qué tan felices eran en su matrimonio.

A la mitad de las parejas utilizadas para el estudio, se les pidió que doblaran la cantidad de veces que tenían sexo en un periodo determinado de tiempo, por ejemplo, si una pareja tenía sexo 1 vez a la semana, ahora tenía que hacerlo dos.

Los participantes tenían que llenar un cuestionario durante los días que durara el experimento para medir la calidad de sus encuentros y su nivel de felicidad después de cada uno de ellos.

No creerás lo que paso… Las parejas que duplicaron el número de relaciones sexuales, no se sentían más felices; al contrario, se sentían más estresadas y presionadas por tener que llenar el cuestionario del estudio y cumplir con la cuota establecida, que por tener orgasmos o un encuentro placentero.

El profesor de psicología George Loewenstein, llegó a la conclusión de que si sólo se tiene sexo por “tener” y no por “querer”, el sexo no te hará feliz en lo absoluto.

Para finalizar mis queridas educandas (jajaja) y educandos porque no, aquí se demuestra que tener sexo sólo “pa no dejar” no te hará feliz, la calidad importa más que la cantidad; así que ya no te preocupes si no tienes sexo dos o tres veces por semana (como dicen por ahí), aquí lo importante es que lo hagas cuando quieras y tu cuerpo lo pida, punto.

 

Trastornos sexuales

No todo en el mundo del sexo es risa y diversión, también hay personas que en el tema de la cogedera se la pasan mal. En este post encontrarás algunos de los trastornos sexuales más comunes. Descubre si tú o tu pareja tienen alguno.

Trastornos del deseo sexual

Aversión al sexo: Se manifiesta con un gran rechazo hacia cualquier contacto sexual, este puede ser continuo o fluctuante. ¡Olvídense de la puntita!

Deseo sexual hipoactivo: Las ganas de andarle poniendo por todos y en todos lados desaparecen 😦

Trastornos de la excitación sexual

Trastorno de la erección: Aunque no se consuman alimentos o bebidas que imposibiliten la erección, esta no se presenta por ningún motivo, ni aunque la mujer saque sus mejores trucos, no la hay, no existe.

Trastorno de la excitación sexual en la mujer: Mejor conocido como “wet-chon” no hay lubricación femenina.

Trastornos orgásmicos

Masculino: Ausencia o retraso del orgasmo.

Femenino: Es lo mismo que los hombres, la única diferencia es que nosotras podemos “fingir” y gritar por doquier.

Eyaculación precoz: Todavía no llegan a la cueva del amor cuando de pronto les notas una marquita en el pantalón. Ante la más mínima provocación eyacula, debemos saber que esto pasa sin que el chico en cuestión lo quiera.

Trastornos sexuales por dolor

Vaginismo: Padecimiento de espasmos vaginales.

Dispareunia: “No se te paraguay” por ningún motivo.

Otros…

Trastorno sexual resultado de una enfermedad médica: Este es un tema totalmente fisiológico, porque aparentemente todo en la mente se encuentra bien.

Trastorno inducido por sustancias: Generalmente por bebidas alcohólicas, párenle tantito a la copita y verán los resultados.

En caso de sentirse identificados es importante que tomen cartas en el asunto y se atiendan lo más pronto posible, no se desanimen y encuentren la solución al problema.

 

Los aspectos del pene que más atraen a las mujeres

Estoy en contra de la idea tan prehistórica que se tiene acerca de la responsabilidad que tiene el tamaño del miembro masculino y del placer que éste puede proporcionar. A pesar de que el tamaño no importa, no imaginas la cantidad de cosas que también se consideran como importantes y lo que nosotras buscamos en un pene.

Se realizó un estudio para determinar cuáles son las otras características  (además del tamaño y grosor) que las mujeres  buscan en sus amantes.

El estudio era parte de un proyecto mucho más grande que se enfoca en hombres con hipospadia, un desorden dónde la uretra del hombre se encuentra en la parte inferior del glande en lugar de la punta. Los investigadores quisieron saber cuáles eran los aspectos importantes que las mujeres buscaban en un pene y si pensaban que se veía anormal un pene que ha pasado por una cirugía correctiva para esta condición.

La preguntaron a 105 mujeres que enumeraran por orden la importancia de ocho aspectos en el pene con una escala que llega hasta 5, donde 1 sería poco importante y 5 sería muy importante. Estos aspectos incluían la longitud, grosor, posición, y la forma del orificio para orinar. Los investigadores también preguntaron sobre la forma del glande, la piel del pene, el escroto, vello público y la apariencia estética en general.

