Archivo de la etiqueta: alimentación

¿Qué comer según tu tipo de sangre?

El naturópata Peter J. D´Adamo apunta que tu tipo de sangre es un factor genético súper importante que afecta tu cuerpo, tu salud y tu bienestar. Todo lo que ingieres tiene una reacción química con tu sangre y no todos los tipos reaccionan igual a los mismos alimentos, ni al ejercicio, ni al estrés. Por ende, saber tu tipo de sangre para cualquier emergencia no es suficiente, también te ayudará a saber cómo y qué puedes hacer para perder más peso, qué te hará tener más energía y qué enfermedades podrás prevenir.

 

  1. Tipo O

Este tipo de sangre es el más común y el más antiguo ya que se remite a nuestros ancestros cazadores, surge por el consumo de proteína animal, costándole trabajo la digestión de granos, por lo que sube muy rápido de paso cuando tiene una alimentación alta en carbos.

¿Qué comer?

Carne roja, salmón, pavo, cordero, pescado, mariscos, hígado, higos, almendras, algas marinas, mostaza, espinaca, brócoli y camote.

¿Qué no comer?

Aguacate, coliflor, berenjena coco, nueces, semillas de amapola, cerdo, café, leche, trigo, frijol negro, lenteja y papa.

Actividad física:

Correr, kickboxing y HIIT.

  1. Tipo A

Este tipo de sangre se origina a partir de la agricultura y por ende, evolucionó para estar mejor adaptado a digerir fuentes de carbohidratos. Por ello, se le dificulta digerir las carnes rojas. Las personas con este tipo de sangre suelen tener un sistema inmune sensible.

¿Qué comer?

Se recomienda comer alimentos en su estado más fresco y natural como por ejemplo: salmón, trigo, amaranto, avena, pepitas, lenteja, frijol negro, espinaca, higos, piña, toronja, aceite de oliva, ajo, mostaza y soya.

¿Qué no comer?

Carne roja, huevos, harinas, pistaches, nuez, garbanzo, vinagre, mayonesa, aceite de maíz, plátano, col, naranjas, jitomate y papa.

Actividad física:

Se recomienda actividad física con un toque de relajación como por ejemplo: caminar, yoga y meditación.

 

  1. Tipo B

Las personas con este tipo de sangre suelen tener un tipo de alimentación omnívora, incluyendo una mejor tolerancia a los lácteos.

¿Qué comer?

Carne roja, venado, cordero, hígado, lácteos, sardinas, pescado, hortalizas, huevo, brócoli, betabel, camote, zanahoria, col blanca, chiles, lácteos de todo tipo, arroz.

¿Qué no comer?

Pollo, maíz, trigo, lentejas, cacahuate, ajonjolí, trigo, jitomate.

Actividad física:

Tenis, artes marciales, ciclismo y golf.

 

  1. Tipo AB Este tipo de sangre dicen que fue creado para “la vida moderna”. También es el tipo de sangre más raro (menos del 5% de la población lo tiene) Mezcla los beneficios del tipo A y el B. Puede consumir una dieta variada sin problema.

¿Qué comer?

Mariscos, pescados, lácteos, algas marinas, piña.

¿Qué no comer?

Carne roja, maíz, alcohol, cafeína, carnes frías.

Actividad física:

Tenis, escalamiento y yoga.

Anuncios

Dile adiós al estrés con estos snacks

Hay alimentos que te ayudan a calmar tu mente y hacer que las cosas se tranquilicen, siente felicidad con tan sólo comer estos seis snacks.

1. Plátano

El ácido fólico y vitamina B6, son esenciales para la producción de serotonina, que ayuda a mejorar tu estado de ánimo y quitar la ansiedad.

2. Camote

El camote es rico en vitamina B6 y potasio. Agrégale polvo de cúrcuma o jengibre para un toque anti-inflamatorio.

3. Garbanzo tostado con pimienta de cayena

El garbanzo, y otros alimentos de la familia de las leguminosas, están cargados de ácido fólico, hierro y zinc – todos los nutrientes que ayudan a combatir la ansiedad. Para darle una deliciosa vuelta al estrés, trata de asarlos con un condimento adicional (te recomiendo la pimienta de cayena que ayuda a acelerar el metabolismo). Así que si estás a punto de atacar a una bolsa de papas fritas, esta será una opción más inteligente.

