Archivo de la etiqueta: orgasmos femeninos

Razones por las que no puedes llegar al orgasmo

Los orgasmos son el mayor movimiento social. Promueven guerra, promueven paz, promueven industrias millonarias como el porno y la moda. Son generadores de altas expectativas en el amor y son un terremoto en nuestro interior cuando nos encontramos más débiles.

Las mujeres fuimos bendecidas con el don de experimentar más de un orgasmo; sin embargo, no te imaginas la cantidad de factores que influyen en nosotras y que nos impiden sentirlos. Si solías tener más orgasmos que preocupaciones y ahora es al revés, aquí te dejo una lista de cosas que podrían estar provocando la falta de ellos.

  1. Pasar la mayor parte del día sentada. Lo mejor que puedes hacer, mi querida Godínez, es levantarte de tu lugar por periodos de tiempo determinados para que te muevas un poquito. Cuando los músculos pélvicos pasan mucho tiempo contraídos, las respuestas a ciertos estímulos tardan en llegar o simplemente no se presentan.
  2. Usar tacones demasiado altos. ¡Es por eso que los odio! Ya sé que a ti te encantan y son súper sexys y todo eso, pero el arco del pie al usar tacón, es similar a la posición de la pelvis cuando se tienen un orgasmo. Así que, entre más tiempo los uses, los músculos se mantendrán más contraídos. El resultado será que el cuerpo no podrá darse cuenta al momento de un encuentro sexual, si estas usando tacones o teniendo el mejor orgasmo de tu vida.
  3. Consumir bebidas alcohólicas y gaseosas.
  4. No hacer ruido. Tampoco se trata de superar los ruidos de las películas porno, pero es horrible tener sexo con alguien que no hace ni el mayor gesto y mucho menos un ruido que indique que está disfrutando. El sexo es una experiencia sensorial que tiene que sentirse y expresarse por todos los puntos posibles. Lo mejor es dejarse llevar y que el cuerpo hable por si solo.
  5. ¡Mastúrbate! ¿Cómo podrás explicarle a alguien lo que te gusta si tú no lo sabes?
  6. Ansiedad y estrés. ¡Relájate! Y pídele a tu compañero que te ayude con un buen previo. LOS PREVIOS SON MUY IMPORTANTES, SIEMPRE Y CUANDO NO DUREN DOS SIGLOS.
  7. Tu compañero no es el adecuado. Hay veces que la compatibilidad sexual es nula o simplemente hay cosas que no se acomodan y no logran entenderse en la cama. Si es así, chequen que es lo que está fallando y si es posible, soluciónenlo. El sexo debe de ser algo fluido y natural.

Anuncios

La verdad detrás de los gemidos femeninos

Estas conclusiones pueden desilusionar a más de un lector, principalmente aquellos que piensan que nuestros gemidos tan placenteros son el resultado de su buen desempeño sexual. Lamentablemente no en todos los casos es así, pero tranquilos, no nos culpen ya que esto se lo deben a un estudio realizado en la Universidad de Central Lancashire y de la Universidad de Leeds, en Inglaterra.

Los científicos apuntaron que la mayoría de las mujeres que gimen, lo hacen no por placer sino para hacer creer a su pareja que han alcanzado el clímax o para acelerar el orgasmo masculino.

El estudio del que se obtuvieron estas polémicas conclusiones fue realizado a 71 mujeres heterosexuales con edades comprendidas entre los 18 y 48 años, y sexualmente activas una serie de preguntas relacionadas con el tipo de expresiones y sonidos emitidos durante el acto sexual. Los doctores Gayle Brewer y Colin Hendrie quisieron saber por qué las mujeres recurrían a estas vocalizaciones y en qué momento del acto sexual decidían emplearlas.

Así las cosas, los resultados no resultaron muy halagadores para los hombres, ya que se evidenció que cuatro de cada cinco mujeres apelaban a fingir estos gemidos, por lo menos la mitad de las veces en que no podían llegar al orgasmo.

Esto no fue lo único que arrojó la investigación; sino que también, se dijo que los falsos gemidos y ciertas palabras de ánimo son con el propósito de acelerar el proceso sexual, sobre todo, por la fatiga, aburrimiento o diversas molestias, pero nada relacionado con el placer sexual. ¿Qué tal? Digo, no es que siempre sea así, pero algunas veces muchachitos tardan mucho en terminar, así que tenemos que ayudarles un poquitito.

Lo más sorprendente es que se tiene la falsa idea de que los escarceos sexuales (faje, pre o como quieras llamarlo) son los que tienen la última palabra en muchos orgasmos femeninos, dejando de lado el acto sexual propiamente dicho.