Estos descubrimientos indican que las mujeres consideran el aspecto estético en general como lo más importante, mientras que la posición y la forma del orificio eran consideradas como lo menos importante en la apariencia del pene. Aunque te sorprenda, el tamaño se encontró como el sexto aspecto más importante, el grosor quedó en tercer lugar y el vello púbico entró en segundo lugar. Sin embargo, el estudio fue tan pequeño que es difícil generalizar los resultados del estudio.

 

Razones por las que no puedes llegar al orgasmo

Los orgasmos son el mayor movimiento social. Promueven guerra, promueven paz, promueven industrias millonarias como el porno y la moda. Son generadores de altas expectativas en el amor y son un terremoto en nuestro interior cuando nos encontramos más débiles.

Las mujeres fuimos bendecidas con el don de experimentar más de un orgasmo; sin embargo, no te imaginas la cantidad de factores que influyen en nosotras y que nos impiden sentirlos. Si solías tener más orgasmos que preocupaciones y ahora es al revés, aquí te dejo una lista de cosas que podrían estar provocando la falta de ellos.

  1. Pasar la mayor parte del día sentada. Lo mejor que puedes hacer, mi querida Godínez, es levantarte de tu lugar por periodos de tiempo determinados para que te muevas un poquito. Cuando los músculos pélvicos pasan mucho tiempo contraídos, las respuestas a ciertos estímulos tardan en llegar o simplemente no se presentan.
  2. Usar tacones demasiado altos. ¡Es por eso que los odio! Ya sé que a ti te encantan y son súper sexys y todo eso, pero el arco del pie al usar tacón, es similar a la posición de la pelvis cuando se tienen un orgasmo. Así que, entre más tiempo los uses, los músculos se mantendrán más contraídos. El resultado será que el cuerpo no podrá darse cuenta al momento de un encuentro sexual, si estas usando tacones o teniendo el mejor orgasmo de tu vida.
  3. Consumir bebidas alcohólicas y gaseosas.
  4. No hacer ruido. Tampoco se trata de superar los ruidos de las películas porno, pero es horrible tener sexo con alguien que no hace ni el mayor gesto y mucho menos un ruido que indique que está disfrutando. El sexo es una experiencia sensorial que tiene que sentirse y expresarse por todos los puntos posibles. Lo mejor es dejarse llevar y que el cuerpo hable por si solo.
  5. ¡Mastúrbate! ¿Cómo podrás explicarle a alguien lo que te gusta si tú no lo sabes?
  6. Ansiedad y estrés. ¡Relájate! Y pídele a tu compañero que te ayude con un buen previo. LOS PREVIOS SON MUY IMPORTANTES, SIEMPRE Y CUANDO NO DUREN DOS SIGLOS.
  7. Tu compañero no es el adecuado. Hay veces que la compatibilidad sexual es nula o simplemente hay cosas que no se acomodan y no logran entenderse en la cama. Si es así, chequen que es lo que está fallando y si es posible, soluciónenlo. El sexo debe de ser algo fluido y natural.

Cosas que no debes de hacer después de tener sexo

1. Comparar

Lo peor que puedes hacer es decir frases tipo: “Con mi ex…” “El mejor sexo de mi vida fue…” Neta no te pases de listillo o listilla. La persona que está a tu lado en esos momentos es lo que menos quiere escuchar, es una completa y total patada en los huevos. Es como si escucharas una canción de Arjona al despertar, ¡Ah verdad!

2. Dar las gracias

¿Te pagaron por tener sexo? ¡Ok! Puede ser el caso, pero ni así aplica.

3. Correr por el celular

Sabemos que es bastante molesto compartir la mesa con una persona que sólo está con el teléfono móvil, ahora imagina lo pésimo que es en esta situación. Si pasa esto lo mejor es que te pongas tus calzoncitos y te vayas.

4. Pedir perdón

No es necesario hacerlo. Digamos que tu desempeño no fue el mejor, pero no te preocupes, tienes una segunda oportunidad, una tercera y si todo va bien ¡Hasta una cuarta! Échale ganitas.

5. Pedir puntuación

Al menos que los dos hayan estado de acuerdo desde el principio, pedir puntuación o nivel de desempeño es lo más desagradable que puede suceder en ese momento. “¿Cuántos orgasmos tuviste?” “¿Me muevo bien?” “¿Grite muy fuerte?” No te pases, no estás en una prueba escolar.