4. Yogur griego con frambuesas

El calcio, el potasio y el magnesio se encuentran en los productos lácteos, lo que hace que esta combinación sea una bomba contra el estrés para el desayuno. Otra ventaja: una taza de frambuesas añade fibra, lo cual te mantendrá satisfecha por más tiempo.

5. Haba de soya con limón recién exprimido

Una excelente opción para el hambre de media tarde. Esta merienda es una rica combinación de fibra y proteínas gracias a la soya llena de magnesio y a la vitamina C del limón.

6. Aguacate y pan tostado

La combinación de aguacate y granos enteros proporciona un doble golpe calmante rico en vitaminas B. El aguacate es también una fuente de potasio, que controla la presión arterial y reduce los efectos físicos del estrés.

 

Aprende a controlar tus antojos

Cada que tenemos un antojo nos sentimos culpables y lo catalogamos como algo malo, cuando en realidad son señales que nos da nuestro cuerpo. Son una especie de focos rojos indicándonos que necesitamos más nutrientes, más agua o descansar un poco más. Estamos atrapadas en un mundo lleno de estrés y de cosas por hacer, por lo tanto, solemos tener hábitos nocivos para nuestra salud. Como por ejemplo, salir sin desayunar o simplemente tomar o comer algo súper ligero.

Las causas más comunes que provocan los antojos son la deshidratación, la falta de nutrientes, el paso de las estaciones, un recuerdo de la infancia, una conexión emocional o un desequilibrio en nuestro estilo de vida en general. Por ende, los antojos se presentan con más frecuencia cuando no estas estable en tus relaciones personales, no estás bien en el trabajo o tienes algún problema.

Aquí te dejo los pasos para que logres controlar tus antojos y encuentres el motivo principal del porque se dan.

Pregúntate: ¿Realmente necesito comer una hamburguesa o lo que necesito es un apapacho? ¿Quiero comer esa rebanada de pizza o me siento insatisfecha con mi relación? Comienza a crear conexiones entre lo que está pasando en tu vida y en cómo te sientes anímicamente con tus antojos.

Bebe un vaso de agua antes de satisfacer el antojo. Aunque no lo creas, muchas veces los antojos se relacionan con la deshidratación.

¿Descansas adecuadamente? Checa cuáles son tus horarios de sueño y cuánto es el tiempo que descansas, ya que el sueño ayuda a regular los niveles de hormonas grelina y leptina, que son las que te hacen sentir hambrienta y/o satisfecha.

El entorno también nos afecta muchísimo; es decir, el cambio constante de clima. Las diferentes estaciones del año nos hacen sentir antojos distintos, por ejemplo, en invierno requieres de bebidas calientes o comida caliente.

Aquí te dejo una tabla que te ayudará a saber lo que realmente necesita tu cuerpo cada que se te antoja algo.

  • Comida salada (snacks) = Lo que realmente necesitas son minerales. Te recomiendo que agregues a tu dieta sal marina, hojas verdes y vegetales de mar.
  • Bebidas como café o cerveza = Lo que realmente necesitas son alimentos amargos que te ayuden a hacer correctamente la digestión, como por ejemplo, verduras verde obscuro como el berro, la col rizada y acelgas.
  • Sabores intensos como la comida china = Lo que realmente necesitas son especies como el jengibre, pimienta y también debes integrar a tu dieta cebolla y ajo.
  • Comida picante = Lo que realmente necesitas son especies como hojuelas de chile, granos de pimienta y comino.
  • Antojos dulces como pasteles o galletas = Lo que realmente necesitas son frutas frescas, vegetales dulces como zanahoria y maíz.

No olvides escuchar a tu cuerpo para poder entender tus antojos. 🙂

Tácticas para que tu dieta sobreviva al fin de semana

De lunes a viernes te cuidas muchísimo y tu alimentación no tienen ningún problema, puedes seguir tu dieta e ir al gym tranquilamente, pero nada más llega el fin de semana y eres presa del deseo por consumir toda clase de alimentos engordadores. ¡Esto ya no tiene por qué ser un problema!