¿Qué opinas? ¿Alguna vez has fingido un orgasmo? ¡Comparte con Gama! 🙂

226: El número de orgasmos que puede experimentar una mujer…

La multiorgasmia es uno de los “dones” que la vida nos dio a nosotras las mujeres, sabemos que podemos alcanzar muchísimos orgasmos en tan sólo un encuentro, lo que los hombres son incapaces de hacer. Podrán existir infinidad de artículos que hablen del número de orgasmos que una mujer puede llegar experimentar, incluso la ciencia ha realizado estudios donde se arrojan cifras. Hace dos años aproximadamente, se publicó un estudio que dio resultados sorprendentes. La noticia fue publicada el 9 de agosto del 2013 por el portal DELF y RCN Radio, dando una cifra que dio la vuelta al mundo: 226. No obstante, la mejor conclusión que podemos sacar de todo es la siguiente:

El número de orgasmos dependen de ti y de tu pareja.

¡Así de sencillo! Olvídate de estar horas concentrada en tener más de dos orgasmos y de someter a tu pareja a arduas jornadas sexuales con tal de que pueda hacerte sentir aunque sea “poquito” un tercer o cuarto orgasmo. No midas el placer, no le pongas una cifra, mejor, disfruta muchísimo. El número de orgasmos que puedes llegar a experimentar corren por tu cuenta y por la de tu pareja, influyendo el nivel de excitación, de fantasía y ¿porque no? De amor. ¡No hay límites!

Orgasmo femenino: Universo infinito

El orgasmo es subjetivo y para saber si se ha experimentado un orgasmo, es necesario plantear la siguiente pregunta: ¿He tenido un orgasmo? Si al contestarse con toda honestidad tienen la certeza de que sí, efectivamente lo han vivido; pero si dudan, seguramente ha sucedido lo contrario.

Ahora bien, considero importante enfatizar los siguientes puntos que desmitifican el orgasmo femenino. Estos son:

Seguir leyendo…

Los mejores orgasmos: El beso de Singapur

Olvídate de disfraces, cremas, esposas, vibradores, aceites y lugares para aumentar el placer a tu vida sexual. Hoy Gama te presenta una técnica que no necesita de mucho para llegar al placer.

El beso de Singapur…

Es una técnica en la que la mujer utiliza la vagina para estimular el pene, como si lo estuviese succionando. La vagina produce un efecto similar al de la boca durante el sexo oral. En vez de moverse y envestir a la pareja, esta se queda quieta y la mujer utiliza el músculo pubocoxígeo para estimular la erección masculina, lo que provoca orgasmos más intensos para él y para ella.

Cabe aclarar, que no es una técnica sencilla, ya que pocas son las mujeres que nacen con esta habilidad y muchas otras tienen que entrenarse para conseguirlo. La posición ideal para efectuarla es donde la mujer se sitúa arriba del hombre, ya que ella llevará el ritmo y la intensidad del encuentro sexual, también puede practicarse de lado.

Es necesario que el hombre se encuentre totalmente pasivo, debido a que este tipo de movimiento debe de ser sutil. Es súper importante que la vagina se encuentre dilatada y humedecida para facilitar sus movimientos y toda la responsabilidad recae por única vez en la mujer, por el control rítmico. La mujer puede llegar a experimentar los tres tipos de orgasmo: vaginal, clítoris y el menos común orgasmo de útero.

No te preocupes si no lo logras a la primera, aquí te dejo algunos ejercicios. ¡You can do it!

Ejercicios para reforzar la vagina

En menos de cinco meses dominarás el beso de Singapur…

  • Debes practicar al menos una hora al día.
  • Estos ejercicios incluyen los que se relacionan con el control de los músculos pélvicos, son los mismos que evitan que la orina se escape.
  • Contracciones, apretar, empujar y otros movimientos realizados de manera consciente cuentan como parte del entrenamiento.
  • El ejercicio más popular se llama “Kegel.”

¿Cómo se hacen?

  1. Fingir que quieres orinar y debes contenerte.
  2. Relaja y aprieta los músculos que contienen la orina.
  3. La próxima vez que vayas al baño, comienza a orinar y para, percátate de los músculos que se contraen. Si los sientes firmes, has hecho el ejercicio correctamente.
  4. Si no crees estar apretando los músculos correctos, introduce un dedo a tu vagina, aprieta y suelta. Debes sentir que los músculos se tensan y se desplazan hacia arriba y hacia abajo.
  5. Realiza este ejercicio tres veces al día.
  6. Mantenlos apretados y cuenta de 6 a 8.
  7. Relaja los músculos y cuenta hasta 10.
  8. Al realizar el ejercicio, tienes que estar súper relajada.

Fuentes:

http://www.elconfidencial.com

http://www.nlm.nih.gov

Imagen:

www.eleanorigby.com