6. Preguntar: ¿Me quieres?

Si lo hiciste con tu novio o novia es válida esta pregunta, siempre la hacemos y su respuesta es lógica. Pero, si se la hiciste a un güey que te ligaste en el antro, déjame decirte que lo primero que hará es mirarte con cara de incredulidad, después se reirá de ti y obviamente saldrá corriendo de tu cama.

7. Pedirle que se bañe

Sabemos que la higiene es IN-DIS-PEN-SABLE en el acto sexual, pero vamos, aunque seas una obsesiva compulsiva con la limpieza pedirle a tu pareja que se dé una ducha puede resultar un poco incómodo. Además, sabes perfecto con qué tipo de persona te estás acostando, la higiene se ve desde antes ¿cierto? No lo harás con un vago. Igual no aplica si después de hacer el amor sales corriendo al baño, ¿Por qué mejor no comparten la ducha juntos?

8. Plática desmedida

Sabemos que tus conocimientos sobre el origen de las especies, la teoría cuántica o la mitología nórdica son vastos y dignos para sorprender a cualquiera; sin embargo, lamentamos decirte que deberás guardarte este tipo de charlas para otra ocasión.

9. Preguntar: ¿Qué piensas?

¡Güey! Dale chance, igual y se quedó callado porque está disfrutando el momento, si no es así y está pensando en otra cosa, obviamente no te lo dirá. Te aseguro que el 90% de la respuesta será “En nada.”

10. Dormir

Ten un poquito de madre, no se vale que al terminar luego luego te des la vuelta y te quedes dormida.

11. ¿Te pido un taxi?

Ok, igual y el sexo que tuvieron no fue lo mejor para ti, pero jamás en la historia de la humanidad debes hacer esta pregunta, es de pésimo gusto y harás sentir muy mal a tu compañero.

Lo que haré con tu cuerpo

Esto es lo que haré con tu cuerpo la noche que seas mío…

Voy a seducirte con besos tortuosos, de esos que apenas tocan los labios. Con mi lengua los tocaré, introduciéndola lentamente entre ellos hasta tocar la tuya, sedienta de besos, sedienta de mí.

Poco a poco iré descubriendo tu cuerpo, liberándolo de las ataduras que representan tu ropa, dejando que mis senos se opriman en tu pecho, justo cuando tus manos conduzcan mi cadera hacia ti. Dejándome sentir tu calor de hombre, jugaré con tu piel con mi lengua, con mis labios, mis manos, mis uñas… Mi boca.

Te provocaré de tal modo, que no resistas más; me tomes fuertemente y me tumbes en la cama mientras separas despacio mis muslos para colocarlos al rededor de tu cuerpo tibio y ardiente. Intentaré escapar, escapar de ti para que tu deseo y cordura se mezclen sin que haya sensatez. Tus manos tomarán mis brazos impidiendo que me mueva, te acercarás a mi oído y escucharé tus palabras morbosas cuando me hagas tuya al fin. Cuando tu cuerpo ya esté en mí.

Cuando el placer nos invada una y otra vez, cuando nuestros cuerpos se fundan en el calor, en la humedad. Cuando el éxtasis provoque la tensión en ambos y nos aprisione, sujetándonos fuerte, moviendo fuerte el alma, inhalando deseo, exhalando pasión.

Lentamente sentiré tu cuerpo relajarse, tu mirada llena de fuego que se apaga poco a poco y que la vez se vuelve a encender para repetir y repetir y repetir…

Posiciones sexuales para ella

El placer no sólo se limita a la penetración y mucho menos para las mujeres, porque nosotras necesitamos más estimulación para poder llegar al clímax y no sólo eso, sino que para que ambos experimenten placer, se necesita una buena sintonía sexual. La estimulación del clítoris es indispensable y obviamente hay posiciones que ayudan a que esto se logre.

Amazona

Ella encima de él. Aquí la estimulación del clítoris se puede lograr porque las manos están completamente libres, ya sea ella misma o con ayuda de su compañero, además también se estimula el punto G.

Fusión

La mujer arriba se impulsa hacia atrás, los brazos rectos, las manos sobre la superficie y las piernas debajo de las axilas de él. La penetración es extra profunda y permite tocar el clítoris.

Misionero

La mujer mantiene las piernas estiradas y los pies sobre los hombros de él. Aquí la penetración es muy profunda pero ojo, puede ser molesta si el hombre se mueve muy brusco.