1. Levántate temprano para mantener tu rutina de ejercicios y no saltarte ninguna comida

Si te levantas tarde y no desayunas a la hora acostumbrada, automáticamente sentirás más hambre a la hora que desayunes-comas. Esto genera una descompensación innecesaria a lo largo del día y perjudicar los neurotransmisores que hacen que el hambre aparezca fuera de tiempo. Además, el metabolismo se ralentiza y aumenta la dificultad para perder peso. Regla número 1 para evitar esta caída: mantén los tiempos del fin de semana más parecidos a los de tu rutina de lunes a viernes. Si te sales del esquema en algún momento, retómalo tan pronto como sea posible.

2. Deja el daño en una sola comida

Sabemos que las ganas de comer todas las delicias en el fin de semana son muy grandes. En general, las personas abusan en una comida y, a partir de ahí, renuncian a toda la dieta y continúan saliéndose de la línea durante el resto del día. Si te saltas la dieta en una comida, no te la saltes en la siguiente y no dejes de comer, retoma tu dieta y continúa.

3. Mantente activa, incluso fuera del gimnasio

Para la salud y la pérdida de peso, es esencial mantenerse activa los fines de semana, pues la práctica de actividad física aumenta la producción de sustancias que proporcionan una sensación de bienestar. Esto hará que no busques esa compensación en los alimentos. Todo se vale: bicicleta, patinar, correr … Lo importante es no quedarse quieta.

4. ¿Fiesta? Ve con el estómago lleno

El truco de estos eventos es no excederse en las cantidades y saber compensar los alimentos. Un consejo es llegar a las fiestas sin hambre. Si te comes una fruta antes, por ejemplo, no vas a devorarte el plato y así vas a lograr un mejor equilibrio entre las cantidades. También, trata de no probar todo lo que ofrece la fiesta y modera las cantidades. No dejes de comer durante todo el día pensando que luego puedes comer más en la fiesta.

5. Llévate con calma las bebidas alcohólicas 

Las bebidas alcohólicas son muy calóricas e intoxican el cuerpo, sobrecargando del hígado y dificultando aún más la eliminación de toxinas y la pérdida de peso. Sin embargo, si bebes, ten cuidado con el tipo de bebida. La cerveza, por ejemplo, aumenta la fermentación del intestino y favorece la hinchazón abdominal. Las bebidas destiladas tienen un alto contenido de alcohol y tardan más en salir del cuerpo. El consejo es: consumir menores cantidades de alcohol e intercalarlas con agua. Por supuesto, evita beber con el estómago vacío, porque cuanto más se bebe, mayor es la intoxicación. Y eso va a obstaculizar todas las funciones de tu cuerpo, dejando el metabolismo más lento.

6. Al día siguiente, la vida sigue

Si por casualidad exageraste la noche (o el día entero) anterior, vuelve a tu rutina habitual y consume alimentos más ligeros en cantidades más pequeñas. Ve al gimnasio o haz ejercicio y compensa las calorías adicionales con la actividad física.

Los alimentos ideales para después de hacer ejercicio

Para estar totalmente saludables, no sólo basta con hacer ejercicio o alimentarse bien, aquí se necesita 50% y 50%. Si eres fan del ejercicio pero no te alimentas muy bien que digamos, ¡No te preocupes! Gama Blog se preocupa por tu salud y te dice siete alimentos súper buenos y efectivos para después de hacer ejercicio. No por nada los expertos dicen que se deben de ingerir carbohidratos y proteínas para recuperar energías después del ejercicio, regenerar el tejido muscular y construir músculo.

1. Pechuga de pollo

El pollo tiene una gran cantidad de proteínas, no te preocupes por las calorías ya que es un alimento bajo en ellas. Te recomiendo lo cocines a la plancha, te ayudará muchísimo a recuperarte después del ejercicio.

2. Almendras

Los frutos secos son excelentes para después de ejercicios cardiovasculares y ayudan a regular el colesterol. Ojo: No tienen que ser fritos.

3. Yogurt

Los lácteos ayudan a recuperar las fibras desgarradas por el ejercicio, procura consumirlos bajos en grasas.

4. Plátano

Esta fruta es rica en proteínas, sodio y potasio, ayudándote a restablecer tu cuerpo después del ejercicio. De igual manera, tiene un alto contenido de vitaminas y azúcares.