Técnica de alineación coital

Él encima y ella con las piernas extendidas pero ligeramente abiertas, la base del pene reposa en el monte de venus y roza el clítoris. El hombre da el ritmo al elevar el pubis. ¡Hay que dejarse llevar!

Juguete sexual: Love is Art

Navegando por internet me encontré con este nuevo y creativo juguete sexual creado por Jeremy Brown. Si eres amante del arte o simplemente quieres darle un plus al encuentro sexual éste artículo es para ti…

¡Arma tu kit!

Este artista tiene un kit especial, obviamente puedes armarlo tú misma. Esto es lo que necesitas:

  • Lienzo de algodón.
  • Pintura especial para el cuerpo.
  • Una lona grande de plástico.
  • Esponja (para limpiar el cuerpo al final de la obra).
  • Zapatillas especiales para no ensuciar el suelo al terminar.

“El arte requiere paciencia, dedicación, práctica, creatividad, una mente y un corazón abiertos… como el amor. El amor es arte”.

¡Cuerpos a la obra!

Primero tienes que checar que la pintura que compres no sea tóxica. Haz una pequeña prueba untándola en tu piel para ver si no tienes una reacción alérgica. Si notas irritación o reacción alérgica, retira inmediatamente la pintura y lava el área con abundante agua y jabón.

Prepara el área donde derrocharán su lado artístico. Extiende la lona para que no se ensucie lo demás. Después, pon el lienzo encima y aplica pequeñas gotitas sobre él (120 ml) y también vierte pintura en el cuerpo de tú pareja y que él (o ella) haga lo mismo en el tuyo. Asegúrate de poner la esponja y las zapatillas cerca.

¡Hagan el amor sobre el lienzo! No importa como vaya quedando, sólo déjense llevar por la pasión. Al terminar pónganse las zapatillas especiales (o si quieres calcetines que ya no uses) límpiense un poco con la esponja y corran a la regadera para darse un baño súper romántico mientras el lienzo se seca.

Una vez seco, cuélguenlo en donde más les guste y disfruten de la complicidad y de la obra de arte creada con y por amor.

¡Checa el video! 🙂

Enciende la pasión otra vez en tu relación

Con el paso del tiempo la relación comienza a enfriarse y con ella la chispa sexual disminuye o se apaga por completo. ¿Hace cuánto que no tienes sexo con tu pareja? ¿Dos meses? ¿Seis? ¿Un año? ¿Más? Gracias a la infinidad de cosas que tenemos por hacer y a la monotonía, muchas veces no le hacemos un espacio en la agenda al disfrute sexual, ocasionando que la atención hacia este punto tan importante se pierda por completo, porque no me van a negar que el sexo en una relación es súper importante.

Cuando menos te das cuenta se encuentran inmersos en el automatismo y hablar de sexo con tu pareja puede tornarse difícil a pesar de la confianza y del tiempo que llevan juntos y es que, después de no tener relaciones sexuales en un largo periodo de tiempo puede resultar incómodo retomar el tema, ya que quizá existen sentimientos de presión, ansiedad, juicio, evaluación y crítica.

Es momento de dejar las indirectas sexuales y ponerlas en práctica lo más pronto posible para que la chispa de la pasión vuelva a encenderse. Aquí te dejo algunos consejos o técnicas para que retomen su vida sexual. Cabe aclarar, que no todas se acomodarán a ti, ya que cada una de nosotras somos distintas; sin embargo, como mujeres poseemos una gran creatividad y tú sabrás como modificar o implementar los siguientes tips como más te acomoden a ti y a tu pareja.

¡Tócate!

Lo primero que tienes que hacer es asumir tu propio placer por medio de la autoexploración. Date la oportunidad de acariciarte y descubrirte para satisfacer tu hambre sexual.

Auto erotización compartida

Si cada vez que le dices a tu pareja que quieres tener sexo y él te responde cosas como: “estoy cansado” o “no tengo ganas” puedes decirle: Bueno, luego no te quejes si me voy con otro, cabrón  “Estoy excitada, entiendo que estés cansado, por eso me tocaré pensando en ti, si después deseas unirte, sería increíble, si no, me parece bien también.”

Afrodisíacos

En alguna conversación de rutina, podrías sacar al tema los alimentos que son afrodisíacos. Por ejemplo: “Cuando como chocolate noto que me excito.” Y puedes dejar señales, es decir, un chocolate a medias en un lugar visible para tu pareja.

Ropa interior sexy

A ningún hombre le gusta que uses calzones de abuelo. Los hombres son súper visuales, así que si usas ropa interior sexy lo incitarás a tener sexo. Puedes dormir con camisones cortos, ponerte únicamente el camisón sin ropa interior o meterte desnuda a la cama.

Perfume

Utiliza un aroma ÚNICAMENTE cuando te sientas excitada o con ganas de tener sexo (que es lo mismo), esto le indicará a tu pareja que quieres algo más.

Cocina el platillo favorito de tu pareja

Bien dicen por ahí que el amor entra por el estómago.

Baño relajante

Pon velas y aromatizantes para darte una ducha “sexy”, tu pareja notará que quieres estar con él. Invítalo a bañarse contigo y de paso ahorran agua.

Cambio de look y de actitud

Puedes hacerte un cambio de look que te haga lucir más sexy, utilizar prendas o accesorios más sensuales, no sé, ¡Puedes hacer lo que quieras! También puedes desvestirte frente a tu pareja.

Sé comprensiva

Lo más importante es que entiendas cuando tu pareja no quiera tener sexo (por las razones que sean) no intentes cuestionarlo ni reclamarle en ese instante, te aseguro que ya tendrán tiempo para hablar de ello.

Prácticas sexuales que no conocías

La vida sexual de las sociedades a nivel mundial poco a poco se ha ido sacudiendo los tabúes que no permitían un disfrute completo y mucho menos la exploración de prácticas que van más allá de lo tradicional. Aquí te dejo nueve prácticas sexuales que quizá no conocías o no sabías que así se llamaban y ya las has llevado a cabo. Después de que las leas no esperarás más para llamarle a tu pareja y quedar para ésta noche.

1. Precop

Mejor conocido como “amigos con derecho”. Todo es felicidad y diversión hasta que alguno de los dos comienza a desviarse y se empiezan a experimentar sentimientos que van más allá de una amistad y aquí surge la pregunta más difícil de responder ¿Qué somos?

2. Booty call

Andas con tus cuates tirando fiesta y de repente tu foquito sexual se activa y con el calor de las copas te dan ganas, así que tomas tu teléfono y le marcas a tu crush tranquilamente para satisfacer tus ganas. ¡Cero compromiso, mil sexo!

3. Splosh

¿Nutella, chantilly, miel? O lo que más se te antoje embarrarle a tu pareja y que te embarren a ti para después buscar la manera más hot de quitárselo entre los dos. 🙂

4. Bondage

Cuerdas, listones o esposas. La sensación de “peligro” + no poder moverse + la estimulación sexual = placer no sólo para quien lo recibe sino también para quién es responsable de darlo. ¡Chulada!

5. Tickling

Cosquillas que estimulen los genitales por medio de plumas o plumeros.

6. Dogging

La adrenalina es hacer el amor en lugares públicos, ¡Los juegos de six flags, qué! Puede ser playas, baños de algún establecimiento, parques, tiendas ¡Donde sea!

7. Postillonage

Consiste en introducir el dedo en el ano de la pareja justo antes de llegar al orgasmo. Esto se realiza utilizando el dedo meñique. También se puede ejercer una presión del dedo en la entrada del ano, acto que puede bastar para provocar la erección de la pareja.

8. Footjob

Utilizar los pies para estimular los genitales de la pareja. Obviamente con pies súper limpios y cuidados.

9. Sex diet

¡Bajar de peso teniendo sexo! Olvídate de la membresía en el gym y de las dietas de muerte. Quema 250 calorías en cada encuentro.

Consejos si quieres comprar un juguete sexual

El consolador o dildo, data de muchísimo tiempo atrás, aproximadamente desde la antigua Grecia, donde eran hechos de madera y de forma muy rudimentaria. En el renacentismo eran fabricados con madera y cuero, lo que le daba una mejor apariencia de pene. En China se crearon los anillos para el miembro masculino, lo que producía mucho más placer en la mujer. Y con el Marqués de Sade en 1971 se introdujo públicamente el uso de las cadenas, látigos y la sumisión sexual.