5. Carne magra

El pavo, el conejo y algunos cortes del cerdo y la ternera son las denominadas carnes magras. Son ricas en proteínas y bajas en grasas.

6. Agua

Es importantísimo que bebas agua antes y después del ejercicio.

7. Pan integral con queso fresco

Es perfecto tras finalizar el entrenamiento ya que aporta hidratos de carbono que permiten recuperar el gasto de glucógenos.

Imagen: adelgazarconsalud.net

Beneficios de la semilla chia

Las semillas de chia son denominadas un “súper alimento” y con esto me refiero a que contiene una mayor cantidad de nutrientes que otros alimentos comunes, incluyendo vitaminas, minerales, antioxidantes y fitonutrientes. Son además una excelente fuente de fibra y antioxidantes, calcio, proteínas y ácidos grasos omega 3 (ácido alfa-linolénico) ALA de origen vegetal.

Beneficios

  • Si estas en una dieta para reducir kilos, la chia te ayudará muchísimo a disminuir tu peso.
  • Es un alimento ideal para los atletas.
  • Es perfecta para mezclar con cualquier alimento y hasta con el agua.
  • Reduce los antojos y nos hacen sentirnos satisfechas más rápido, debido a que absorben 10 veces su peso en agua, formando un gel voluminoso que es el que produce la sensación de saciedad.
  • Cuando las semillas de chía se combinan con líquido (como agua, leche, zumo o yogur), forman un gel debido a la fibra soluble que contienen, lo que nos ayuda a sentirnos llenos por más tiempo y también a retrasar el aumento de azúcar en la sangre.

El sabor de las semillas es ligero y agradable y se puede usar en todo tipo de recetas, salas, panes, batidos y postres. ¡Puedes cocinar lo que quieras! Es un alimento muy versátil y su precio es muy accesible a pesar de que puede parecer caro comparado con otras semillas y frutos vale la pena que lo consumas.

Ahora que ya sabes los beneficios de estas mini semillas no esperes más y agrégala a tu lista de alimentos saludables obligatorios.

Sopas instantáneas

SopasInstantáneasNuestras tareas diarias hacen que las horas y el día se conviertan en un tiempo reducido para realizar en su totalidad la extensa lista de pendientes que abarcan nuestra agenda, y muchas veces tenemos que realizar múltiples actividades a la vez, entre ellas comer y trabajar; es por eso, que la mayoría de veces preferimos consumir algo rápido y que nos permita seguir con nuestras labores. La comida instantánea es una de las infinitas opciones que existen; sin embargo, consumir este tipo de “alimento” puede causar daños graves en la salud.

De acuerdo a un estudio realizado en la Universidad de Harvard, los fideos instantáneos causan alteraciones y cambios en el metabolismo, que se relacionan con enfermedades cardiacas y accidentes cardiovasculares. Éste es un alimento altamente procesado que carece de valor nutritivo ya que cada porción contiene un alto nivel de carbohidratos, sodio y otros aditivos alimentarios; además, es bajo en fibra, vitaminas y minerales. Los alimentos con un alto nivel de sodio pueden causar hipertensión, enfermedades del corazón, derrame cerebral, daño renal, niveles elevados de azúcar en la sangre, diabetes, entre otros problemas.

Se llevo a cabo un estudio en Corea del Sur, denominado el país a nivel mundial que más consume sopas instantáneas, se registro en el año 2010 la cantidad de 3.4 mil millones de paquetes. Durante el estudio se analizó la dieta y salud de aproximadamente 11,000 adultos. Mujeres que comían fideos al menos dos veces por semana corrían el riesgo de padecer un síndrome metabólico, independientemente del resto de su alimentación y del ejercicio físico que realizaban. Los científicos apuntaron que la asociación entre esta comida rápida y el desarrollo del síndrome metabólico, se limita a las mujeres debido a las hormonas sexuales y el metabolismo.

Contras que tiene este tipo de alimento

1.- Absorción de nutrientes que inhiben la capacidad de los niños menores de cinco años para absorber adecuadamente los nutrientes.
2.- Afectan al desarrollo fetal.
3.- Te hace propenso al cáncer.
4.- A largo plazo afecta al metabolismo por la acumulación de productos químicos y tóxicos.
5.- Contiene “glutamato sódico” sustancia que absorbe el cuerpo fácilmente y se acumula en el corazón, hígado y riñones.
6.- Daña el sistema digestivo.