Hoy en día el mercado nos ofrece un sin fin de juguetes sexuales, vibradores, muñecas inflables, dildos de diferentes texturas, disfraces, látigos… de TODO. Y de todo tipo de materiales. Debido a la gran demanda se han fabricado juguetes con materiales que no son adecuados para nuestro cuerpo. Hay productos que contienen látex, silicón 100% puro, siliconflesh o cauchos sintéticos que están compuestos de químicos como zinc, plomo, estaño, bario o cadmio y ftalatos (DOP o DEHP), partisol, aguarrás, aceite de pollo o aceite automotriz para que se vean transparentes.

La mayoría de los juguetes sexuales, principalmente los dildos, contienen ftalato, uno de los químicos más peligrosos ya que es una sustancia que puede desencadenar cáncer cervicouterino o ulceraciones internas.

Si te interesa utilizar este plus para aumentar el placer en tus relaciones sexuales o simplemente para complacerte a ti misma, aquí te dejo cinco consejos para que elijas el juguete adecuado y disfrutes sin dañar tu salud.

1. Ve a un lugar confiable

Pregunta a tus amigas o amigos que sex shop podría ser la ideal o investiga en internet cuales son los mejores lugares para adquirir este tipo de productos.

2. Checa las etiquetas y el material con el que está hecho

Algunos juguetes no dicen de que están hechos, no tienen envoltorios seguros o la información proporcionada es mínima, por lo tanto, debes inclinarte por aquellos que sí tengan especificados los materiales.

3. Huélelo

Pide en la tienda que lo abran, huélelo y si despide un olor muy fuerte a plástico, disolvente o a grasa similar al de la cocina, no lo compres.

4. Procura encontrar etiquetas que digan DOP FREE, PVC FREE o LIBRE DE FTALATOS

Es importante que te cerciores que los productos que adquieras estén LIBRES de estos compuestos tóxicos.

5. Lo mejor son los productos “100% de silicona”

Los que están hechos con este material son los mejores, el contacto con la piel es agradable y produce mayores y mejores sensaciones. No te confundas con los vibradores que dicen “siliconados” ya que el porcentaje de silicona es muy bajo, en ellos abunda más cantidades de ftalatos y estabilizadores de estaños, compuestos no recomendados.

Ahora que ya lo sabes, lo único que tienes que hacer es ¡Comprar y disfrutar!

Imagen: www.ellahoy.es

Lo que le puede pasar a tu cuerpo si dejas de tomar anticonceptivos

Todas sabemos o hemos escuchado sobre las ventajas que tienen los anticonceptivos; sin embargo, ¿Qué sucede cuando por alguna razón dejamos de tomarlos?

1. Periodos más largos y dolorosos

Muchas mujeres optan por tomar anticonceptivos por su fama de mantener al síndrome premenstrual (SPM) en la raya y que no cause molestias. Si antes de tomar anticonceptivos solías tener un periodo muy incómodo y lleno de dolor, lo más probable es que regrese en cuanto dejes de tomarlos. Esto se debe a que píldora eleva los niveles de progesterona y estrógenos haciendo que tu cuerpo no ovule, lo que es el responsable en muchas mujeres de las molestias que ocurren durante sus días.

2. Pierdes peso

Esto depende de cada mujer, al comenzar a tomar anticonceptivos hay casos en que las mujeres pierden unos kilitos o suben unos cuantos o se mantienen en su peso normal. Hay una variedad de razones por las cuales se puede subir de peso, como por ejemplo, el nivel hormonal, la dieta, retención de líquido o incluso sencillamente que muchas mujeres comienzan con este método cuando aún se encuentran en crecimiento. Podrías bajar unos gramos (en su mayoría agua), cuando dejes de tomar la pastilla y en caso de que utilices métodos inyectables, la pérdida de peso puede ser de 1.5 kg.

3. Adiós bubis

Algunas veces cuando se empiezan a tomar los senos aumentan de tamaño, por ende, si dejas de tomar anticonceptivos, tus pechos pueden volver a su tamaño normal. Recuerda que esto depende de cada mujer.

4. Mayores niveles de secreción

La píldora disminuye la capacidad del cuerpo de ovular, produciéndose menos secreciones vaginales. Si dejas de tomarla, probablemente haya más secreciones, principalmente en la etapa de ovulación.

5. El sexo mejorará

Hay casos en los que el anticonceptivo disminuye el libido -esto depende de cada organismo- y también hay casos en los que lo aumenta, las únicas culpables aquí son las hormonas.

6. El acné regresa

Algunas mujeres deciden tomar anticonceptivos para controlar los molestos barritos, sin embargo, una vez que los dejen de tomar el acné podría  volver a aparecer. Cuando estás tomando las pastillas, los niveles de testosterona bajan previniendo estas molestias. Si sufrías de esto, apenas dejes los anticonceptivos los niveles normales volverán y al mismo tiempo esos molestos granos.

7. Embarazo

Como es lógico, puedes quedar embarazada si dejas de tomar pastillas, al menos que utilices otro método de protección. Si estabas utilizando píldoras, anillo o DIU, lo más seguro es que una vez dejándolo de utilizar quedes embarazada. Pero, si utilizas un método inyectable, podrían pasar unos meses para que puedas quedar embarazada.

No olvides que todo esto depende de tu cuerpo, no todas reaccionamos igual.

Play list para rechinar el catre

Tener una buena sesión de sexo implica dejarse llevar por el momento, haciendo de lado todo lo que está a nuestro al rededor para darle prioridad a un sólo objetivo: el placer mutuo. Sin embargo, debemos de aceptar que muchas veces este “mandamiento” podría comprometer la situación, pues al dejarse llevar – tanto tú, como tu chico – podrían omitir ciertas cuestiones, como el hecho de cimbrar el edificio gracias a las expresiones de placer que podrían emanar de su garganta en ese momento.

Ésta fue apenas una de las muchas razones (entre las que también estaban el romanticismo, la estimulación, elevar la imaginación erótica y hasta la acción retardante) que llevó a la plataforma Spotify Estados Unidos a entrevistar a sus usuarios para saber cuáles eran las canciones ideales para disfrutar mucho más de una candente sesión de sexo.

La playlist se obtuvo de un total de 2 mil personas, 50 % de los cuales fueron hombres y el resto mujeres, quienes echaron a volar su imaginación y sacaron de sus experiencias previas cuáles han sido los mejores tracks para escucharse durante uno de esos momentos eróticos que tanto nos gustan. El resultado fue muy variado, pues encontramos desde melodías de corte clásico, como composiciones de Tchaikovsky, hasta hitazos de los 80, entre los que estaba Take my Breath Away de Berlin, pasando por temas de Aerosmith, Kings of Leon y la banda sonora de Star Wars.

Pero no se diga más, aquí te dejo la playlist presentada por Spotify Estados Unidos. Te auguro que más que ser útil durante el sexo, te funcionará como un arma perfecta y letal para seducir y comenzar el jugueteo previo…

PlayList1 PlayList2Imagen: de10.com.mx

Dile a tu pareja cómo quieres que te toque

La comunicación humana a pesar de parecer sencilla, muchas veces puede resultar complicada y difícil de entender. Pese a que la mayoría de nosotras nos comunicamos por medio del lenguaje verbal, a veces es confusa la manera en que nos expresamos, haciendo que el mensaje que se emite se reciba un poco distorsionado. Si es difícil comunicarnos de esta manera, imagínate ahora de manera no verbal, suma puntos de complejidad si intentamos hacerlo durante el encuentro sexual.

La comunicación en el contexto sexual es sumamente importante para la satisfacción, pero aprender a comunicar tus deseos sin que esto represente una ofensa para tu pareja, es todo un desafío. En el sexo solemos comunicarnos con los cuerpos, palabras breves y sonidos. Hoy te daré algunos consejos para que aproveches el momento de pasión y así comunicarle a tu pareja qué es lo que te gusta.

¡Ponte creativa!

De niñas jugábamos al “frío o caliente” para encontrar algo y entre más cerca estábamos de encontrarlo, gritaban “caliente, caliente”. Ahora aterricemos este juego en el terreno sexual, no necesariamente tienes que decir que tan cerca o lejos está tu pareja de tocarte como a ti te gusta, tampoco es necesario que digas “frío o caliente”, puedes representarlo por medio de sonidos o con palabras que surgen al momento, así como ser consciente del lenguaje no verbal para poder comunicarte.

Por ejemplo, si tu pareja te está tocando en una zona que te excita, puedes emitir algún sonido que indique el placer que estás sintiendo, si por el contrario, no sientes rico, puedes tomar su mano y dirigirlo hacia dónde y cómo te gustaría que lo hiciera. Los gemidos y los movimientos son herramientas que puedes aprovechar a tu favor. Puedes decirle que no pare o que siga así. No sé, puedes decirle lo que quieras siempre y cuando le indiques que te está gustando lo que hace. De igual forma, mediante los movimientos que hace tu cuerpo ya sean circulares, horizontales o verticales le servirán a tu pareja como guía.