La mayoría de estos productos contienen “glutamato monosódico”, que es un aditivo para dar más sabor a los alimentos industrializados. En los años 60s se utilizaba glutamato puro, mismo que se retiró del mercado por ser altamente cancerígeno, actualmente se mezcla con otros aditivos para sazonar este tipo de alimentos, y que “aparentemente” no causa tanto daño. Los científicos encontraron que este aditivo tiene un efecto tóxico en las células nerviosas y que favorece a la obesidad y esterilidad y que aún pueden provocar cáncer.
Se descubrió que al calentar la sopa en su contenedor e introducirla al microondas, el material que la contiene está hecho de polietileno, mismo que suelta dioxinas que son las toxinas que provocan el cáncer.

Cuidado con el mercurio que te comes

CuidadoConElMercurioQueTeComesEn los últimos siglos el nivel de mercurio en los océanos se ha triplicado como consecuencia directa de la actividad humana. Acciones como la quema de combustibles fósiles y la minería de oro y carbón son las principales causas del incremento de este metal en las aguas oceánicas que, desde el inicio de la Revolución Industrial ha aumentado 3.4 veces más.

El mercurio es un elemento que existe en diversas formas naturales, como en la corteza terrestre, puede provenir de la actividad volcánica, la erosión de las rocas o, como se mencionó anteriormente de la actividad humana. Una vez depositado en el agua, este elemento se transforma en metimercurio que es una potente neurotoxina que se acumula en los peces y en los animales salvajes marinos, así como también en los humanos que los consumen. Es importante mencionar que los peces grandes tienen la posibilidad de presentar niveles elevados de mercurio por haber ingerido peces pequeños que a su vez habrán ingerido plancton.

Nosotros estamos expuestos al mercurio en diversas circunstancias, esto sucede principalmente por consumir pescado y marisco contaminado o cuando hay una exposición directa, como el caso de algunos procesos industriales.

El riesgo a la exposición de mercurio no es un tópico nuevo; ya que hace 60 años en Minamata, una ciudad ubicada en Japón algunos habitantes presentaron síntomas fuera de lo común, como por ejemplo, falta de coordinación motriz e insensibilidad en manos y piernas, perdida de visión, audición y en algunos casos, parálisis e incluso la muerte. Las investigaciones arrojaron que el envenenamiento se debía al metimercurio. Actualmente se conoce como “enfermedad de Minamata.”

La Organización Mundial de la Salud destacó al mercurio dentro de los diez grupos de productos químicos con mayores repercusiones en la salud; empero, a nivel mundial no se ha avanzado en la regulación del mismo. El año pasado, después de cuatro años de deliberación, 140 países firmaron en Japón la convención de Minamata, encaminada a reducir el uso del mercurio. No obstante, ésta no comenzará a implementarse sino hasta el 2016.
Ingerir pescados y mariscos contaminados es preocupante si se consideran las cifras recientes emitidas por la Organización de las Naciones Unidas para la alimentación y la agricultura, indicando que el consumo per cápita de pescado se ha disparado de los 10 kg en la década de los 60´s a más de 19 kg en 2012; ya que el pescado representa hoy en día casi el 17% de la ingesta de proteínas de la población mundial, porcentaje que en algunos países costeros e insulares puede superar el 70%.

Recientemente se realizó un reporte por la Comisión para la Cooperación Ambiental (CCA), integrado por autoridades de México, Estados Unidos y Canadá, en el cual se tomaron muestras de peces en tres Estados de la república, las cuales arrojaron que las especies rebasan los niveles permitidos de éste material. Sonora, Veracruz y Sinaloa son los estados con mayor riesgo ya que sobrepasan la norma de .25 partes por millón de mercurio en especies como el bagre, el jurel toro y la barracuda mexicana.

El estudio se efectúo en nueve estados costeros del país, en 17 regiones y en 13 especies diferentes. La Organización Mundial de la Salud informó que las consecuencias que este material químico trae para el organismo pueden ser fatales, dañando el aparato digestivo, pulmones y riñones, así como también temblores corporales, insomnio, pérdida de memoria, efectos neuromusculares, cefalea, disfunciones cognitivas y motoras; además de deformaciones en fetos.