Al terminar el acto sexual, puedes decirle a tu pareja lo mucho que te gustó que te tocara en esa zona, jamás se te ocurra recriminarle por algo que no te agradó, la mejor forma de decirle que no te gusta algo es durante el sexo y de una forma sutil, ya sabes, moviendo su mano o tocándote tú misma, cambiando de posición o implementar algo nuevo para que él se dé cuenta de cómo tiene que hacerlo.

No olvides que la sexualidad es un universo infinito en el cual la creatividad y la exploración son herramientas fundamentales para expresar y comunicar. Ambos te ayudarán a encontrar la satisfacción y plenitud sexual.

Placer sin penetración: Petting

Se tiene la idea de que únicamente con la penetración se puede tener una relación sexual completa y satisfactoria, hemos vivido engañadas, ya que ésta no es la única manera para llegar al éxtasis. El petting surgió en la década de los años 70´s, gracias a los estudios de Master y Johnson que arrojaron la práctica constante por varias parejas con la finalidad de preservar la virginidad por fines religiosos o culturales sin dejar de lado el placer.

El término petting proviene del verbo to pet, que, aplicado al ámbito sexual, significa acariciar, besar, tocar, etc.

Se da en tres grados:

1. Tomarse de las manos, darse besos y abrazarse.

2. Caricias sobre la ropa, que pueden incluso simular el coito por medio de frotamientos.

3. Caricias bajo la ropa. Desde meter la mano, hasta desnudarse y practicar sexo oral, masturbación mutua o frotarse.

Ventajas:

  • Promueve la ternura y la intimidad. Es una forma de comunicarse y expresar el cariño usando el contacto físico.
  • El saber que no habrá penetración lo hace más excitante, haciendo el encuentro más placentero.
  • Nos ayuda a explorar e identificar las zonas erógenas de la pareja y las nuestras.
  • ¡No hay fecundación! Obviamente si no se intercambian fluidos.

Desventajas

  • Puede ser tanta la excitación que se llegue a la penetración.
  • Contagio de ETS. Si no se utiliza protección durante el sexo oral pueden transmitirse enfermedades.
  • Embarazo no deseado si la eyaculación fue muy cerca de la vagina.

El petting es una excelente opción para conocer a tu pareja y conectarse en todos los sentidos, permitiéndoles descubrirse y redescubrirse. Además, es una buena manera de quitar esos tabúes que señalan que la única forma de sentir placer es al llegar a una penetración. Tu pareja es una especie de mapa: en el cual puedes viajar a lugares desconocidos y maravillosos utilizando como avión todo su cuerpo, al viajar por él podemos usar nuestra creatividad descubriendo nuevas formas de realizar este paseo de diversas maneras que resulten placenteras para los dos.

Imagen: www.eldinamo.cl

6 datos curiosos sobre el sexo oral

1. Antidepresivo

El semen contiene cortisol que se encarga de mejorar tu humor y también incluye tres antidepresivos: melatonina, tirotropina y serotonina. ¿Qué esperas? Dile adiós a la tristeza.

2. Los animales también practican el sexo oral

No pasa mucho pero se han dado casos de este comportamiento sexual en los simios (bonobos jóvenes), principalmente como una conducta lúdica. También se registran casos en los murciélagos de la fruta; de acuerdo a investigaciones, si la hembra lame los genitales del macho, la copulación durará más.

3. El sexo oral es un culto

Por el simple hecho de que existen dos palabras de origen latín que se refieren a esta práctica entre hombre y mujer, estas son: fellatio (de fellare, chupar) y cunnilingus (cunnus, cuña, y lingus lengua)

4. Actividad favorita a nivel mundial

De acuerdo a una encuesta realizada por Durex en diferentes países del mundo, se demostró que el 69% de hombres y mujeres prefieren y aman el sexo oral.

5. Es buenísimo para la salud

La mejor medicina para calmar los dolores es el orgasmo, ya que al tenerlo se libera oxitocina. De igual manera, el sexo oral ayuda a mejorar la salud cardiovascular y a combatir el envejecimiento. Por lo tanto, te recomiendo que dejes las cremas anti-arrugas de una buena vez.

6. ETS

Es obvio que puedes contagiarte de alguna ETS como: sífilis, herpes, gonorrea o el virus del papiloma humano, sin embargo, el riesgo no es mayor que para otras prácticas sexuales. ¡No olvides protegerte!