En el caso de nuestro país no existen estudios suficientes para determinar la cantidad de mercurio en las especies. Se ha comenzado con la elaboración de un informe que reúna la información necesaria para complementar datos sobre las concentraciones de mercurio en peces y así, aplicar una estrategia regional para el monitoreo de sustancias tóxicas, esta información servirá para abordar los riesgos que supone el consumo de pescado contaminado.

¿Qué podemos hacer para reducir los riesgos asociados a la exposición de mercurio?

• Estar informados acerca de qué tipo de pescado se encuentra entre los menos contaminados, por ejemplo, las almejas, la merluza y la sardina están dentro de los menos infecciosos. El bacalao, la langosta, la trucha marina o corvina contienen un nivel moderado de mercurio; mientras que el mero, la lubina y el atún se encuentran altamente contaminados.

• Eliminar gradualmente el uso de productos que no son básicos y que contienen mercurio, como: los focos, amalgamas dentales, blanqueadores de la piel y otros cosméticos y productos farmacéuticos, para ello es importante revisar la lista de ingredientes que contiene.

• Unirnos a nivel mundial y social para eliminar la quema de combustibles fósiles y la minería de oro y carbón, que quizá sean actividades necesarias; sin embargo, se puede llegar a un acuerdo para la regulación de las mismas.

Ahora que ya conoces un poco más acerca de lo dañino que es este componente químico, te recomendamos que tomes las precauciones necesarias para evitar daños permanentes en tu salud y en la de tu familia.

¡Lunes sin Carne!

LunesSinCarneHoy en vida saludable vamos a retomar los propósitos de año nuevo ¿Cuántos has cumplido hasta ahora? Ya estamos en marzo, el tiempo se va volando y aún estás a tiempo para retomar aquellos propósitos que no has empezado a cumplir. Te voy a recomendar un propósito semanal con mucho potencial a ser cumplido que te puede ayudar a ser más saludable y también a beneficiar a los animales y al planeta.

¡Lunes sin carne! Así es, lunes sin carne es un movimiento a nivel mundial que consiste en reemplazar un día a la semana productos de origen animal por productos de origen vegetal. En nuestro país es facilísimo llevar a cabo el lunes sin carne; ya que contamos con una variedad inmensa de frutas y verduras a precios accesibles y disponibles en súper mercados y restaurantes.

En México y al rededor del mundo se están sumando a este movimiento, gracias a los beneficios que este trae consigo para la salud, los animales y el medio ambiente. Realmente se siente excelente poder comenzar la semana sabiendo que estamos haciendo la diferencia.

– Tu salud. Según la Organización Mundial de la Salud, reducir el consumo de productos animales ayuda a prevenir enfermedades del corazón, la diabetes, el cáncer y la obesidad. La Asociación Americana del Corazón apoya las dietas que hacen énfasis en los alimentos a base de verduras y sugiere utilizar el “Lunes sin Carne como una oportunidad para comer balanceado”.

– El medio ambiente. La cría de animales para el consumo humano genera impactos ambientales devastadores en todo el mundo. Como te imaginarás, mantener a tantos animales implica el uso de enormes cantidades de agua y de grano, y es uno de los mayores contribuyentes a los problemas ambientales más graves, como la contaminación del aire, del agua y la deforestación. Todos podemos reducir nuestra huella ambiental al comer más alimentos de origen vegetal un día a la semana.

– Los animales. Nos dan bastante y merecen un mejor trato. Miles de millones de animales en la producción de alimentos son criados en granjas industriales donde, a menudo, son hacinados en jaulas y cobertizos sin ventanas. Nunca salen al aire libre o ven la luz del sol. En México, por ejemplo, la mayoría de las gallinas ponedoras de huevo y las cerdas reproductoras pasan prácticamente toda su vida en jaulas, donde apenas se pueden mover.

Sin importar cuál de estos motivos te parezca más relevante, dale una oportunidad al lunes sin carne. Es una acción simple con un impacto enorme, y una gran manera de comenzar la semana, sabiendo que estás haciendo algo bueno para ti y para los demás.

visto en: http://www.estoespurpura.com